Thursday, May 29, 2014

FERIA DE VANIDADES


Esta es la historia que me sucedió el miércoles 28 de mayo en Tejupilco y lo que vi, pensé, percibí y observé, de una Feria Educativa que devino en Hoguera de Vanidades, merced a los savoranolas PRImates. Como cada noche que duermo en esta población, a la mañana siguiente procuro no dejar de ir a hacer ejercicio a la zona que recibe el desagradable nombre de Recinto Ferial. Un área con aparatos para tonificar músculos, para hacer jogging, al pie del Cerro de la Muñeca, imponente y frente al horizonte donde sale el sol, que produce sensaciones indescriptibles, sensoriales, ver la luz que brota entre los cerros, el espacio que se pinta de tonalidades rojas, amarillas, diáfanas, el aire y el cielo. Es muy agradable y nutritiva esta rutina.
Sin embargo ayer me di cuenta, al llegar a este sitio, a eso de las siete de la mañana, que había gente y vehículos, soldados, mesas y una carpa como para 100 personas. Hice mis ejercicios matinales y al cabo de una hora, al retirarme me percaté que había personas que yo conocía y me dirigí hacia ellas, para preguntar qué es lo que iba a suceder allí. El primero con que hable se llama Salvador y es un empleado público que está adscrito al área de Gobierno. Otra más que reconocí fue a Dalila, ambos, creo que llevan un buen tiempo laborando en el Municipio de Tejupilco.
En “Cartas Mexiquenses”, el tercer libro que he publicado, en la página 19 escribí lo siguiente “Era el año de 1986, 6 de febrero, el reloj marcaba las 10 de la mañana y apenas y terminaba el asunto que me ocupaba; una de las importantes obras públicas inútiles que terminaron por fastidiarme, hartarme, desilusionarme…. En uno de esos lugares que ya no existen, el Auditorio Nacional, el viejo, antes de modernizar$$e”
Supongo que el Presidente Municipal de Tejupilco, Manuel Santín y su séquito cercano, sabe y conoce esta historia. Se las he platicado personalmente y es la introducción de “Las Cartas Mexiquenses”, que les he obsequiado. Por eso me sorprendí cuando los empleados públicos mencionados me dijeron que allí se iba a celebrar una Exporienta. Pero más me asombré al notar la evidente conducta esquiva, sin respeto, intolerante, grosera, sin atención alguna para un ciudadano que preguntaba y a quien ignoraban, o de plano se escabullían. Y como la paciencia no es mi mejor virtud, pregunté en un tono enfático la razón por la que no estaba informado, ni invitado,  si soy una empresa, si la Exporienta (luego cambiaron el nombre y me dijeron Feria Educativa) está relacionada con la educación y la lectura, la información educativa, es decir con la materia que compone mi empresa, nuestra Librería, pero ante todo y principalmente, porque “Yo Inventé la Exporienta”, uno de los tres programas que le daban sustento al Sistema Nacional de Orientación Educativa (SNOE).
En otra parte de “Cartas Mexiquenses”, en el Capítulo VI (página 279) nuevamente me refiero al SNOE, que fue mi postrer experiencia en la administración pública federal, donde por conciencia, por convicción, por honestidad intelectual, por principios personales, no podía seguir colaborando como parte de un Gobierno traidor, sometido a los EUA, injusto, corrupto y contrario a todos y cada uno de los valores en que me eduque, en los que creo: libertad, equidad, justicia, soberanía, independencia, fraternidad. Entonces decidí renunciar a esa Coordinación General de la SEP, mudarme de Coyoacán a Temascaltepec, mantener solo mi enclave como Maestro en la FCPyS de la UNAM y comenzar una nueva vida, diferente, dedicada al comercio, al rancho, al periodismo y al oficio de escritor: “principalmente por la experiencia que tuve en el último encargo que desempeñe en el sector público, en el desarrollo y ejecución del Sistema Nacional de Orientación Educativa (SNOE). Este programa constituyo, quizás el último esfuerzo que en serio se propuso el Estado Mexicano, para modificar el sistema educativo nacional, con base en lo dispuesto por el artículo tercero constitucional y que formaba parte de la llamada Revolución Educativa, a cargo de Jesús Reyes Heroles, a quien la muerte impidió llevar a su culminación. El SNOE fue creado por decreto presidencial publicado el 3 de octubre de 1984, como un medio para que los jóvenes estudiantes pudieran elegir opciones educativas, a partir de información: de planes y programas de estudio, por instituciones, modalidades y niveles educativos; de acuerdo a las características del mercado laboral y las proyecciones y tendencias de la economía; con base en las necesidades por entidad federativa, región y municipio. Un proyecto sumamente ambicioso que se componía por tres áreas principales: un programa de información del sistema educativo; un programa de concertación con los sectores productivos; y convenios con los Estados de la República para establecer el SNOE en todo el territorio nacional… el SNOE tenía un propósito muy bien definido en cuanto a reemplazar a los maestros y psicólogos que hasta entonces hacían las semblanzas vocacionales y de los perfiles subjetivos, el destino de millones de estudiantes. El 6 de Febrero de 1986 me toco inaugurar la primera EXPORIENTA en el Auditorio Nacional –el viejo- así como otras más en Guadalajara al lado del Gobernador Enrique Álvarez del Castillo, quien me parecía un viejito senil (dos años después fue nombrado Procurador General de la República). Inaugure otra muy simpática en Oaxaca, con un Heladio Ramírez dicharachero, austero y prudente, mientras tuvo la visita del Secretario de Educación Pública, porque en cuanto este se subió en el avión que lo trajo de regreso al DF, el Gobernador dejo la Combi que lo transportaba y se subió a su Lincoln con dos guapas mujeres. Conocí a Don Víctor Cervera el gran Baloo yucateco, y me toco ver a un campesino muy humilde que hacia antesala… (el) hombre de rasgos indígenas era Presidente de un municipio de Yucatán y necesitaba dinero para comprar una bomba de agua. También inaugure la primera EXPORIENTA en Toluca, en el edificio viejo de la Universidad junto con el Dr. Efrén Rojas… Como tantos programas de la administración pública, el SNOE desapareció y actualmente solo sobreviven unas ferias que reciben el nombre de EXPORIENTA y que en realidad son escaparates para atraer estudiantes como clientes, de escuelas particulares y públicas también”… tal y como sucedió este 28 de mayo  ahora bajo el slogan de ¡vas! a mover a México.
En realidad es mucho peor lo que presencié en Tejupilco la mañana de este miércoles, pues me toco observar la manera como se montan a nivel municipal, escenarios exactos para tomar una fotografía. Un destacamento de burócratas con radios de onda corta ordenaban “no hay patrulla, manda una”, “me falta un camión de tierra”… Otro ponía manteles apresuradamente, el tiempo encima los hace expertos en simular, mentir y engañar. Son los que pintaron Toluca a la llegada de Barak Obama, pintaron hasta el pasto color verde bandera para que todo luciera perfecto. En el recinto ferial nuevamente el pasto de la cancha de futbol ha pagado las consecuencias de montar este circo de tres pistas. “con el objetivo de ampliar alternativas facilitándoles información que les permita tomar la mejor decisión que encamine su futuro se dieron cita 2600 alumnos de bachillerato, de 17 planteles… estuvo presente el delegado de la SEDESOL en el estado de México, García Cuevas y la delegada estatal del programa Oportunidades, Marisol Arias, agradezco el apoyo de nuestro presidente Enrique Peña Nieto y del mandatario estatal, Eruviel Ávila Villegas, quienes juntos tenemos la tarea de mover a México” reza el pie de un álbum de 18 fotografías que se colocaron en el facebook. Los “selfies” son la nota, el botín, el triunfo. Todo un éxito dirán, no importa mentir, ni la falta de dignidad. A nadie le importará al día siguiente
No hay que olvidar que la SEDESOL maneja un presupuesto público que asciende a poco mas de 115 mil millones de pesos, es decir que las asistencias sociales, el programa Oportunidades y el mentado programa Sin Hambre, constituyen en recursos monetarios el 40% de todo el presupuesto asignado a educación Pública (289 mil millones de pesos). Y que esta fortuna presupuestal obra en manos de Rosario Robles, una de las exponentes de lo más pervertido de la mujer y del PRD, hoy, al servicio incondicional de Carlos Salinas de Gortari.
Sentí el impulso por participar, explicar el origen, que inspiro a Don Jesús Reyes Heroles; de los alcances del programa que en aquel entonces, en computadoras rudimentarias IBM con un mega de RAM, contenían nombres, direcciones, datos, requisitos, ubicación, oferta de trabajo, planes de estudio, escuelas y toda la información necesaria para favorecer elecciones educativas acordes a datos concretos y reales. Que el programa tenía una vertiente que relacionaba la oferta educativa con la demanda de profesionales y los requisitos necesarios, para incorporarse a los mercados de trabajo. Que deje de participar en el SNOE porque veía que todo era simulación, proyectos personales, dilapidación de recursos. Hoy todo es exponencialmente peor, porque es perverso.
Realmente me hubiera gustado compartir mi experiencia y conocimientos: reales. Lo más que hicieron los empleados municipales fue pasarme con un burócrata toluqueño de apellido Flores, quien ataviado con una camisita blanca rellena de logotipos, como playera de futbolistas profesionales, solo que en vez de BIMBO, Coca Cola o CEMEX, dicen Sin Hambre, Oportunidades y Sedesol. Con rostro espantado, Ricardo – se llamaba- escucho mi solicitud concreta “voy a bañarme y si me haces un espacio, me dirijo al público para contarles sobre este programa y su origen” Me escucho y mecánicamente, y sin inmutarse, me dijo que no era posible porque ya hay programa y como sabemos -casi textualmente reproduzco sus palabras- Tejupilco está creciendo (y movía sus manitas hacia arriba, como empujando un globo)… Quede impávido, ¿Qué? Proferí con fuerza, se disculpo y se fue.

Llevo seis años en Tejupilco y puedo decir sin temor a errar que respecto a 2006,  hoy  en mayo 2014, Tejupilco esta 70% por debajo de los niveles de ingreso, poder adquisitivo, compras y ventas, pero sobre todo de felicidad y convivencia social… sin duda alguna.

Monday, May 26, 2014

LA CRESTA DEL LIBERALISMO

Hay momentos en que el desánimo parece imponerse. No es solo ver que México se desdibuja, sino que una mayoría creciente de compatriotas, se pierden en el remolino que absorbe lo que alguna vez fue un país ejemplar. Esta primera reflexión es lo que explica el titulo de la Carta. Un intento de jugar con la palabra “cresta”, como la parte más alta de una cúspide, de la mano con el otro significado regional que se le imputa a la misma voz, relativo a la homosexualidad. Una combinación entre el punto mayor al que ha llegado en México el ensayo del fenómeno que se le ha llamado en el mundo, "liberalismo", con el síntoma de homosexualidad capitulación, rendición, pasividad, sumisión, abandono, femineidad, incapacidad, complicidad, mariconeria, docilidad, cobardía, ridiculez.
Pero es la otra voz la que debe preocupar a todos los mexicanos, porque “liberalismo” es una trampa ideológica que lleva 500 años de imponerse en el mundo que Marx llamaría capitalista, pero que políticamente corresponde a un estado donde unos pocos, los menos, gobiernan con base en el principio político de la ganancia monetaria, a través de la pasión por el lucro. Un lucro desmedido, obsesivo, a tal grado que produce vergüenza.  
En El Mercader de Venecia, una de las obras señeras de William Shakespeare, la trama gira en torno a símbolos que retratan el tránsito de las Repúblicas Constitucionalistas a las Oligarquías terratenientes, luego a las comerciales y después a las financieras. El poeta isabelino comprendió que las republicas se debilitan en la medida en que sus ciudadanos dejan de representar el valor de la virilidad y en cambio, se impone por derecho y por tesoros, el avaro que acumula bienes y riquezas. Por eso no es casual que Shakespeare eligiera como representación de la avaricia y la codicia, a un judío,  los sempiternos enamorados del atesoramiento de riquezas, del comercio y la usura. Tampoco debe sorprender el galimatías que emplea el “gran bardo de Avon” para elegir el nombre del judío, una metáfora descubierta por el Dr. Patricio Marcos, pues Shylock, es un anagrama que a la letra se compone de dos palabras shy y lock: donde lock, significa el vicio de la corrupción, mientras que shy se traduce como vergüenza. (El Fantasma del Liberalismo 1986): Shylock, el avaro que condiciona el préstamo indispensable para los compañeros despilfarradores (Antonio y Basanio) que han perdido sus fortunas, el judío que exige la pena capital pactada por no cubrir en tiempo el capital del empréstito, el padre odiado, el vecino vilipendiado, el hombre de negro, taciturno, frugal, restringido, el Rico Mac Pato de Walt Disney, pero en la Inglaterra de finales del siglo XVI, es y significa: corrupción vergonzosa.
Porque la historia del liberalismo en México corre a la par de la fundación del estado nacional. Quizás sea necesario dar por sentado tres o cuatro cosas puntuales respecto a lo que entenderemos por Liberalismo, que no es la voz que significa la virtud de la aristocracia en el dar y en el tomar, la preeminencia del justo medio, bella, graciosa, honorable, virtuosa y bien intencionada, sino todo lo contrario:  pasión confusa, adoptada por ideológica conveniencia por los corsarios y comerciantes, los filibusteros anglosajones que elevaron al nuevo orden hegemónico británico, en todo el mundo en un remedo de aristocracia y en un paraíso de la avaricia advertida por mi tocayo Shakespeare.
En México, en el siglo XIX, los liberales que encabezaron la lucha a favor de un orden  oligárquico, inspirados y fortalecidos en contra de la España colonial y del nuevo régimen que mantenía las prebendas y canonjías a la principal institución conquistadora, a la iglesia católica, no dudaron en luchar en los campos de batalla tanto como en las ideas, leyes y pactos secretos, nacionales e internacionales. Así se originaron las Leyes de Reforma, de Libertad de Cultos, la desamortización de bienes eclesiásticos, la Educación Laica, el Registro Civil. Se trataba de sacar a la venta todas las riquezas y bienes poseídos por la Iglesia, el sacrosanto enclave del Vaticano en nuestro territorio. Dejar de tener bienes en manos muertas y crear mercados inmobiliarios para fomentar el crecimiento de la economía nacional. De ahí se llegó a que el Porfirismo se convirtiera en el máximo anhelo de todo liberal: “hacer de la vida pública un negocio, a pesar de que para ello se requiriese subastar a México y sus riquezas sociales y naturales a la concurrencia de las oligarquías extranjeras, inclusive si para ello era preciso discriminar a los ricos mexicanos, a los comerciantes, contrabandistas, agiotistas y hacendados” (ibíd.)
La promulgación de la Constitución de 1917, al triunfo de la Revolución Mexicana, modificó absolutamente el espíritu liberal y entronizo un modelo político radicalmente diferente, basado en un principio Republicano –res pública: cosa de todos- con un giro explicito pero velado de poder Monárquico, el Presidente de la República: Presidencia con atributos legales, extralegales, metalegales que hasta 1994 tuvo el poder constitucional para ser un Rey, un Gobernante Real o un tirano, un déspota.  Porque el arte mayor del estado político nacido de la Revolución Mexicana, es que la visión de los constitucionalistas dotaba de una fortaleza democrática a la Carta Magna: los artículos 3, 27 y 123 aseguraban que el componente democrático, salvaguardara el espíritu por el que lucharon y murieron, millones de mexicanos, para legarnos una nación propia, libre e independiente.
Todo ha cambiado a partir de 1982 y especialmente entre 1988-1994, cuando el poder ejecutivo fue conquistado por Carlos Salinas de Gortari y el sector social que representa hasta la fecha. Conocedor del sistema político mexicano, Salinas batalló pero consiguió modificar el artículo 27 y dejar permiso para que ejidos y comunidades agrarias pudieran ser vendidos en el mercado inmobiliario. Una reedición de la lucha en contra de los bienes en manos muertas de la Iglesia Católica, pero ahora contra la Propiedad Social, en manos de campesinos pobres, abandonados, miserables.
Dos casos ilustran todo lo expuesto hasta este punto. Es el proyecto Cabo Cortés en la zona correspondiente a Cabo Pulmo en Baja California Sur y la encrucijada en San Bartolo Ameyalco en la delegación Álvaro Obregón, en la Ciudad de México. Dos casos que han tenido la fortuna de ser defendidos por una población valerosa y decidida y no como otros tantos episodios, como el del Nevado de Toluca, donde la apatía social, la desinformación y manipulación ha liberado una zona protegida, para que pueda ser subastada a especuladores y fraccionadores.
Decretado Área Natural protegida en 1995 y Parque Nacional Marino, Cabo Pulmo es hábitat permanente y temporal de una rica variedad de especies de peces, crustáceos, moluscos, quelonios, aves y mamíferos marinos; muchos de ellos bajo alguna categoría de protección ambiental en riesgo, El arrecife tiene una productividad biológica cinco veces mayor que el promedio de los arrecifes en el Golfo de California y posiblemente que cualquier otro en México. Al igual que todo el litoral del Mar Caribe, esta zona de la costa del Pacífico registró entre el año 2000-2006 la venta de 3800 hectáreas y a partir de ahí la intención de pasar por encima de la belleza e importancia biológica de esta maravilla natural, para construir un desarrollo turístico, de golf  y de hospedaje que oscila entre 10 y  27 mil habitaciones, a cargo de una corporación de capital mayoritariamente chino. Un proyecto que entre otras cosas pretende dar empleo a 18 mil personas, en una zona cuya población no supera los 300 habitantes y en cambio a una hora de allí los desarrollos existentes de turismo en Cabo San Lucas y en La Paz, padecen la ruina por la falta de visitantes, el desempleo y el subempleo de recursos.
De manera parecida,  el miércoles 21 de mayo, se registró un hecho inédito en la zona de los manantiales de Álvaro Obregón, cuando vecinos de San Bartolo Ameyalco impidieron la introducción de tuberías dirigidas hacia los recursos acuíferos, que por más de 500 años han sido administrados, defendidos y utilizados por los habitantes de esta región.  El enfrentamiento entre más de mil policías y la gente alertada por las campañas de la iglesia, fue apoteósico y detuvo las aviesas y tramposas intenciones de la delegación política, por llevarse el agua del manantial Zacamulpa, que se supone están comprometidas para garantizar el agua necesaria para un sinnúmero de condominios de gran lujo que se construyen en la zona de Santa Fe. Departamentos con un valor de más de un millón de dólares, que  pagarían tarifas de $500 pesos mensuales, por el consumo del vital líquido.
La espada esta lanzada. La codicia sin límite de las oligarquías estrechísimas –la de los puros ricotes- no se detendrá por ningún motivo. México está en la vía de ser comerciado de manera absoluta. Hay alertas que adelantan que “el gobierno federal encabezado por el mexiquense Enrique Peña prepara la legalización de una dictadura donde, para empezar, se criminaliza la protesta callejera. El plan es simple. No se podrá salir a la calle a manifestarse sin permiso del gobierno. Cualquiera que lo haga de otra manera, incurrirá en delitos. Así se le concede la razón al gobierno y se ampara legalmente para ejercer lo que todavía se conoce como represión. Esta represión, legalizada, se transforma de facto en la aplicación irrestricta de la ley, como dirían los políticos. Se cree que esta ley alcanzará tarde que temprano las redes sociales, donde sucederá lo mismo pero de manera virtual. Los detalles son lo de menos por ahora, pero ni siquiera los países que los medios masivos describen como represores tienen estas disposiciones. Corea del Norte, Venezuela y todos los ejes del mal, habidos y por haber no le llegan ni a los talones” (Nuestro Tiempo)
Sería bueno, que los vecinos sureños, desde Temascaltepec hasta Altamirano, entiendan que el combate en San Bartolo Ameyalco solo es una batalla a favor de una Gran Guerra que se habrá –se debe- de librar, por las aguas del sistema Cutzamala, la moneda de cambio ofrecida por Miguel Mancera (el “pipero”) a una parte de la población de Ameyalco. Pronto vendrán por nosotros.

“Resulta inconcebible que un litro de Coca Cola se venda en diez pesos, en tanto que 5 m³ x seg. de agua, no valgan nada… las cuentas por el agua pueden alcanzar cantidades exorbitantes: a un centavo el litro, el precio diario por el agua de la cuarta etapa sumaría más de $480 mil dólares, esto es más de 175 millones de pesos al mes….” (Cartas Mexiquenses página 315)

Thursday, May 22, 2014

CULTURA DEL DEBATE

A la memoria de 80 años de debate
No dejo de pensar en ti, Mamá
Reconozco que no estaba enterado. Había visto y escuchado las tarascadas que le propinaron a Alfonso Cuarón, los principales medios de comunicación al servicio del gobierno, tras la invitación formulada por el cineasta ganador del Oscar a la mejor Dirección, por la película Gravity (en inglés), a Enrique Peña Nieto, para debatir la Reforma Energética. Sin embargo no sabía de la invitación chacotera, de uno de los mas liliputienses exponentes del periodismo nacional, de Sergio Sarmiento, un intelectual orgánico de la estatura de Peña Nieto, quien de manera coloquial pretendió erigirse en parlamento oficial y contestar que “Ante todo reconozco que soy un simple periodista y que nunca me he ganado un Óscar. El Presidente no contesta mis cartas (ni siquiera el municipal). Pero yo también tengo 10 preguntas que, respetuosamente, quisiera hacerle a usted y a los grupos conservadores que buscan mantener el statu quo en la industria energética de nuestro país” 
Antes de entrar al contenido de las preguntas que publico Sarmiento en el periódico Reforma, hay que detenernos en el calificativo que emplea este gacetillero a sueldo, al referirse a su interlocutor –Alfonso Cuarón y una gran parte de la sociedad mexicana-  a quien llama “grupo conservador”, reduciendo al ciudadano a una parte menor, e imputándole un adjetivo calificativo. Nada extraño, es la práctica común que se re-impone en todos los medios de comunicación: llamar conservadores a quienes portamos las banderas del progreso, la libertad, la independencia y la soberanía. Y debo aclarar que la única razón porque no supe antes de este intercambio epistolar entre Cuarón y Sarmiento,  ha sido por la censura brutal impuesta ¡ya! por el poder  del PRI y la apatía de buena parte de la sociedad mexicana. Y es que la réplica de Cuarón a la diatriba “chistosa” en el ánimo de lo que se llama clase política y compinches, es toda una pieza de oratoria y un saludo, más bien un llamado explicito a defender en México, lo que Alfonso Cuarón llamo, de manera acertada, “Cultura del debate”
Como el texto de la respuesta es muy extenso y abarca un espectro muy amplio, que incluye temas tales como precios de hidrocarburos, gasolinas y energéticos en general, monopolios y medio ambiente, leyes, límites legales e inversión en tecnología, reforma fiscal, gravámenes e impuestos, honestidad, transparencia y corrupción. Me habré de concentrar para este espacio, con base en la importancia que he tratado de imprimir en estas Cartas Sureñas, a la urgente necesidad que tenemos los mexicanos por hablar, debatir y ejercer nuevamente el arte de la oratoria y del pensamiento, solo en una respuesta de Cuarón, la primera de las diez, no sin antes hacer notar al público,  que el contenido de esta exposición,  combina el lenguaje coloquial, con una extraordinaria inteligencia para reírse del adversario, una solida formación intelectual en economía, política, y una gran capacidad de argumentación, empleo de ejemplos, referencias históricas, citas de autoridad y de sentido común, tan necesario y tan escaso hoy en día, pero ante todo de una gran, enorme valentía. Dice Cuarón
“Muy estimado y fino Sergio Sarmiento: Antes que nada, no te sientas mal por aquello de que no te pelan con tus cartas. No eres el único, mi hermano. A mí tampoco me pelan con mis cartas, ni EPN ni el juez auxiliar, y ni mi ex vieja, y no sé si porque no quieran, justo es decirlo. Lo que sé es que nunca les he mandado una maldita carta en mi vida porque supongo que no me responderán y mejor me evito la vergüenza. Se siente muy gacho que no nos pelen. Y te voy a decir el porqué de eso que no nos pelan, Sergio: Los Políticos han EXPROPIADO la Autonomía Política. Sí, como lo oyes: Ni tú ni yo tenemos derecho a un diálogo directo con los gobernantes por eso, porque han PRIVATIZADO la Política para Ellos. Y así mismo le hicieron con las reformas famosas de EPN: Se fueron hecho madre y sin tocar la baranda de nuestro parecer, diciendo que no tiene caso consultarnos porque somos unos tarugos… pero no te quiero emproblemar y no me quiero sumar a esta cadena de preguntas por doquier que ya es un preguntadero de los mil demonios que no tiene para cuándo acabar... Por cierto, no esperes que Cuarón te dé respuestas a las preguntas que le enviaste porque seguramente no las tiene. Es más, no las tengo ni yo, ni EPN ni Videgaray, y ni Jesucristo vencedor. Pero esto no es culpa de Cuarón, sino tuya, porque estás confundido por completo. A saber, Cuarón jamás defendió el statu quo del presente, sino que sometió a crítica a la reforma energética de EPN, que es otro asunto. Y siendo así, ¿cómo deseas, ingrato, que Cuarón tenga respuestas a situaciones que no se ha planteado? Para criticar a Cuarón, sé razonable y haz una crítica de su crítica.
Como sé que tu carta es una ironía a Cuarón, dirijo mis argumentos a tus creencias y presunciones implícitas, porque de eso se trata la ironía. Pero la neta, antes de criticarte duro y macizo quiero hacerte una aclaración a manera de exordio que te servirá para entender mis criticadas. Ahí te voy, hermano: Los economistas, Sergio, incluido Videgaray y demás "tecnócratas" del régimen, tienen un grave problema llamado: dogmatismo. Este problema deriva de su apego a una teoría economicista, una doctrina con ideas y supuestos abstractos que se alejan de la realidad del mundo, que luego ya no refleja al mundo - recuerdo aquí las palabras de V. Pareto. Ese dogmatismo los lleva a tener una visión idealizada y errónea de la economía del mundo real, y luego a fallar reiteradamente en sus descripciones, diagnósticos y predicciones. Esto significa que, tradicionalmente, los economistas se han mostrado incapaces de describir y prever los fenómenos económicos concretos. El problema no es nuevo, es de vieja data. Se puede decir, incluso, que Malthus fue el último economista que acertó en sus afirmaciones. Pero sucede que esto ocurrió ¡en 1798!.. El asunto es muy grave, no creas que es menor… te recuerdo lo que dijo el economista Keynes: "Aunque la doctrina - económica - ha permanecido al margen de toda duda para los economistas ortodoxos, su completo fracaso en lo que atañe a la predicción científica Esto sucede con los economistas modernos, incluidos Videgaray y demás tecnócratas del régimen, y contigo mismo (y un largo etcétera, Pedro Aspe, Gil Díaz et al): Terminan eliminando tramposamente nuestros problemas económicos reales con tal de hacer valer sus dogmas con la fe animal de Santayana; fe que no es sino quitar y poner la realidad al antojo de sus emociones... Pero bueno, paso ahora a demostrarte ya tus errores.
Tu pregunta 1 a Cuarón: ¿Cuándo bajarán los precios del gas, gasolina, combustóleo y energía eléctrica si se mantiene el actual sistema de monopolios? ¿Qué otros beneficios tangibles se esperan de mantener los monopolios?... En tu ironía, voy por tus creencias y presunciones implícitas. La primera es la siguiente: Te ciñes al texto para asumir que, si PEMEX es un monopolio, jamás podrá establecer condiciones competitivas en el mercado, lo cual luego impacta negativamente en el bienestar de los consumidores. En el texto esto es cierto porque sabemos que un monopolio restringe oferta para establecer precios de monopolio y alcanzar ganancias extraordinarias. Sin embargo, debes enterarte que esto no es necesariamente así por cuanto el gobierno puede administrar a PEMEX para que establezca precios competitivos a los mexicanos por lo menos. Pero a pesar de esta señal de realismo que te ofrezco, doy tu afirmación implícita como válida para plantearte lo siguiente. Me conviene que sigas en el dogma. Supongamos que así sea, que PEMEX es una empresa que genera ganancias extraordinarias de monopolio. ¿Qué hay de malo con eso? Y te pregunto esto porque se te olvida un dato del mundo real: PEMEX es un monopolio propiedad de todos los mexicanos, lo cual implica que, descontada la rapiña de los políticos, esas ganancias extraordinarias del monopolio van en beneficio de todos los mexicanos. Sin embargo, resulta que tú deseas que el monopolio de los energéticos, con sus ganancias extraordinarias, pase de ser propiedad de los mexicanos a ser propiedad de las trasnacionales… te pregunto: ¿Por qué te molesta tanto que los mexicanos tengan acceso a esas ganancias extraordinarias a través de su monopolio colectivo del petróleo? ¿Es tan grande tu aversión a la idea de que los mexicanos se beneficien con las ganancias extraordinarias de PEMEX al grado de querer dárselo a los extranjeros?
Ahora bien, se entiende que de manera implícita asumes, y otra vez ceñido al texto, que la entrada de las trasnacionales al sector sí traerán competencia al mismo con todos sus supuestos beneficios añadidos para los consumidores, especialmente en la forma de precios reales más bajos. Sin embargo, solo tú y los priistas se atreven a incurrir en la temeridad de afirmar eso con toda certeza, tal como si fuera a suceder así necesariamente… Error. Y te adelanto algunas cuotas de realismo para mostrarte tu error. Las trasnacionales del petróleo existen en mercados con estructuras oligopólicas… Es mucho más verosímil que las trasnacionales conspiren contra los consumidores mexicanos a que nos regalen un ambiente de competencia. Digo, si es que tú no quieres mostrarte como un necio dogmático que argumenta contra la experiencia…
Si tú aceptas que el PRI de EPN es un nuevo PRI, tendrás que estar de acuerdo en que los priistas, al menos en su grueso, ya son honestos y muy eficaces en la política. Si esto es cierto, Sergio, entonces ya tenemos la solución en las manos para meter al orden legal y eficiente a PEMEX sin necesidad de privatizarla: Que el nuevo PRI de EPN se haga realidad en esa empresa del Estado”

El remate de Alfonso Cuarón resulta genial y temerario, como debe ser de quienes pretendemos un liderazgo social en beneficio de México “Ah, perdón, se me olvidaba, Sergio. Me gustaría debatir contigo estos y otros temas en alguna de las más importantes cadenas de televisión del país. No soy remilgoso, así que accedo a la que tú elijas...pero eso sí: Que sea en horario estelar, si me haces favor. Y si se hace el tiro, nomás no invites a los de Tercer Legrado porque me caen muy gordos por mentirosos...especialmente el Ciro, el chaparrito que cometió el mismo error como cien veces seguidas con sus encuestas...Vaya fraude impune a la nación...Increíble, ¿no te parece?”

Monday, May 19, 2014

PENSAMIENTO CRÍTICO

Hay una obra política extraordinaria, completa, rigurosamente analítica, fundamentada, con conclusiones contundentes, claras y rotundas, cuyo único defecto es el nombre del título: se llama la Democracia en América, escrita por Alexis de Tocqueville, cuando el titulo correcto, acorde con el contenido, premisas, teoría, hechos y capitulado, debió ser La Tiranía en América.
La Democracia en América es un texto clásico de Teoría Política, escrito a mediados del siglo XIX, por el bisnieto de uno de los hombres más influyentes en el ánimo del Rey Luis XVI de Francia, quien además de ser historiador, jurista, político y militar, viajo a los EUA a conocer personalmente, un fenómeno político que él mismo, Alexis de Tocqueville dijo, que hay que llamar, inventar con un nombre distinto, porque no es parecido a nada de lo que ha existido con anterioridad, en la historia de la humanidad. Un estado donde el gobierno se encarga de cuidar de la población, divertirla, administrar sus herencias, vigilar, impartir justicia, relevarles hasta del trabajo de pensar. A esa forma de gobierno, el joven Tocqueville le llamo La Democracia en América “Lo que reprocho más al gobierno democrático, tal como ha sido organizado en los Estados Unidos, no es, como muchas personas lo pretenden en Europa, su debilidad, sino al contrario su fuerza irresistible. Y lo que me repugna más en Norteamérica, no es la extremada libertad que allí reina, es la poca garantía que se tiene contra la tiranía” y entonces, escribe el Vizconde de Tocqueville (1805-1859) que “Considero como impía y detestable la máxima de que, en materia de gobierno, la mayoría de un pueblo tiene el derecho a hacerlo todo y, sin embargo, sitúo en la voluntad de la mayoría el origen de todos los poderes. ¿Estoy en contradicción conmigo mismo?” “El pensamiento es un poder invisible y casi imponderable que se burla de todas las tiranías. En nuestros días, los soberanos más absolutos de Europa no podrían impedir que ciertas ideas hostiles a su autoridad circulen sordamente en sus Estados y hasta en el seno de sus cortes. No sucede lo mismo en Norteamérica. En tanto que la mayoría es dudosa, se habla; pero, desde que se ha pronunciado irrevocablemente, cada uno se calla, y amigos y enemigos parecen entonces unirse…”
Asombrado, Alexis agrega en el capítulo séptimo, de la segunda parte, del Libro primero De la Democracia en América “No conozco país alguno donde haya, en general, menos independencia de espíritu y verdadera libertad de discusión que en Norteamérica… la mayoría traza un círculo formidable en torno al pensamiento. Dentro de esos límites el escritor es libre, pero ¡ay si se atreve a salir de él!... La carrera política le está cerrada; ofendió al único poder que tiene la facultad de abrírsela. Se le rehúsa todo, hasta la gloria. Antes de publicar sus opiniones, creía tener partidarios; le parece que no los tiene ya, ahora que se ha descubierto a todos; porque quienes lo censuran se expresan en voz alta, y quienes piensan como él, sin tener su valor, se callan y se alejan. Cede, se inclina en fin bajo el esfuerzo de cada día, y se encierra en el silencio, como si experimentara remordimientos por haber dicho la verdad.”
Valga este extenso preámbulo, para centrar la atención en el punto que me interesa abordar y que es el acto de pensar en México, y la distancia enorme que existe, día con día para hacer de este acto, el más humano de todos, un lugar común, el rito obligado, la soberanía de nuestro ser, una práctica lógica, cotidiana y diáfana, prístina, bella, sólida y consistente.
En cambio, el horizonte mexicano aparece cubierto de oscuros nubarrones, de relámpagos y truenos que espantan al que piensa, que atarantan al que duda, que achican al que pregunta, que desechan a la razón, al conocimiento, descartan las objeciones, y celebra, en el extremo opuesto, con júbilo indescriptible al “wishful thinking” o pensamiento desiderativo: yo quiero, pido, deseo… que aplaude los pensamiento emocionales tipo "Tened fe y dejad que vuestros sentimientos os guíen a la verdad", encumbran con ribetes de excelencia, con togas y birretes, lanzados al espacio, que la única verdad, la que complace a las nuevas mayorías nacionales (La Tiranía en México), no es la obtenida a través del razonamiento crítico, esa forma fría de pensar, que lleva la contraria a todo el mundo, nada estimable, en comparación con la “mentira feliz”
“Quiero Creer” es el himno de moda, lo dicen los futbolistas que no dudan en reconocer sus fallas, pero que prometen ser “mejores”.  “Quiero Creer” es otro spot, que compone imágenes de hombres, niñas, niños, jóvenes, todos prototipos ideales de la modernidad,  que inician una oración “No me has tratado bien, me has hecho sufrir… quiero volver a creer… cuando te eligieron, te eligieron porque eres un “grande”… amor incondicional… olvidemos el sí se puede”. Nunca antes se había llegado a un uso tan descarado de la manipulación en México. Parece una competencia de frivolidades, donde los dineros públicos pujan contra los intereses comerciales monopolizados. ¿Qué es peor en una escala de pestilencias mitomaníacas: manipular a las mayorías con el futbol, con las asistencias sociales, los comerciales del Senado de la República, de la Cámara de Diputados, del IFAI o del Partido Verde, de la Coca Cola o del Bon Ice?
El poder que han adquirido los medios de comunicación en México, rebasa cualquier experiencia anterior. Jamás se había llegado a un engaño social tan descarado, sin la presencia de una Autoridad (poder) que vigile la educación de la población y la sancione. Hoy la TV  vende cremas contra el acné, pastillas para almorranas, relojes telefónicos, píldoras para lombrices, invitaciones a moverte, rogatorias para creer (ya no creas en PEMEX es tiempo de creer en PEUSA), rosarios con la voz del Papa, mangueras subliminales, que incitan pasiones escondidas, propuestas de agua por el partido verde, educación para todos, belleza instantánea, fajas, rejuvenecer, todos “estamos trabajando” y el epítome “Quiero Creer”: la intimidad como espectáculo, todo es legítimo si se vende.
¿Cómo se ha llegado a este escenario, que combina la humillación, con la avaricia? ¿Por qué se burlan los medios de la gente y al mismo tiempo le venden-compran productos inservibles, caros, inútiles? No hay más que una respuesta: porque en México la gente ha dejado de pensar y es más correcto especificar, pensar críticamente. Porque la duda cartesiana es una forma artificiosa del pensamiento, que se resuelve con su contrario ¿Dudo luego existo? “Quiero Creer” tomado de la mano de “¿Tú que vas a hacer? Seguido de imágenes de personas en rodillas, lanzándose de un bungee… Allí se ve la perversa inteligencia del nuevo poder Tiránico.
Es hora de regresar a cuestiones básicas. Propongo recordar el proceso mediante el cual se usa el conocimiento y la inteligencia para llegar, de forma efectiva, a la posición más razonable y justificada sobre un tema. Hago un llamado a recuperar, cada uno de nosotros el empleo del pensamiento crítico, y mejor si va en compañía de un cuerpo sano: mente sana en cuerpo sano. Porque eso significaría que piensas por ti mismo, que no aceptas las ideas y opiniones de los demás simplemente porque lo dicen ellos, lo dice la mayoría o lo dice la sociedad, sino porque has pensando en ello, conoces los argumentos a favor y en contra y has tomado tu propia decisión respecto a lo que consideras verdadero o falso, aceptable o inaceptable, deseable o indeseable.
Es un trabajo arduo, largo y que puede parecer tedioso. Es pensar y recordar la lógica, ensayarse nuevamente en las premisas, la deducción y la inducción. No olvidar que decir razón es sinónimo de decir: premisa, evidencia, datos, proposiciones, pruebas y verificaciones. Y qué decir conclusiones es también decir acciones, veredictos, afirmaciones, sentencias y opiniones. Hoy se repite lo que dicen los demás, se hacen oraciones con fervor, se exalta lo vituperable, lo deleznable, lo que causa pena, sin pensar si está bien o mal. Se invierten los términos de la razón, los del corazón y se actúa de conformidad con los intestinos delgado y grueso.
Se ignora la existencia de la retórica, el “ars bene dicendi”, el arte del buen decir. Nadie sabe argumentar, ni componer un discurso, leerlo en público, debatir. Deliberadamente se olvida  que la retórica fue la primera de las “siete artes liberales” del mundo greco-romano, junto a la gramática, la dialéctica, la geometría, la aritmética, la astronomía, y la música y que desde los siglos V y IV a.C., el sistema político ateniense en la era de la democracia radical, la práctica generalizada consistía en que todo ciudadano ateniense mayor de edad y varón podía exponer en la Asamblea, sus puntos de vista sobre los asuntos de la polis. Y por supuesto que para poder hablar en la Asamblea era necesario ser un orador excelente.
¿Pero qué necesidad, es la pregunta que enseñan en las escuelas los “Profes”?: felices de no pensar, callados al recibir los días de descanso, obsequiosos y conformes con no trabajar, festejados con comilonas, bacanales y objetos de regalo: autos, ipads, laps, basura tecnológica.

En México, al igual y como sucedió durante la Edad Media (V-XV: mil años), de los tres géneros oratorios, salvo el judicial, entraron en decadencia el género deliberativo y el epidíctito, es decir, la oratoria política y la artística, ya que la militarización del imperio hacía inútil los conocimientos de la oratoria ¿Para qué, pregunta un México militarizado? Piensa en Grande. Alístate en las fuerzas armadas y no pienses, solo grita, aúlla por las derrotas futbolísticas que 20 días antes del torneo, se aprovecha de tu condición de esclavo.

Thursday, May 15, 2014

DÍA DEL MAESTRO

Mi vida no me pertenecería, si no hubiera conocido a los Maestros que me enseñaron, educaron y despertaron vocaciones, hambre de entender, de conocimientos, alientos para no desmayar en el camino, apetitos por el saber, espíritu deportivo, de competencia y compañerismo, cariño, afecto, patriotismo y amistad. Las Maestras  Guillermina, Ernestina y Teresa Soto Cienfuegos, en la Primaria, me enseñaron hacer de los conocimientos herramientas, a leer y escribir correctamente, a pensar y hablar en público, incluso cortejar con delicadeza y corrección a la niña de mis amores, al despertar a la sexualidad.
Yo no sería quien soy, si no hubiera recibido las enseñanzas en matemáticas de la Maestra Robertina en la Secundaria, de las Maestras Peñafiel o María Teresa Landa en la Preparatoria y puedo seguir recordando con afecto y agradecimiento a todos los Maestros que me formaron para bien, en escuelas públicas, en las que hice toda mi instrucción escolar y después universitaria.
Por lo tanto no puedo más que sentir una gran decepción, al conocer la información que publica el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), que presentó el primer mapa salarial de maestros en el país: docentes que  ganan más que el presidente de la República, que tienen un sueldo mensual de 193 mil 478 pesos. El informe Mejora tu Escuela del IMCO, indica que el sueldo promedio de los maestros es de 25 mil 153 pesos al mes y que 91 mil 129 docentes entran en el 10% de los hogares más ricos de México, de acuerdo a sus percepciones; que más de 90 mil maestros perciben ingresos superiores a $44 mil pesos, en tanto 7,183 maestros obtienen ingresos que superan los 100 mil pesos. El caso de un maestro en Oaxaca cuyas percepciones ascienden a $603 mil pesos mensuales, o el de una escuela en Iguala Guerrero que paga una nomina de 85 mil pesos al mes, para atender solamente a un alumno. Las historias no tienen fin, el gremio magisterial está corrompido de pies a la cabeza y aunque existen plazas con sueldos entre $5 mil y $29 mil pesos, aun faltan por agregar bonos, estímulos, gratificaciones, méritos, antigüedades, menos los descuentos, comenzando por las aportaciones a los sindicatos, nacional y estatal.
Peor ha sido la respuesta inmediata de Juan Díaz de la Torre, quien despacha como “encargado” de la dirección del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) y que había estado prácticamente escondido en las oficinas que ocupara hasta principios del año pasado Elba Esther Gordillo. El “interino” dijo que habría un aumento salarial al gremio magisterial, retroactivo al 1 de enero, y  descalificó el informe del IMCO sobre el estado que guardan algunos aspectos relativos a percepciones e ingresos, plazas, escuelas y condiciones generales de la educación, con base en datos que  fueron obtenidos de reportes que presentaron las secretarías de Educación estatales a la SEP en el cuarto trimestre del 2013, de la nómina magisterial que se paga con el fondo de aportaciones para la educación básica.  La crítica a la crítica es recurrente en este gremio -lo hicieron con la película ¡De Panzazo!-  gritonean, se rasgan las vestiduras, chillan “que son ataques de la derecha, que no es verdad, que hay intenciones políticas, detrás de los diagnósticos”
Hay una realidad ineludible y que es la sentencia mayor, la razón primera, se trata de los alumnos y de la educación de México: Son los niños y jóvenes que estudian y no aprenden nada bueno. Por el contrario la presencia escolar, que alguna vez fue obligatoria, laica y gratuita, se ha convertido, para los niños y jóvenes mexicanos, en un pasaje obligatorio para aplastar sus encantos naturales, para mochar la imaginación, para engendrar vicios y enseñar con maestría, a obedecer. Se ha llegado al punto en que sería bueno que en la sociedad, los Padres de Familia, se deban plantear seriamente la pregunta ¿se debe estudiar en el sistema oficial? ¿Por qué no seguir el método Polgar? ¿Por qué si mi bisabuelo no cursó ni la primaria, sabía tanto y construyo en la ciudad de México casi una centena de casas y edificios, que aún se mantienen en pie a la fecha? ¿Por qué en Temascaltepec las personas más sabias e inteligentes que conozco, no cursaron una especialidad de agronomía y son expertos en la agricultura?
Por eso, poco importa si los datos que descubre públicamente el IMCO son exactos o no lo son, o que si la gran mayoría de docentes percibe sueldos que van de los seis a los ocho mil pesos mensuales, y por lo tanto se invalidan las conclusiones que se desprenden de la investigación referida. El fraude capital es que el trabajo que entrega el Magisterio a cambio es fatal, es un auténtico golpe de estado en la parte más valiosa de la nación mexicana: son en la niñez y juventud.
Es mayor el coraje que produce esta triste realidad, la Mala Educación, cuando el nivel de desagregación se hace menor y entonces se conocen los casos cercanos, los datos sensibles de nuestro entorno vecinal y familiar: es la chica de Luvianos que compró una plaza en 100 mil pesos, el amigo que trabaja en el municipio y que durante la campaña del actual edil, estuvo cobrando de “aviador” en Valle de Bravo (aviador, es decir cobrar sin trabajar, sin estar presente), son los numerosos casos de maestros que ocupan cargos públicos municipales sin más méritos que haber trabajado en la “campaña”, o los regidores que se rodean de asesores que cobran en la nomina municipal. Son las operaciones políticas en las elecciones, bajo amenazas y extorsiones desde la Normal de Tejupilco Son los maestros que “militan en la izquierda pero cobran con la derecha”, fanáticos religiosos que hacen de sus cargos en la UAEM o la UPN atalayas religiosas. Enterarse de escuelas premiadas por corporaciones multinacionales en Temascaltepec, en Tejupilco y que en realidad responden a intereses muy específicos, a vínculos familiares con el Presidente Municipal en turno y de allí se selección y triunfos “gloriosos”. Son las porras y “goyas y cachunes” a la UTSEM por destrozar un proyecto educativo, mientras los maestros agrupados en el sindicato cumplen ya 10 años al frente y lo festejan al grito de “total, si el líder Hernández Juárez ya cumplió 30 años”, ¿Por qué yo no? Es la frase inmortal, en el Restaurante La Misión, de un Maestro, que con júbilo festivo presume que en el SNTE nacional se hacen millonarios en 10 años y en cambio, en el estado de México, solamente les lleva tres años. Son la rispidez de las respuestas, cancelar el dialogo en redes sociales, es el primitivismo ideológico provinciano de quienes se ofenden y son alérgicos a la crítica.
Entonces se vuelve reiterativo, fastidia tener que estar haciendo precisiones y separando a unos de otros -onda el “portero de Eugenio Derbez córtale mi schavoo”- porque la realidad social es que cada maestro, por la Mala Educación recibida, es un ser alienado en la preparación individualista, rigorista, egoísta y llena de vanidades. Salinas de Gortari eligió con precisión quirúrgica, el sector social ideal para encabezar el proyecto de enajenación y sometimiento a la economía y a la política de los EUA, tras la firma del TLC. El magisterio se revela como un paradigma perfecto, su perfil personal los coloca en la vanguardia del camino a la nueva esclavitud, el del consumo y la sumisión: porque los maestros  solo tiene ojos para ellos mismos y no alcanzan,  no les da sus talentos y menos sus deseos, para ver más allá de su cheque de nomina.
Quizás habría que distinguir a los Maestros de alguna manera. Hay que adjetivarlos con el “verdadero, o así como la parte más conservadora del catolicismo se oponen a la unión entre homosexuales, y discuten y proponen que su tolerancia cedería si le cambian de nombre al producto de esa relación –hasta proponen como nombre “chulimonio” en vez de matrimonio- Habría que pensar en un nombre diferente para los Malos Maestros, los “profes” y dejar el nombre de Maestro, para los Maestros de Verdad
Porque el magisterio sindical se ha convertido en el verdadero brazo de control y manipulación, de la infancia y la juventud en México. El maestro llega a todas las comunidades, a las rancherías más apartadas, pero lleva el mensaje de dominio y de sumisión al poder. Son operadores políticos al servicio de los gobernadores del PRI, de los programas sociales. Maestros que se niegan a trabajar o a ser calificados. Maestros consumidores de las guías escolares impresas que les releve del trabajo de pensar, Maestros fascinados en la creencia post socrática del “Yo sé que no sé nada,  pero se enseñar” Y la necesaria realidad nacional, es que México requiere de saber y no de “artilugios pedagógicos.” Saber leer y saber pensar, es requisito indispensable.

Me ha tocado desempeñar un papel muy cercano al Magisterio sureño, y puedo dar fe sentida de que las tesis publicadas por Zaid, Sheridan Taibo II, Didricksson se quedan cortas frente a realidades tales como que los Maestros no leen. En la librería El Areté de Tejupilco puedo identificar perfectamente a los Maestros de los “profes”: los Maestros van y se pasan horas caminando entre el enorme acervo bibliográfico, disponible en este establecimiento, los “profes” mandan por títulos de superación personal, por guías didácticas que les resuelva su trabajo docente o para encargar algún libelo zarrapastroso. Termino con un regalo, inspirado en el pensamiento de Fernando Savater, publicado en mi libro Cartas Sureñas, un sincero homenaje a  los Maestros, en su día: “Como las soluciones no son fáciles, ni mágicas, empezaría por proponer la necesidad de un espíritu crítico, un análisis diferente de un problema que se agrava en la medida que crece la población que demanda educación. Hace falta un espíritu inspirado en Voltaire, a quien se le puede reconocer como el inventor del intelectual moderno: un oficio que toma algo del agitador político, bastante del profeta y no poco del director espiritual. Maestros quienes estén en disposición de ejercer con la educación, un poder benéfico y curativo, que pueda aliviar del poder despótico de los gobernantes y del poder oscurantista de los clérigos” 

Monday, May 12, 2014

NARCO CULTURA

Debo reconocer que el tema me causa una pasión molesta, me hiere, ofende, sin embargo, la veo, la oigo y aunque reniegue o critique allí esta, esparciéndose entre lo más valioso de una comunidad, de un país, entre la juventud. Y como toda pasión, la Narco Cultura es un halo que me ha tocado alguna vez y comenzaré por recordar algunos pasajes de mi encuentro con este submundo, todo un universo, que de marginado ha caminado hasta ser moda y ansia entre hombres y mujeres, convencidos que el placer, la diversión, el sexo, el dinero y Dios, todo lo pueden.
No es mi caso y allí reside el valor de mi experiencia personal. Porque mi encuentro con el mundo de lo que ahora se conoce como Narco Cultura se dio exactamente en el otoño de 1997 ¿Por qué lo recuerdo? Porque fue una ocasión en que buscaba el paradero de mis hijas, que habían sido sustraídas de manera intempestiva de mi lado por su Madre y se las había llevado con rumbo desconocido. Creo que esta es la primera de las señales que hay que tomar en consideración al tratar de entender esta cosmovisión de la vida: el individualismo, la soledad, el sufrimiento, el riesgo y el atrevimiento total y completo, son los  rasgos inmediatos, del perfil de todo adicto a la cultura del Narco.
Al investigar concluí que mis hijas podrían estar escondidas-secuestradas, en León Guanajuato y allí me dirigí en vano, en compañía de un guerrerense que aprovecho mi situación y se convirtió en mi compañero de aventuras, se adjudico el titulo de guardaespaldas y bien que lo hacía: audaz, rápido, intrépido, sagaz. No obstante, creo que en la ficción del momento, el papel que jugó Pancho, durante dos años que se mantuvo a mi lado -todos lo conocían como Pinky o el Chupacabras- fue el de Sancho Panza y por supuesto que yo asumía sin reconocerme, el del Quijote.
Y digo que en vano porque aunque pude ubicar a mi familia, no hubo forma de hacer contacto con ellas. Sin embargo, pasaron otras cosas, en esa noche que llegamos a León, pues Pancho me convenció de ir al Palenque y ver el encuentro entre el Partido del Gorra Prieta en contra del Líbano (un duelazo tipo Barcelona-Real Madrid… luego lo sabría)  y, la presencia musical de Joan Sebastian, a quien sin haberlo escuchado nunca, yo asociaba en el mejor estilo de Loret de Mola, de “nako”. Y en realidad me impresionó, todo: fue la música y ambiente, los zapateados y aullidos que provocaba Joan Sebastian. Además, recuerdo otras dos cosas que me sucedieron en ese día: que gane todas las apuestas, mientras Pancho me “regañaba” por jugar tan poco dinero. Abro un paréntesis para describir que la personalidad de este singular acompañante encarna una combinación del peladito de Cantinflas, con la simpatía abusiva de Tin Tan, en mezclar a la perfección la insolencia con la gracia,  la marcialidad y el respeto, con la adulación y la seguridad de que a su lado nada me iba a suceder; y la otra es que hasta ese día jamás había escuchado ni al Joan Sebastian ni a la Banda de El Recodo… “Don Guillermo, la de Don Cruz Lizárraga” me reprochaba mi attaché de la costa grande, quien no podía creerme, aunque así era en verdad.
Dos años viví sin la custodia de mi familia y pude dedicarme a conocer ese submundo de los palenques, de la preparación de los gallos, de la apuesta, de la música de banda, el alcohol y  de las drogas. Una vez, fuimos a Cd. Altamirano a la fiesta, y aunque quede deslumbrado de la belleza de las mujeres, ricamente ataviadas, como de gala, con diamantes falsos empotrados en los dientes, lo que no olvidaré jamás fue ver que un “narco”, entonces muy conocido –me dicen que ya murió y debe ser- ese día en el Palenque, consumió en una noche, en compañía de una docena de camaradas -recuerdo muy bien, conté varias veces-  dieciséis botellas de Buchanan’s… mezclado con Seven up, Coca cola…(¡No es posible!). Dos años  me duro ese chapuzón dentro del mundo de los cinturones piteados, de las armas, las botas de avestruz, texanas de muchas “X”, del amarrar navajas, de toros al estilo americano, de música que me hacia bailar, de conocer personajes como Don Rutilo o el Dr. Varela, hasta que recupere el control personal, a mi familia, reintegre el dominio sobre mi humanidad, volvió a gobernar mi alma sobre mi cuerpo y pude tomar conciencia de un adagio familiar muy repetido: “afortunado en el amor, desafortunado en el juego”. Deje de apostar, deshice mi gallera, y hasta la fecha, los “voladeros” están abandonados en mi Rancho El Arete de Temascaltepec.
Es muy bueno el título del reportaje publicado por Milenio: dice que el "movimiento alterado" representa la tercera generación de los narcocorridos, "Aparece cuando surge esto que yo llamo Cuando el narco sale del Clóset” Hay quien da como fecha del deschongue, el debut de “las vestidas” en público, de los narcocorridos, el año 2009. Por lo que a mí respecta es en este 2014, con el largometraje  del israelí Shaul Schwarz, documental que se titula Narco Cultura y la amenazante presencia del Komander en Tejupilco, cuando tome nota de este efecto que aun pasa desapercibido para una mayoría nacional, pero que empapa y seduce,  “enferma” a la gran mayoría de la juventud, sobre todo en la provincia mexicana, en los pueblos como estos del sur del estado de México, en las costas, al interior del país.
El director comenta al semanario PROCESO que “desafortunadamente en el tema del narcotráfico no se puede decir qué sería lo mejor realizar (sic) para pararlo; pero estoy muy consciente, más allá de los muertos, de que esto va creciendo socialmente y justo lo que tratamos de demostrar con esta cinta es cómo todo eso está afectando a la cultura mexicana”. La cinta aborda  la violencia y el miedo en Ciudad Juárez, y el “movimiento alterado”, una corriente musical nacida en Culiacán que rinde culto a la forma de vida y acciones violentas del crimen organizado.
Con base en información que en este mes han publicado el blog Sin embargo, la revista Letras Libres, los periódicos Milenio y Excélsior, además de la revista PROCESO, y adicionalmente, gracias a una exhaustiva búsqueda en compañía de mi hija Carmen, de la letra y “música enferma”, puedo decir que me he formado un panorama suficiente, para entender, quince años después, el verdadero estado de salud social que padece la cultura en México: donde ataviados con uniformes militares, portando los afamados “cuernos de chivo” las Kalashnikovs tan efectivas, el AK 47 y, además bazuca en la nuca…  con un ritmo frenético, se contagia el tachun tachun, los clarinetes y el acordeón, cantan…“volando cabezas al que se atraviesa… somos sanguinarios locos bien ondea-dos, nos gusta matar…” Mientras que como parte de la escenografía, una niña-adolescente, a cuadro, se aparece y dice “me quiero casar con un narcotraficante” en tanto otra jovencita, otras, se empinan botellas de tequila.
Dice Shaul “Es triste que todo esto que está pasando en México… se haya convertido en un movimiento cultural y se glorifique al narcotráfico”, pero  ¡cómo no va a pasar esto si los jóvenes están viendo que el narco es lo que les da el bienestar económico y el poder…! Es de esperar que eso pase. Peor es que la juventud mexicana vean y sepan que un ignorante como Peña Nieto “compro” la Presidencia;  y que se enteren que uno de los “príncipes” que se apresta a sucederlo es profundamente homosexual, un marica que desde el Gobierno de Chiapas consigue que TELEVISA el facilite a una tipa de nombre Anahí O cuando somos testigos, todos los mexicanos, que un méndigo profesor rural, tan “X” dirían los “chavos” --puede ser la Tuta o Papá Pitufo, ¡caray!, hasta en los sobrenombres se pierde el estilo- les llama a portarse como “hombrecitos y caminar derechitos”  ¡a los políticos en Michoacán!
Entonces se entiende que en las llamadas “Canciones Enfermas” o “Corridos Enfermos”  se pueden escuchar palabras como “degollar”, “ejecutar”, “levantón”, “sanguinarios”, “locos”, “ondeados”, “empercherados”… que dentro de estas canciones se haga alusión a la vida de millonarios, consumo de drogas y al uso de armas de grueso calibre. Que se glorifique y admire a los intérpretes de la música del Movimiento Alterado: El Komander (Alfredo Ríos, la punta de lanza), Los Buitres, Larry Hernández, Noel Torres, Oscar García, Los Cuates Valenzuela, Buchones de Culiacán, Buknas de Culiacán, Los Primos,  El RM.
Más grave aún es saber que estos corridos son premiados por la industria comercial norteamericana. Que sus galardones en la Billboard o Grammy son acompañados por grandes ventas en los Wall Marts de California y Texas, mientras en México comienza un pálido intento por censurar o prohibir sus presentaciones sin entender que no es posible detener los movimientos sociales. Se olvida que existen las redes internaúticas. Quizás lo más importante y triste, es que los corridos son una forma de expresión histórica en México, que han estado siempre presentes, generalmente censurados, pero que a diferencia de la Adelita, la Valentina, la Cucaracha, o alguno de los muchos corridos a Pancho Villa, que ensalzaba al valor, la República, la Independencia o la Libertad, el Movimiento Alterado, la Narco Cultura, los corridos “enfermos” son resultado del modelo político y social que desde hace treinta años se impone en México, patrocinado por las trasnacionales norteamericanas, la Iglesia, los medios de comunicación, la TV (basta ver un rato la programación de Univisión o Telemundo, para entender todo).

Que los valores que promueven son el lujo, el crimen, el robo, la lujuria, el sexo sin erotismo, la dependencia, el vicio, la obesidad, la ignorancia, el incesto, la traición, la infidelidad y la deslealtad, los ultrajes… Dice el productor del filme Narco Cultura, que al final del documental, el perito forense Richi Soto lanza una pregunta entre sus compañeros de trabajo: “¿Cambiará esto?”: uno de ellos confiaba que sí; pero se informa en el largometraje que fue asesinado.

Thursday, May 08, 2014

LA MADRE

No me dejaban ver los “Tres Garcia”. Mis Papás nos mandaban a la cama apenas comenzaba la película que idealizo a Pedro Infante como hijo queridísimo de Sara Garcia. Todo un suceso, la película clásica del cine de oro mexicano, se empezó a transmitir por primera vez en la televisión, cuando yo tendría apenas unos diez años y me llevo tiempo, ver completo –entender es demasiado- el gran drama nacional: el de la Matrona dominante y sus hijos-nietos fascinados. La cuna del machismo galopante.
Es la Madre con la que nacimos y crecimos  en México. Es la Madre necesaria, celebrada a partir de 1922 por Rafael Alducin “Excélsior pretende que el diez de mayo de todos los años sea consagrado por los hijos a enaltecer en vida o en memoria a quienes les dieron el ser”. La Revolución había concluido, dejando el país diezmado, casi un millón de personas perdieron la vida en el fragor de la revuelta, y era necesario repoblar a la nación. Nunca como entonces el concepto se apresuraba y el vehículo indicado, indispensable y único eran las Mamás, la maternidad.
El piso de la recamara era de duela y sentados a los pies de la cama, recuerdo de manera imborrable, la primera vez que presenciamos (con mis dos hermanos y mi hermana) esta suerte de comedia trágica inspirada en Sófocles, pero amplificada a los tres primos hermanos, todos Luis, nietos, por supuesto de Doña Luisa Garcia: Luis Antonio, el borracho enamorado, José Luis, el orgulloso sentimental y Luis Manuel el ricote avaro. Tres estampas de un México que nacía y buscaba una imagen, un reflejo donde verse y reconocerse, en el tiempo del parto en el monte.  Tres rancheros tocados por los vicios de la nueva sociedad (de los autos, los gringos, las ciudades)  Un país que se ensartaba en las pasiones del incesto, del robo y de la traición: los hijos con la abuela, los primos con la prima, la seducción-traición, el agiotista-robo.
No estoy seguro si esa fue la primera vez, que no pude contener las lagrimas al ver una película, porque quizás el momento en que matan a la mamá de Bambi, o cuando encierran con grilletes a la mamá de Dumbo, ganaron primero el Oscar al llanto fingido, al pujido obligado, ¡pero es que darle tres balazos a Doña Luisa! Y luego la agonía, el sepelio, las coplas, las flores, las paladas de tierra y la lectura del testamento, imponen más que los dibujos animados. Eso sí, mi Madre acudió presurosa a consolarme. Por muchos años, cada diez de mayo no dejaba de tararear “Mi Cariñito” Incluso en el día de su funeral, al pie de la fosa, estuve a punto de soltarme a cantar “cariño que Dios me ha dado para quererlo…” Aun quedan vestigios de aquella relación marcada por el amor piadoso y la pasión inconsciente.
Ha pasado el tiempo, la vida sigue y la experiencia, combinada con sabiduría ayuda. Hoy elijo “La Madre” de Máximo Gorki, en conmemoración de  muchos años de topes, descorazonadas, trompicones, atasques, exabruptos, rupturas y tristezas, de profunda melancolía en eso del amor pasión. Son otros estereotipos de la maternidad.
En Gorki, Pelagia es la Madre de Paul
Paul comenzó a hablar. Leo libros prohibidos. Se prohíbe leerlos porque dicen la verdad sobre nuestra vida de obreros... Se imprimen en secreto, y si los encuentran aquí, me llevarán a la cárcel... a la cárcel, porque quiero saber la verdad. ¿Comprendes?
Es la Madre, que se trasparenta a lo largo de la obra rusa, que se transforma en la Madre de todos los Camaradas
Pero hay otros trances maternales, clásicos de lo más inveterado del amor maternal, del sentimiento piadoso, como en Los Miserables, de Víctor Hugo, es Fantine, quien obligada por las circunstancias cae al abismo del comercio carnal, con tal de que “el dinero que gana lo emplea en mantener a su hija. Fantine se convierte en un arquetipo del propio sacrificio y una madre cariñosa”
Pero los otros arquetipos de la maternidad son los que causan pánico. Como Madame Bovary (Flaubert) que se ensaña en la docilidad de Charles y la malignidad de su Madre-Suegra, causa y origen de la vida y la muerte de su propio hijo. Es la historia de Emma, quien tras casar con Charles Bovary, se ve presa de una historia que no corresponde a su afición por la literatura sentimental. Condenada a ser una especie de joya en exhibición, en aburridas tertulias, para Madame Bovary todo empieza, cuando todo termina. Emma se enamora de León, un joven estudiante y tras caer rendida, prefiere morir en el trance de la separación, antes de regresar a la vida anterior, dejando a su pequeña hija Bertha desamparada y sola tras la muerte por consunción y tristeza, de Charles el esposo, al descubrir el engaño.
¿Y como no celebrar a la más materna de las Madres empoderadas? No puede quedar de lado en esta ocasión, Lady Macbeth. Shakespeare no olvidó a las Madres más afamadas de México en el siglo XXI: Martha Sahagún, Elba Esther Gordillo, la señora Wallace, Rosario Robles. Son las Madres tocadas por el poder. No son las mujeres que acceden a la maternidad en el piso de un baño, en el jardín exterior de una clínica, ni tampoco son aquellas madres advertidas de que el número de hijos no debe exceder de tres. Son las mujeres que no quieren ser Madres. 
Como la historia que cuenta y da origen al  “Tambor de hojalata”  La voz de Oskar relata la historia de la concepción desde cuando está en el útero de su madre: sin desearla y sin saberlo. “Mientras asa papas, su abuela Anna Bronski ayuda a un desconocido, un fugitivo incendiario llamado Joseph Koljaiczek, escondiéndolo bajo sus faldas cuando está a punto de ser capturado por la policía del II Reich alemán, y despistando a los perseguidores, al mismo tiempo que tienen sexo disimuladamente por primera vez. Ana y Koljaiczek se casan y tienen una hija, Agnes, que con el tiempo se convierte es una atractiva chica que sostiene una relación sin futuro con su primo Jan Bronski, quien a su vez le presenta a su mejor amigo y el hombre que sería su esposo, Alfred Matzerath… pero Agnes sigue su romance con Bronski, por lo que cuando queda embarazada, es incierto quién es el verdadero padre del niño, quien al nacer recibe el nombre de Oskar. ¡Esta sí que es la auténtica maternidad divina! Son las historias de “soy madre y padre a la vez”. Algo así como una suerte de hermafroditismo, en el tercer milenio de la mexicanidad.
Creo que es hora de revisar nuestras ideas y nuestras costumbres. Se ha olvidado que  “El ser de quien procede la vida, está más íntimamente ligado al que ha engendrado… los padres aman a sus hilos inmediatamente y desde el acto de nacer, mientras que los hijos no aman a sus padres sino después de muchos adelantos, de mucho tiempo, y cuando han adquirido inteligencia y sensibilidad. Esto explica también por qué las madres aman con más ternura. Llega el mes de mayo y se celebra el 10 con escándalo y ceguera. Se construyen estatuas, se llevan serenatas, se grita y se regala a la Madre sin entender el porqué de ese cariño, la razón fundamental. Dice con exactitud matemática Aristóteles que “Las madres adoran más a sus hijos que los padres, porque recuerdan el dolor con el que los han traído al mundo y están más seguras de que son suyos” ¿Cómo no va a querernos la Mamá, si los hijos somos carne de su carne, sangre de su sangre? Hijo de mi Hija ¡mi Nieto! Hijo de mi Hijo ¡Quién sabe!
¡Qué infelices e inferiores aparecen Luis Antonio, Luis Manuel y José Luis, reducidos al alcohol como pre-texto, a las riquezas como con-texto y a los sentimientos como poema ganador, el de la prima!: la güerita gringa que burlándose de las leyes de Mendel, decide casarse con el que le ama con el corazón, sobre el que quiere su calor o su belleza. Qué lejos se ven estos cómicos inventados por Ismael Rodríguez en 1946, del Edipo de Sófocles, en Tebas. El que abandonado a su suerte, e ignorante de ser hijo de Yocasta, guerrea en contra de su Padre Layo, a quien vence y mata, como lo presagiara el Oráculo de Delfos. Entonces, tras unirse en casamiento con la Reina y procrear sus propios hijos se entera, por conducto de Tiresias, de la premonición cumplida: tus hijos son tus hermanos. Sacarse los ojos y quedar ciego es la respuesta. Es mejor no ver.
Mi Mamá Graciela cumpliría 80 años de edad el próximo 23 de este mes de Mayo, el Pradial con que la Revolución triunfante en Francia en 1789, llamo al quinto mes del año calendario. Recuerdo que a ella nunca le agradó la celebración del día de la Madre. Exigía que se le celebrara todos los días del año. Hoy que se adelanta la temporada de lluvias, que el frio me cala en los pies y que la gripa me ha afectado la respiración y la garganta, dedico esta elegía a la mujer que me nombro como me llamo: Luis Guillermo, Luis como mi Padre y porque al nacer un  25 de junio, Mi Mamá Chela decidió adoptar para su primer hijo, el nombre que confería el Santoral de ese día: Guillermo, aquel cuya voluntad y determinación brinda protección.
Además, Graciela-Marlena (es la Mamá de Gru), me dio otros dos nombres. Me llamo “Pánfilo” como el personaje de Walt Disney que era muy afortunado y todo le salía siempre bien y, me repetía: así eres tú. También me decía “Grillo”, jugando con la primera letra de Guillermo, porque mi Mamá se imaginaba que yo le cantaba como el grillito cantor. Y yo me creí así, exactamente. Y yo me veo así, exactamente Y es el recuerdo más bello que guardo de mi Mamá. La fuerza de su carácter, para hacer que las cosas sucedan de acuerdo a sus deseos.

Monday, May 05, 2014

LA ECONOMÍA ESTANCADA

Hay quienes creen que estaríamos mejor si la economía real creciera y no estuviera estancada. Parece una de esas frases sacada de los cartones que inmortalizaron a Abel Quezada (AQ). Nada como aquella media página publicada en el Excélsior de Julio Scherer, tras la “docena trágica” Echeverría-López Portillo (1970-1982), que destrozo la economía nacional: toda una editorial ilustrada, donde aparecen una serie de personajes del “pueblo” opinando sobre los temas del día, como la señora con una pañoleta en la cabeza, que señala que la “inflación” ha elevado el precio de la tortilla; otro se lamenta que el desempleo se debe al “encaje legal”, mientras un policía -ese que dibujaba AQ con rostro cantinflesco y moscas volando alrededor de su cabeza- critica la falta de inversión productiva, o el oficinista que alega que las condiciones de Wall Street impiden que los CETES paguen mejores dividendos, sin faltar el perro Solovino o el campesino, ese que en la imaginación de AQ había que dibujarlo, amarrado con unos mecates al suelo, para que no se lo llevara el aire, de tan flaco y desnutrido. El colofón, al pie de las ilustraciones y que le daba el sentido deseado, al diálogo de los personajes, era lo costoso que le había salido a los mexicanos aprender economía de esta manera.
Porque cuando se habla de “economía real” o de estancada, incluso lo de “mejor”, estamos hablando de ideas y de conceptos que tienen por detrás, una enorme carga ideológica, intenciones políticas claramente expresadas y una férrea voluntad por imponer un estilo, un modo, una forma de sobrevivencia,  bajo un determinado tipo de Gobierno.
Por ejemplo, y como un inmerecido homenaje, pero es que se murió apenas el sábado pasado, cito el cuerpo de la teoría económica que le valió el Premio Nobel a  Gary Becker: dice este pobre laureado que, la familia es una fábrica de bienes domésticos (comida, alojamiento) producidos con tiempo y bienes de mercado. El precio de éstos tiene dos componentes: los precios de mercado y el coste de oportunidad del tiempo. Si la renta de la familia aumenta, resulta antieconómico mantener a un miembro de la familia trabajando en la casa.
¡Schulada el muchacho chicho de la película gringa! Palabras más o palabras menos, si los ingresos (o renta) familiar, es decir, si entra mas “lana” a la casa, entonces es preferible contratar quien haga los trabajos domésticos, para no pecar de antieconómico y ponerse mejor a trabajar y “ganar” billetes, todos los miembros de la familia. La verdad es que parece tan obvia la apostasía de este ilustre miembro de la Escuela de Chicago, discípulo de Milton Friedman, que hoy en día en México y cada vez más, parece tautología -una verdad que parece redundante, sin necesariamente serlo-.  Porque el tiempo de vida en familia, el cuidado de los hijos, la preparación de los alimentos, de la naturaleza, el cultivo de tradiciones, de las artes y costumbres, todo, entonces, deja de existir en el horizonte de quienes abjuran de la calidad de vida, de la integración familiar y de la vida feliz. Algo así como botar a la basura a Bruno Traven, y el bello relato de “Canastitas en serie”
Otra perla de este egregio exponente de la escuela de economía monetaria de Chicago, “una de sus últimas propuestas era vender el derecho a inmigrar subastando cierta cantidad de visas o permisos de trabajo, es decir, que las personas migrantes paguen por tener acceso al mercado de trabajo”. Para entender mejor, recurriré otra vez a AQ para recordar a Don Gastón Billetes -siempre portando un anillo con un diamante enorme, colocado en su nariz aguileña-  dibujaba AQ “ a Don Gastón predicando en el desierto”: si los pobres son el problema del mundo, hay que eliminar a los pobres,  ¡Oh, congoja! Nadie le hacía caso. De manera muy parecida,  el Sr. Becker dejo antes de morir, el apotegma de que todo en la vida se reduce a un problema de oferta y demanda, luego entonces se trata de encontrar el precio de equilibrio y ¡listo!
La realidad es que esta es la manera como cada vez más y más, se conciben las cosas en México. Es el verdadero rostro de la “globalización” mundial: ¡todo tiene un precio!,  ¡Cuánto tienes, cuanto vales!, no muy lejano a otra, esa muy nacional, atribuida a Álvaro Obregón “nadie resiste un cañonazo de 50 mil pesos”
En contraste, ahora comparemos la visión de un mexicano, uno de los más ilustres, de Pancho Villa. Decía Doroteo Arango  "Cuando se establezca la nueva República, no habrá más ejército en México. Los ejércitos son los más grandes apoyos de la tiranía. No puede haber dictador sin su ejército. Pondremos a trabajar al ejército. Serán establecidas en toda la República colonias militares, formadas por veteranos de la revolución. El Estado les dará posesión de tierras agrícolas y creará grandes empresas industriales para darles trabajo. Laborarán tres días de la semana y lo harán duro, porque el trabajo honrado es más importante que el pelear y sólo el trabajo así produce buenos ciudadanos. En los otros días recibirán instrucción militar, la que, a su vez, impartirán a todo el pueblo para enseñarlo a pelear. Entonces, cuando la Patria sea invadida, únicamente con tomar el teléfono desde el Palacio Nacional en la Ciudad de México, en medio día se levantará todo el pueblo mexicano de sus campos y fábricas, bien armado, equipado y organizado para defender a sus hijos y a sus hogares. Mi ambición es vivir mi vida en una de esas colonias militares entre mis compañeros… desearía trabajar en mi pequeña granja, criando ganado y sembrando maíz. Sería magnífico, yo creo, ayudar a hacer de México un lugar feliz". (Taibo II)
Al igual que todo el mundo, México adopto formas de organizar la economía, acordes a las esferas internacionales dominantes. La excepción, por supuesto Lázaro Cárdenas, quien además de la política agraria, ejidal, obrera y laboral, se extendió al campo de la educación para proponer una educación socialista, la creación del IPN. Y por supuesto, la gloria de las reivindicaciones territoriales y de soberanía. El modelo cardenista no dudo en decidir una política económica social y con justicia.
Hasta 1982, con todo y las variaciones radicales, respecto a los ideales y postulados de la Revolución mexicana, se gobernó asumiendo riesgos soberanos y determinaciones específicas para vivir en un marco de economía mixta, donde sectores público y privado se complementaban uno al otro, para desarrollar los empleos y la producción, para cubrir las necesidades de la población. Se aspiraba al pleno empleo, estos es la ocupación de toda la gente en edad de trabajar, y utilizar la capacidad instalada al 100%. Se invertía en empresas, tecnología, se adquiría lo necesario del exterior y consecuentemente se transitaba por etapas de inestabilidad monetaria, cuando la oferta no alcanzaba a cubrir las demandas y entonces se planeaban las importaciones o se requería la intervención de autoridades en la materia. Por mucho tiempo se logró controlar debidamente este modelo, que en el mundo causó admiración y que se bautizó como el “milagro mexicano”: más de una década de crecimiento constante a tasas superiores al 6 % y con inflación controlada de un dígito. Algo solo equiparable al dinamismo mostrado actualmente por China. No hay que olvidar que en México llevamos casi doce años, practicamente sin crecimiento económico.
Sin embargo, como canta J.M. Serrat “entonces llegaron ellos” Los mexicanos educados en Norteamérica, en Chicago, Harvard, MIT, dispuestos a aplicar sus recetas y a condenar a nuestro país a integrarse a una economía mundial, rica en oferta y tecnología muy diversa, pero necesitada de consumidores y de mano de obra barata: el lugar al que las potencias, destinaron el mercado mexicano y esto significa a todos nosotros los mexicanos.
A partir de 1982, pero especialmente con la llegada de Salinas de Gortari en 1988, ya no importo el fomento a la producción, la vigilancia de precios, los permisos de importación o el control de las divisas. Se desecho por improcedente el arbitraje de las relaciones entre el capital y el trabajo, el derecho de huelga, la potestad y dominio sobre ejidos y tierras comunales. Se abrogaron las leyes que suprimían la intervención de la iglesia en la vida pública. Todo se vale para hacer dinero y es indispensable el mea culpa y el perdón de los pecados. Hay que creer en la esperanza del futuro, la promesa del porvenir, las riquezas y el dinero como fuente de felicidad, no importa si es necesario robar, matar, engañar, traicionar, envenenar, mentir, timar, abusar. El dinero todo lo puede y la religión todo lo perdona.
Pero existió un pequeño problema, un “prietito en el arroz”. Para acceder a este mundo de sololoy, es requisito sine qua non que todo este estable, con el ruido sistémico reducido al mínimo, el que descompone y altera. Ahora son planes que organizan la producción y el consumo, el empleo indispensable con el sueldo mínimo, las ganancias formales, los bancos, hoteles, grandes empresas aprovechadas de un pueblo que vive con lo mínimo, sin oportunidades, con ingresos magros.

Hay que recordar que mientras en 1975 el salario mínimo alcanzaba para comprar 45 kilos de tortilla, hoy apenas  se compran 5 kilos. El control de sueldos y salarios es la garantía indispensable para coexistir en la economía mundial. Mejores ingresos genera profundas inestabilidades en la ecuación oferta-demanda, alzas en los precios. Eso no lo van a permitir, los promotores de este modelo, aunque la población se desespere, se moleste y enoje, pues siempre habrá un Santo por canonizar, un Mundial de futbol o un programa en la televisión que distraiga, que confunda o que olvide lo demás.

Librería Librarte "Programa de Fomento a la Lectura y la Escritura en el Sur del estado de México"

Libr Arte La Librería de Tejupilco PRESENTA ¡Salir Afuera! Programa de Fomento a la Lectura y la Escritura en el Sur del estado...