Monday, August 25, 2014

EL SECTOR SOCIAL

La visita de Andrés Manuel López Obrador esta última semana de agosto de 2014, a la región sur del estado de México, ha dejado varias declaraciones que deben ser  comentadas ampliamente entre la población sureña. Dijo el Peje que “esta desatada la violencia en el Estado de México: según cifras oficiales se comenten seis homicidios diarios más secuestros y otros delitos graves….”  Y en su cuenta de facebook, agregó que “En Luvianos expresé que no se puede apagar el fuego con el fuego”
Y es que –dice Andrés Manuel- “Desde hace años venimos diciendo que la crisis de inseguridad y violencia se originó por la actual política económica. Hemos dicho que si no hay crecimiento económico, como no ha habido, de 1983 a la fecha, no se generan empleos, no hay bienestar ni puede haber tranquilidad y paz social… En Los Pinos se están robando 400 mil millones cada año. Por eso no hay empleo no hay oportunidad para los jóvenes”
En otra parte de su discurso, AMLO  recuerda y advierte queLa paz y la tranquilidad son frutos de la justicia. Por eso, es imprescindible cambiar el régimen y la política económica” Pero de todas las piezas de oratoria que pronunció Andrés Manuel López Obrador, en su visita a la tierra caliente, la que más nos debe preocupar, me parece a mí, es la que señala que “México vive una depresión colectiva por pobreza y desigualdad”
Con una cauda de muertes criminales, superior en los primeros 20 meses de gobierno de Peña Nieto a los de Felipe Calderón; con el Dr. Mireles encarcelado en Sonora, se dice que a solicitud expresa del gobierno norteamericano; con una sociedad corrompida por los vicios yanquis, el sueño ofrecido por los Amos gringos, que solo franquean el paso de los trabajadores necesarios y suficientes para garantizar mano de obra allende el Bravo; somos testigos impávidos de la barbarie contaminante y expoliadora de Compañía Minera México, un auténtico depredador industrial que contamina y mata la vida de los ríos y arroyos en Sonora, igual y como lo hace en Temascaltepec la Mina de la Albarrada. Frente a una ofensiva en los medios de comunicación abiertamente mentirosa, arrolladora, demagógica: “hay que ponerse unos corchos en los oídos” advierte jocos el mismo Peje, aunque la realidad es que resulta imposible impedir que la gente caiga seducida por el engaño, embelesada por la mentira, vencida por la psicosis que le mata de miedo y que así pierde la humanidad, la inteligencia, la alegría, la orientación y el sentido de vivir.
Porque los síntomas que se observan en la locura desatada son muchos y variados. Es el optimismo exultante entre la población de Temascaltepec, celebrando anticipadamente el retorno de los Amos que “van a abrir otra vez todas las minas” “¡Véngase para acá otra vez!” Me dicen Rafa, Joel, Toño, Don José, Sergio, los que se imaginan que volverán aquellos tiempos donde la población de Temascaltepec la constituían los “caporales” que manejaban los intereses de los Amos (aztecas-españoles-ingleses-alemanes-yanquis), que ordenaba a los indios,  para trabajar de peones.
Pero hay otros síntomas de locura demencial, de tristeza infinita, como las largas filas que esperan en diferentes establecimientos en la Ciudad de México, turno para que le pongan una calcomanía a una lata de Coca Cola con “su nombre”. Pero sin duda que el súmmum de la estupidez generalizada ha sido la reunión que se llevó a cabo el pasado domingo 25 de agosto, en el palacio de los Deportes del DF, convocada por la “Red Jóvenes por México”, que es el nombre del sector encargado de cooptar a la juventud nacional idiota, en cada entidad, municipio, pueblo, ranchería, para el PRI.
Y me detengo para insistir que la palabra idiota la uso en el sentido etimológico y original, la que designaba aquellos miembros de las comunidades que no participaban de la cosa pública, que no sabían o no querían discutir en el Ágora los asuntos de gobierno y se apartaban para recluirse exclusivamente a lo que para ellos, los idiotas, eran sus asuntos privados. Decían que no eran políticos o como mugen ahora, son “apolíticos”.
Es momento de recordar la clasificación social del italiano Carlos María Cipolla (1922-2000) que cita Fernando Savater en su Diccionario Filosófico, donde distingue cuatro categorías morales en los actos humanos: hay los buenos o sabios, cuyos actos logran ventajas para sí mismo y para los demás; están los incautos, que son los que quieren obtener beneficios propios y en realidad colaboran para otros; luego siguen los malos, los que hacen daños a los demás con el fin exclusivo de beneficiarse el mismo; y por último aparecen los estúpidos, que pretendiendo ser buenos o malos, sin distinguir, siempre resulta que perjudican a los demás y así mismos también.
Dice Cipolla que “los numerosos males que nos aquejan, tienen por causa la actividad incesante del clan formado por los máximos conspiradores espontáneos contra la felicidad humana: a saber, los estúpidos”. Son los encantados con el PRI y que encuentran espacios para desatar sin límites su condición de estupidez.
En el sur del estado de México, hay muchos estúpidos agrupados  en  membretes (¡“que ayudan a la gente”! sic), que son testimonios fehacientes de lo que digo, y me apoyo en Anatole France, para subrayar que “el estúpido es peor que el malo, porque el malo descansa de vez en cuando, pero el estúpido jamás” Y ya ofrecen empleo a los jóvenes incautos  y los invitan a festivales y se aprovechan de sus miedos y miserias personales, conspirando, mal educando, con gran activismo, estúpido, siempre con recursos públicos y programas sociales: estúpidos y delincuentes electorales.
Por fortuna y aunque parezca extraño o difícil de creer, en tiempos de estupidez generalizada, que se contagia como el virus de moda, el del ébola, existen alternativas políticas y modelos económicos diferentes al de la corrupción, simulación y demagogia neoliberal: se llama Sector Social y es una parte fundacional de México. Es el que conforman los agentes que comparten el trabajo y la propiedad de manera organizada. Son los ejidos, las comunidades agrarias, los sindicatos, es la organización vecinal, las “tandas” y cajas de ahorro, pero el que representa mejor esta forma de propiedad, que no es ni pública ni privada, es el cooperativismo.
“El cooperativismo en México tiene profundas raíces históricas. A principios del siglo pasado las organizaciones cooperativas tuvieron una importante participación en la política nacional. La fundación de la Caja Popular Mexicana, merced a los esfuerzos, entre otros de Vicente Riva Palacio, Ignacio Manuel Altamirano y Filomeno Mata ayudo a propagar y establecer sociedades cooperativas de productores y de consumo en toda la República. Durante el periodo revolucionario el movimiento cooperativista se manifestó especialmente en grupos que luchaban inspirados por el pensamiento de los hermanos Flores Magón.
Así, en la constitución de 1917 se hace referencia a las sociedades cooperativas en artículos esenciales a la Carta Magna, como el 28 y el 123, que establecen que las cooperativas no serán consideradas monopolios y su objetivo será de utilidad social y no necesariamente de lucro. No obstante, con excepción del gobierno de Cárdenas y más tarde, en el periodo de gobierno entre 1970-1980, la importancia económica de las cooperativas ha sido reducida, tanto en su contribución al Producto Interno Bruto, como en la generación de empleo.
Las cooperativas son formas de organización social del trabajo. Son conocidas las sociedades de este tipo que han sobresalido por sus resultados: por ejemplo las cooperativas pesqueras, a las cuales la ley les reservaba la explotación exclusiva del camarón y de otras siete especies marinas, entre ellas la tortuga, el abulón y el ostión; las de la industria editorial, como los periódicos La Prensa y Excélsior; la que formaron los trabajadores de los desaparecidos Ferrocarriles Nacionales o en la industria refresquera, la Pato Pascual; pero quizás la más importante sea la de Cementos Cruz Azul, máxime por participar en un mercado donde Cementos Monterrey, Apasco y Tolteca dominan ampliamente el mercado nacional. Con un 15% de participación de la industria cementera, Cruz Azul se distingue de las competidoras por la calidad de su producto, por las estupendas instalaciones, limpias de toda contaminación, por las buenas condiciones generales de todos los que ahí laboran” (Cartas Mexiquenses pág. 66)
Existe, por fortuna un caso paradigmático que también puede mencionarse en este ensayo, es el de Marinaleda, un municipio sevillano que en España se ha organizado con una ideología clásica de izquierda. La tierra es para quien la trabaja, "Marinaleda una utopía hacia la paz". Con salarios para todos los trabajadores, sin importar cuál sea su puesto,  de 47 euros por jornada, seis días por semana, a razón de 1.128 euros al mes por 35 horas semanales. Lo que equivale a $19,740 al mes, en tanto en México  el sueldo mínimo mensual equivale a $1,950 (111.50 euros), con jornadas de 48 horas, oficialmente.
Con el uso consciente del ayuntamiento como herramienta política de transformación social, este Municipio, muy criticado por unos, admirado por muchos, y aquí debo confesar que me enteré de este experimento social,  a través de uno de mis artistas favoritos, Joaquín Sabina, partidario absoluto de vivir de esta manera: con servicios sociales de primera calidad y de bajo costo para la población: son la Casa de Cultura, alberca, guardería infantil, hogares para pensionistas, con el compromiso de que nadie pague más de 15 euros ($255) de renta o de letra de pago por una casa y con una institución olvidada en México, la Escuela Taller que además de enseñar a pensar y a hablar, capacita a los habitantes de este poblado español en albañilería, electricidad, fontanería, carpintería metálica, agricultura ecológica, que te hace un ciudadano útil –la inteligencia es corporal- en vez de las capacitaciones para el consumismo y esclavitud vía “tablets”, tan de moda en México.
Es Marinaleda que ha logrado un alto índice de desarrollo y prácticamente, el pleno empleo para toda su población. El desarrollo de un modelo económico alternativo al capitalista con unos resultados notables, donde, es requisito que el Presidente Municipal, igual que el resto de los miembros del ayuntamiento, no perciba sueldo ni salario alguno. No hay secretaria del alcalde o de alcaldía, no hay policía dependiente del ayuntamiento, no hay ningún consejero político o responsable de prensa. Los únicos universitarios que trabajan en el ayuntamiento de Marinaleda son el secretario municipal y el técnico de la administración general.

Gobernar en Marinaleda es un honor y un compromiso ético fuerte de todos los implicados en la organización, que respalde las ideas que les mueven. Por ello: Todos los cargos son elegibles y revocables por la asamblea general del pueblo. Cualquier persona que ocupe alguna responsabilidad deberá ser el primero a la hora de la lucha y los sacrificios y los últimos a la hora de los beneficios. En Marinaleda, se considera que el dinero debe ser un instrumento de solidaridad y libertad y nunca un botín para enriquecimiento particular de nadie

Thursday, August 14, 2014

NUESTRO TIEMPO

Voy a usar este título en vez de nombrar a este ensayo Michoacán, o mejor Estado de México o el más preciso, Sur del estado de México. Pero prefiero usar la información conocida, editada cuidadosamente, con filtros, actualizada, de los acontecimientos conocidos y los no tan conocidos que asolan a la entidad vecina.
Es usar el sarcasmo “se lo digo a Juan para que me escuche Pedro”. Es hablar de la República Mariguanera, (revista emeequis  no. 260 agosto 2011) merecidamente ganadora del Premio Internacional de Periodismo Rey de España, para los autores Humberto Padgett y Dalia Martínez. Es leer La Tierra Narca (2012)  de Francisco Cruz, es revisar las entradas en el blog Nuestro Tiempo, de este último y Miguel Alvarado, además de otros colaboradores.
Quizás sea mejor referirse a los episodios sangrientos que se conocieron en la historia internacional como “El Terror”, el periodo de cambios posteriores a la Revolución Francesa (1789) y que se impuso con el propósito de consolidar el nuevo régimen y eliminar a los que se le oponían, incluyéndose, así lo constata la historia, a ellos mismos, los que alentaron, justificaron y promovieron el Terror. Se llamó Comité de Salvación pública al cuerpo colegiado de diez o doce integrantes, encabezado por Maximiliano Robespierre, quien señalaría: “El terror no es más que la justicia rápida, severa, e inflexible”
La demencia con que se aplicaron medidas para salvaguardar las conquistas Revolucionarias, y con el fin de eliminar las amenazas organizadas por los contra revolucionarios, fue de una crueldad nunca antes vista. La guillotina que cercenara las cabezas de Luis XVI y María Antonieta, cayó sobre  miles de ciudadanos franceses inocentes, víctimas de las denuncias que como el actual 088, eran suficientes para condenar y ajusticiar a los indiciados. Entonces, se colocaban buzones cerrados y con carácter anónimo, -como invita el gobierno mexicano- se recogían los nombres y se justificaba que era por razón de estado. Como sucede aquí y ahora con los videos, las denuncias que cumplen con los encargos del Terror, del horror, las visitas forzosas al “Cerro”, los políticos filmados y aterrados, incluso, se menciona, con insistencia, que existe un video de Luis Videgaray Caso, solicitando explícitamente a la “Tuta” un apoyo en efectivo, para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto. “Cuando el rio suena es que agua lleva”
En Francia, la tiranía de las mayorías con base en el terror, tuvo una duración de aproximadamente un año. La consolidación de la primera República nunca pudo lograrse plenamente y, en su camino fueron cayendo uno a uno los Girondinos (los grupos moderados y partidarios del federalismo), los Jacobinos (los más radicales, los más revolucionarios, los más violentos) cayeron Danton y Desmoullins, no sobrevivieron los termidorianos (todavía republicanos pero conservadores) ni siquiera se salvó de ser devorado por ese monstruo culpígeno, que acosa, que lleva a la muerte que enemista, que mata, hermanos contra hermanos, el mismo Maximiliano Robespierre, decapitado, como todos. Igual que el Rey.
En Francia, luego, regresaron los realistas que nunca se habían ido, como sucedió en México con el PRI. Sobrevivieron los políticos que como Fouché pasaron del jacobinismo más radical, al bonapartismo recalcitrante, del conservadurismo al libertinaje, de la revolución a la aristocracia realista. Como en México, entre quienes no distinguen, ni les importa ser del PRI o del PRD o del PAN. Son modernos Fouches en México, Javier Lozano, los Gobernadores Mario López y Moreno Valle, “los chuchos”  Jesús Zambrano y Jesús Ortega y hay miles más, es el estilo de la corrupción absoluta, el poder absoluto.
En Michoacán los antivalores dictan el comportamiento casi animal del ser humano acentuado en los tiempos de crisis y finalmente se instalan como los modelos ejemplares de conducta. Nadie es nada si no obtiene dinero y, con él, poder. Si no hay para comer de nada sirve el conocimiento. Algo falla y también cualquiera puede comunicar, convertirse en fedatario de lo que observa. Pero una cosa es mirar y otra poder narrar, entender lo que se mira.
No sé si tenga los elementos para entender a Michoacán, es una historia de siglos, son culturas que se integraron de una manera particular a la religión de los Conquistadores. Pero si puedo asociar libremente y como en un diván de analista traer a mi mente las imágenes del Padre Marcial Maciel, de la Gran Familia de Mama Rosa; es la doctora en ginecología que se auto secuestró, mutiló y amenazó a sus compañeros, para intentar forzar a su novio a volver con ella; es, ¡claro! Martha Sahagún, casos patológicos, exclusivos solamente en Zamora, el bastión conservador del PAN en Michoacán.
Veo al defenestrado Gobernador Vallejo, frankesteiniano, declarando no saber que Jesús Reyna su jefe de campaña política, Secretario de Gobierno, dos veces Diputado, pertenecía al grupo criminal dominante, ni que su hijo el “Gerber” haya estado reunido –lo levantaron aún alcanzo a declarar- y pactando con los líderes de La Empresa, los “Caminos de Michoacán”
La debacle de la ganadería en el estado, los precios del limón, las cosechas de aguacate, el invento del crack en Tepalcatepec, los cargamentos de minerales en el Puerto Lázaro Cárdenas, los precursores y materias primas para la elaboración de metanfetaminas. “Aquí es la Tierra Caliente michoacana. Es el mediodía. Huetamo, a unos ciento treinta kilómetros al sur de Toluca, se muestra apacible y casi desierto. Los treinta y cinco grados a la sombra, en pleno otoño, imposibilitan actividades al aire libre. Hace calor en serio”
Y agrega Tim Padgett que “Ni siquiera dentro de la presidencia municipal afloja el calor que ahoga a cualquier “extranjero”, como aquí llaman a quien no haya nacido en esta franja de Michoacán, Guerrero y una muesca del Estado de México”
La guerra en Gaza no es igual a la guerra del narco en México, aunque los frentes son tan mortíferos, uno como el otro. Pero la enorme diferencia, que marca los contrastes y hiela la sangre es que mientras la primera, con el rostro ensangrentado es trasmitida en vivo a todo el mundo, incluso a Israel, en cambio la segunda, más anónima, pasa desapercibida, no obstante la existencia de  una lista de más 100 mil muertos y cerca de 25 mil desplazados. La guerra en Gaza es lo mismo que la guerra en Michoacán.
Eufórico, Enrique Peña, presidente de México, vino a decir el pasado 17 de junio, que  los índices de criminalidad han bajado. Rodeado de militares, en un atrevimiento feliz e inspirado, Peña apuntaba que “de los 122 delincuentes más peligrosos y buscados, hoy 82 ya no representan una amenaza para las familias o para las comunidades del país…”
Mientras tanto, el representante personal y del Gobierno que encabeza, Enrique Peña Nieto agrega un nuevo detenido a su lista de peligrosos ‘‘Ya se habían tardado’’, dicen al conocerse la detención del Presidente Municipal de Apatzingán, Uriel Chávez Mendoza. Pero otros más –que piden no dar sus nombres con todo y ‘‘vuelta a la normalidad’’– no se explican por qué detuvieron, y ahora, al edil señalado por las autodefensas como pieza clave de la estructura criminal… Un político calentano lo expresa así: ‘‘Uriel presumía su amistad con el comisionado (Alfredo Castillo) y quién sabe qué hizo para que lo detuvieran, porque le deben mucho’’.
– ¿Qué le deben? –Pues nomás que él puso (delató) al difunto.
Todavía a mediados de marzo, el Comisionado Castillo declaraba que ‘‘Él sigue siendo presidente municipal’’, a pesar de las denuncias presentadas por el Padre Goyo. Y aunque está detenido y consignado, hasta el momento, la acusación más sólida contra Chávez –o al menos la que ha divulgado la procuraduría michoacana, en la que manda un subordinado de Castillo– es que el alcalde descontaba 20 mil pesos mensuales a cada regidor. Nuevamente un video hizo el milagro. El video de esa reunión circuló profusamente en las redes sociales.
¿Por qué ahora? Se preguntan los calentenses (esto fue el pasado mes de abril): porque el comisionado Castillo necesitaba ofrecer un paquete ‘‘convincente’’ a los líderes de las autodefensas, y la cabeza de Uriel Chávez había sido una de sus exigencias más reiteradas. Las acusaciones públicas, que no necesariamente judiciales, que pesan sobre el alcalde, son demasiadas para ignorarlas.
Hay que reconocer que el enemigo público número uno del alcalde Uriel Chávez fue el Padre Goyo. “El protagonismo del sacerdote le costó que lo mandaran a ‘‘estudiar’’ fuera. Unos días antes de su retiro temporal, en una reunión con los principales dirigentes de un incipiente ‘‘concejo ciudadano’’, Goyo habló de las presiones que sobre él ejercía la estructura de la diócesis: ‘‘Le tengo más miedo al cártel de dentro que al de afuera’’, dijo, no tan en broma. En entrevista con este diario, publicada el pasado 27 de febrero, el sacerdote Gregorio López se refirió en extenso al alcalde: ‘‘Chávez compró la elección. No hubo oposición. El candidato del PRD tuvo que salir dos meses antes de la elección, y el del PAN era encargado de logística del propio candidato priísta, un pelele. Aquí se compró la carreta y también los bueyes” declaró el Padre Goyo antes de abandonar Apatzingán, al periódico El Universal.
Para Michoacán quedan pendientes muchas respuestas ¿Qué puede hacer la sociedad civil abandonada por su gobierno? Se han cooptado las defensas rurales, se integraron artificialmente las guardias comunitarias, se tiene detenido injustamente al Dr. Mireles…

No lo saben, y si lo saben la respuesta no será la sumisión. La Tierra Caliente comparte todo con sus vecinos de Guerrero y el estado de México. También el deseo de emanciparse y formar su propia entidad, un estado calentano que pueda ver para sí mismo ante el abandono oficial al que ha sido sometido por años. Y ese abandono, abonado en la lejanía y las riquezas naturales inexplotadas, permite también a los cárteles instalarse con total impunidad, o casi.

Wednesday, August 06, 2014

¿OSTRACISMO NO RENOVADO?

La llegada a mi correo electrónico de una invitación por parte del Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal (CEAPE), dependiente de la Secretaria de Educación Pública del Estado de México, para participar en el Certamen Internacional de Literatura "Sor Juana Inés de la Cruz" 2014 (El Certamen)  (¡uf! me fatigan los títulos rocambolescos, pero es necesario precisar) me parece que tiene dos lecturas que hay que atender: es un reconocimiento a mi calidad de escritor y periodista, y por calidad me refiero a que esa es mi gracia, sin que se entienda como un adjetivo que califica, nada más que eso; la otra es que en el Gobierno del estado, como todos sabemos, existe una compleja red de informantes, de espías que construyen kárdex de información, donde se lleva un registro puntual, de todo lo que un ciudadano hace o deja de hacer.
Así que entonces, el Gobierno sabe que existo, y que a pesar de las continuadas intenciones por censurarme, acallarme o vilmente intentar enviarme al ostracismo, por el contenido de mis publicaciones, por mi trabajo socialmente responsable, por la crítica sostenida contra las instituciones públicas, políticas, partidistas y sobre todo educativas que se erigen en valladares a todo viento de cambio, a toda intención por ayudar a informar a la sociedad, a vivir con la ilusión de hacer que la gente tome conciencia de las cosas que pasan; pues  a pesar de esa realidad que solo es una sensación, porque nada ocurre de manera formal u oficial, ahora parece que hay un cambio y me reconocen e invitan. ¡Acepto el guante!
Lo curioso del caso que narro, es que yo pensaba participar en el Certamen, aún sin invitación de por medio, y para ello, llevo casi un mes,  revisando acuciosamente un texto de 375 páginas, en el formato requerido por el Concurso –dirigido por una mujer con apellido mexiquense noble, Pichardo- y editando ideas, palabras, sintaxis, revisando incluso ortografía. He trabajado con ahínco, en sesiones maratónicas de 4 a 6 horas diarias, de lectura cuidado y de “felling”, mucha intuición, animado con la esperanza de obtener un triunfo que se gestaría en lo que le llamo corredor Temascaltepec-Tejupilco. El tiempo consumido y la revisión de las “Cartas Mexiquenses”, que es el título del ensayo que habré de presentar con pseudónimo y en tres tantos, en sobres lacrados y  un montón de requisitos burocráticos, me llevó a decidir que por este día y quizás un par de contribuciones más,  haría una especie de collage de los temas incluidos en este Ensayo: las tesis, los argumentos, el desarrollo principal, las ideas más importantes y las conclusiones de lo que a mi juicio, son algunos de los temas de actualidad vigente.
Sin embargo, en razón de lo expuesto, prefiero dedicar, primero, un repaso a la institución del ostracismo, que es una figura política que se empleaba en la época mayor de la Atenas Clásica, en el denominado Siglo de Pericles, cuando el esplendor del saber humano, el arte, la física, la guerra, Literatura, Filosofía, la Política, demostró la soberanía de lo mejor de los seres humanos. Leo en Wikipedia, que la ley del ostracida se origina en Atenas, en el año 510 a. C., por Clístenes y se puso en práctica como lucha contra la tiranía. Primero fue condenado el político Hiparco, más tarde Megacles e incluso Jantipo (padre de Pericles)
Es interesante saber que el ejercicio de la ley se llevaba a cabo entre los meses de enero y febrero de cada año, época cuando la mayoría de los ciudadanos podían acudir a la polis, y aprovechar para  almacenar las cosechas levantadas. Allí se reunían en asamblea y votaban sobre si se debía proceder a un ostracismo. Se votaba a mano alzada, no había un debate y los nombres de los candidatos  al exilio no se revelaban. Se requería la existencia de un quórum de 6000 votantes, y cada ciudadano que deseaba votar, escribía sobre un fragmento de cerámica o eventualmente en una concha de ostra (de ahí la palabra ostracismo), el nombre de la persona cuyo destierro le parecía necesario para el bien público, y siempre que había una mayoría absoluta de votos, la persona cuyo nombre aparecía, debía abandonar la ciudad en el plazo máximo de diez días y permanecer exiliado durante diez años. Es interesante señalar que esta votación se hacía al pie de la colina en la que se ubicaba el Cerámico, el barrio del gremio alfarero de Atenas, donde se arrojaban los productos de alfarería defectuosos, rompiéndose en trozos cóncavos que recordaban una concha de ostra.
Que si bien era un mecanismo de autodefensa popular, un simple voto de confianza política: no constituía una pena judicial, ni una condena penal. Pero que el ostracismo fue sobre todo utilizado como arma política en las rivalidades entre las facciones políticas, como suceden en el estado de México, donde algunas de las facciones que actúan de manera facinerosa, son el Magisterio Sindicalizado, los “profes” (No los auténticos Maestros, los que realmente sudan “la gota gorda” en el esfuerzo por enseñar y educar a niños y jóvenes). Es el PRI por supuesto, toda esa estructura de poder corruptor y mañoso, pero son también los otros partidos políticos, y algunos sectores de la sociedad sureña, acostumbrada a tener sometida a la mayoría de la población.
Concluyo no son antes señalar que hallazgos arqueológicos en las excavaciones del Ágora en Atenas,  demostraron la existencia de “ostras” emitidas por solo una decena de manos diferentes: constituye la prueba de que estos “votos” se preparaban de antemano y se distribuían mediante los responsables de las facciones a su clientela, cuyo voto era de esta forma dirigido, al puritito estilo PRI mexiquense. Existe en Plutarco, una anécdota en tono jocoso sobre el ostracismo de Arístides: se cuenta que un analfabeto, tras entregar su óstrakon (su “voto”) a Arístides, le pidió que escribiera el nombre de Arístides. Este asombrado le preguntó si Arístides le había causado algún daño. “En absoluto”, respondió, “ni conozco a ese hombre, pero me molesta oírle llamar por todas partes el Justo”. Después de escucharle, no replicó, escribió su propio nombre y le devolvió el óstrakon. Justo lo que le pasa a mucha gente a quien han engañado con mentiras sobre la vida, las razones y los motivos de la lucha política de Andrés Manuel López Obrador, a quien por cierto hasta los “empinados” del PRD, los “chuchos” les llaman –como a los perros- ahora califican de “populista y no de “izquierda como ellos”… Veamos entonces, tres breviarios de las “Cartas Mexiquenses”
LOS CASOS DEL  TEQUILA Y LA BANCA: “México se ha convertido en maquilador del tequila. Medida absolutamente prohibida, en países que como Francia, hacen del certificado de origen, orgullo, distinción y empresa, como el coñac o el champagne. En cambio, el gobierno de México ha concedido el envasado y la comercialización del producto del agave a extranjeros, a corporaciones norteamericanas… Peor es el caso de la Banca en México, que ha dejado de ser nacional y mexicana….A la fecha todos los grupos financieros-bancarios  –excepto Banorte- que operan en México, son extranjeros y obtienen utilidades enormes,  por los altísimos costos de los servicios que prestan, y por los mínimos pagos a cambio del ahorro  del que se apropian. Estados Unidos y España, principales inversionistas financieros, ven satisfechos como los hoyos financieros de sus balanzas de pagos metropolitanas, son cubiertos en gran medida por las remesas provenientes de sus sucursales en México, por el ahorro nacional que se transfiere de sus nuevas colonias… Ni Tequila y Banca fueron razones suficientes, para desatender la  publicidad incesante, a través de los medios de comunicación en México, para convencer a la población de la necesidad de abrir el sector petrolero, de PEMEX, a la inversión particular y extranjera. Todo ha sido inútil.
POLVOS DE LOS TIEMPOS Carlos Slim, uno de los  hombres más ricos del mundo, declaró a un periódico español, que “sería un error que PEMEX y el país hicieran partícipes de la riqueza petrolera a otras empresas. Es una riqueza que está ahí, que hay que explotar, y para México debe ser una palanca de desarrollo…. No es problema de compartir una riqueza, sino de inversión activa, en exploración y producción” (junio 2008) … Y me dice Don Atanacio Arce, un buen empresario, amigo y vecino de Tejupilco: "el asunto es de muy fácil solución: hay que dejar que PEMEX se maneje como una empresa particular, con sus cargas fiscales normales a las demás empresas y por otra parte, reducir los sueldos y salarios de los burócratas, de todos, a la mitad, y los problemas de México se solucionan por completo…”
Ambas opiniones, de personajes aparentemente tan diferentes… se hicieron en el momento en que Felipe Calderón intentó imponer mediante el albazo legislativo (septiembre 2008), el clásico madruguete, las reformas necesarias para privatizar PEMEX. Sin consensos, ni discusiones claras y definidas… pasar una indicativa que modificaría la Constitución Política para que se puedan llevar a cabo las maniobras de sociedad con capitales privados, especialmente con los extranjeros… Otra voz que fue definitiva para evitar este asalto a la razón, fue la de Andrés Manuel López Obrador, que insistió, “puede ser que los senadores y diputados tengan la última palabra en el Congreso, pero la primera la tendrá siempre el pueblo… quieren consumar una de las más grandes afrentas contra el pueblo de México en toda su historia”… “La toma de tribunas impidió la aprobación a trompa talega de la reforma petrolera, cronometrada para exhibirla, como clavel en el ojal, durante la reunión de tres jefes de estado en Nueva Orleáns; obligó a someterla a estudio y discusión, alertó a millones de mexicanos malévolamente (des) informados, despertó sus sospechas”. (J. Zabludovsky  marzo 2008 El Universal)

LA OPEP Y MÉXICO: Hace 35 años la Organización de Países Productores de Petróleo, decidió aumentar el precio del barril de crudo, de $3 a $11 dólares, un incremento de casi 250%. Esta decisión permitió que el cartel, formado por los productores de crudo más importantes del mundo, tomara partido por el control del mercado… Gracias a la capacidad de negociación, de los ministros de energía de Venezuela y de Arabia Saudita, se constituyó un frente de países productores, que finalmente se imponían a las reglamentaciones, exacciones y abusos, de las llamadas “Siete Hermanas” -Shell, Texaco, Mobil, Gulf, Exxon, Chevron y British Petroleum- las compañías petroleras norteamericanas, inglesas y holandesas, que habían hecho de la extracción de este energético, la riqueza de sus naciones, a cambio de la miseria, donde se originaba este valioso recurso natural, no renovable… Sin embargo México no se adhirió al cartel de la OPEP –no lo hará por su dependencia con los EUA y la cobardía traidora de los gobernantes de 1973 a la fecha- … México  recibió préstamos, apoyos y toda la parafernalia financiera-comercial, que llevó la gran producción mexicana… a las reservas estratégicas de los EUA: es muy triste reconocer el papel que jugamos globalmente, de país esquirol, en contra de un movimiento internacional de productores. 

Librería Librarte "Programa de Fomento a la Lectura y la Escritura en el Sur del estado de México"

Libr Arte La Librería de Tejupilco PRESENTA ¡Salir Afuera! Programa de Fomento a la Lectura y la Escritura en el Sur del estado...