Thursday, December 19, 2013

LA TERTULIA

Espero que para la mayoría de los lectores de esta entrega, el titulo los lleve a pensar en Chava Flores y sus albures, en casa Julia, en Cleta y el changuito que me vacila, la vitrola, Carola y la pistola, el llegar de la “julia” y a la cárcel todos hechos bola… Y, entonces habrá cumplido su propósito inicial, el de atrapar la atención del público, y lo más importante, recordar que la tertulia es la convivencia social, es el medio privilegiado para vivir, convivir y hasta para morir feliz.
Pero el tema es más profundo que los alegres retratos musicales de la vida urbana, en la capital de la República, compuestos por el citado Chava Flores. Se trata de exhibir que la peor corrupción que se vive en México es la que se origina en la corrupción de la palabra, en la perversión del lenguaje. El discurso político ha llegado a extremos en que las palabras han comenzado a perder sus sentidos, a cambiar los conceptos que designan, a modificar los significados, tanto los lineales conocidos, como los oblicuos, los perpendiculares, los cuadráticos, redondos o parabólicos que contienen.
El despotismo que se ha establecido en México, ha entendido perfectamente la fuerza que adquiere la corrupción de las palabras, como forma de dominio y de sometimiento. Ya no hay manera de predicar con los ejemplos, si el bombardeo criminal de los términos empleados para someter es más poderoso y genera impunidad: son los casos de reforma, modernidad, nos preocupamos, empleo, salarios, propiedad, privatizar, vándalo, terrorismo, luz, Dios, amor, paz… y  la lista es tan amplia, como la intención manifiesta de alcanzar el completo control de la razón, la confusión social y la conservación del poder.
Adelanto como tesis que este descarrilamiento de la palabra, la corrupción del discurso político en México es responsabilidad de todos los actores políticos, y por todos me refiero por supuesto también a los que se agrupan en esa masa amorfa y atildada que se llama “izquierda”. Y agrego que no es el caso de AMLO, quien manifiestamente ha recurrido al adjetivo “verdadero”,  para matizar su lenguaje personal.
La idea de esta Carta la tome de la columna que publica Sabina Berman en PROCESO de esta semana (1937), titulada “Reforma Lingüística” pero la idea que subyace en la esencia de mi literatura, es la misma que se organiza  en el Colectivo Grito más Fuerte, con la presencia de notables actores del arte nacional, particularmente, la congruencia entre el decir y el hacer de Damián Alcázar.
Y que la fuerza de la argumentación que pretendo transmitir en este ensayo, la encuentro en la sabiduría de Gabriel Zaid, a quien tuve la fortuna de conocer en los albores de mi nacimiento profesional como universitario, a través de mi Maestro Patricio Marcos, uno de los sabios más grandes que existen en México y, que como otros muchos más, se encuentra alejado de reflectores y cámaras, allá por Akumal, en Quintana Roo.
Y todo es tan simple como una invitación para que la gente común y corriente, se ponga a platicar, hacer de la charla la charada, de la ocasión el mitote, de la tertulia, el medio para que los contertulios se pongan a dialogar entre todos, y, así, desterrar a los responsables del caos y del miedo, del horror y la traición. Porque la verdadera esencia de la palabra es la creación y no al revés.
“El verdadero saber no está en las aulas, ni en las universidades, está en los libros. Las burocracias culturales estrangulan al arte –como sucede en cualquier municipio del sur del edo. Mex.- Marx, Freud, Einstein, Picasso, Le Corbusier, que marcaron las tendencias dominantes del siglo XX, crearon y pensaron por su cuenta y riesgo, en libertad. Las instituciones culturales fueron naciendo en la memoria, la corte, el campus, la tertulia, la imprenta, desde la prehistoria hasta el Renacimiento”
“La cultura superior aparece en las cortes de la Antigüedad... Nace libre, pero pronto queda bajo la tutela del monarca –nuevamente como sucede en Tejupilco y los bailes, en Temascaltepec y las competencias en vuelos alados- La educación superior también nace libre, pero pronto queda bajo la tutela de la Iglesia… La universidad se vuelve dominante por su relación con el poder, primero de la Iglesia y luego del Estado, que le da autoridad para establecer quién sabe y quién no sabe; y, por lo mismo, quién sube y quién no sube. La universidad administra las credenciales del saber para subir”  Son los casos hegemónicos del bestialismo docente en territorio mexiquense y en cualquier patio sometido al poder del PRI -es el caso de Veracruz que conozco perfectamente- que tramita títulos académicos, tal y como antaño se expedían títulos nobiliarios. Pero en hogaño, la presteza de las “maestrías y doctorados” patito, van de la mano de la perversión del lenguaje y del silencio obligado, le llaman Omertà o ley del silencio en el código de honor siciliano, el que prohíbe informar sobre los delitos considerados asuntos que incumben a las personas implicadas. Así es y así reciben plazas docentes, chambas en el gobierno, becas e invitaciones para formar parte de la “suciedad” en el poder público.
Sigue Zaid “La cultura libre nace en el mundo comercial. Gutenberg era empresario, Leonardo contratista, Erasmo freelance. Nace al margen de la universidad, y hasta en contra. Erasmo, Descartes y Spinoza rechazaron dar cátedra universitaria. No querían ser profesores, sino contertulios (platicantes) y autores. Frente al saber jerárquico, autorizado y certificado que se imparte en las universidades, prefirieron la conversación y la lectura. Las academias nacen como tertulias de aficionados a leer: como instituciones de la conversación entre iguales, no como membrecías ostentables en el currículo… La conversación libre de las academias pasa de la tertulia a la imprenta: una tertulia invisible que se reúne sin necesidad de un lugar y momento de reunión. Eso abre el diálogo a los contertulios lejanos en el espacio y en el tiempo”  Así es, reunirse, y charlar, “comadrear” al margen de las escuelas, de los Institutos Culturales, los que reprimen el ánimo y callan el espíritu.
“La cultura libre prospera en la animación y dispersión del diálogo y la lectura libre: las imprentas, librerías, editoriales, revistas, cafés, tertulias, salones, academias; los teatros, grupos de músicos, cantantes y danzantes, casas de música, galerías, talleres de arquitectos, pintores, escultores, orfebres. Prospera en las microempresas de discos, radio, cine y televisión, mientras son artesanales: no integradas a monopolios mediáticos. Prospera en los blogues y otras formas de publicación en la internet, que nació del Estado, pero se volvió un instrumento de la cultura libre, a pesar de intentos de control vertical” ¡Chapeaux!
Y es que la tertulia, como la práctica del deporte, son formas de convivencia que unen y organizan a la sociedad. Por eso se desalientan y difieren o bien no se ejercitan, porque entonces, se podrían discutir los temas que importan a todos los mexicanos, como las Reformas Política, Energética, de Telecomunicaciones, Educativa o Laboral, pero también sobre la preeminencia de las religiones, y los cambios avalados por el PRD para modificar el artículo 24 constitucional, que libera a las fuerzas más oscuras y erige en símbolo máximo la idea de Dios, sobre cualquier otro valor social.
El PRD no solo ha sido comparsa, patiño y asociado en el despojo y traición a la Patria mexicana, sino actor principalísimo en su contumaz necedad, para hacer de la tiranía de las mayorías, del imperio de la igualdad, la voz que impone a la democracia sobre seres mayores, sus antagónicos y antípodas: la Autoridad Paterna y por ende el Presidente de la República. Reformas que sin estar aun avaladas por las legislaturas locales de manera necesaria –van solo 16 de las 17 requeridas- ya provocan exclamaciones fanáticas y llenas de miedo como sucede en Monterrey o en Luvianos.














Monday, December 16, 2013

EL MEXICAN GÜEY OF LIFE

El estilo de vida norteamericano que alcanzó fama mundial, se institucionaliza en México, tras la promulgación de las modificaciones a la Constitución Política. En esta Carta me propongo predecir cómo será el estilo de vida mexicano -el mexican güey of life- a partir de estos momentos aciagos, en que se revoluciona la Constitución Real, la Escrita y Social del estado Mexicano.
Veo a México enganchado a la preeminencia absoluta de la ganancia monetaria, sobre todos los demás fines de la vida, toda. Anticipo el asentamiento de comercios y de corporaciones vinculadas a los sectores energético, turístico e inmobiliario, que ofrecerán miles de empleo con salarios mínimos, para atender los requerimientos de servicio y producción, de las multinacionales que se aposentaran sobre nuestro suelo patrio.

Paralelamente, veo una economía secundaria, complementaria para la mayoría, pero altamente generadora de riquezas para los promotores, basada en el capital especulativo, el que promete, ofrece, invita, seduce, encanta, ilusiona. Como el rey Midas, proliferaran en todas partes los “negocios” que te invitan a hacerte rico, sin hacer nada que no sea confiar, dejarte engañar. Y por supuesto que espero una economía mexicana permisiva y tolerante con cualquier forma de lucro, debida o indebida. Se legalizara el narcotráfico, el secuestro y la extorsión Se aplaudirá a la mujer que venda su cuerpo, sus ojos, su pelo o su vientre. Será merecedor de encomio todo lo que genere dinero, en cambio, se botaran al basurero el acto de pensar, la ciencia o la música si es que no sirve para obtener ganancias monetarias, y entre mas expeditas, mejor.
Veo con horror la naturalización de la muerte, el asesinato, el adulterio y el incesto, el robo y el despojo, siempre que conlleve riquezas. Bling bling para todos, cadenas de oro o de “coro” (ya saben del que hace el toro), albercas llenas de champagne, tecnología, luces, música y hip hop. Fastuosidad y oropel para disfrute de unos y ambición de todos los que han sido más bestias que humanos y que ahora lo ven de cerca, como oportunidad anhelada. El “fast and furious” dejara de ser solo una peli, para pasar a ser la Biblia de las nuevas máximas virtudes. Preveo una sociedad cada vez más desigual, controlada mediante el empleo de dos grandes herramientas. La Fe y la religión, o bien la Policía y las armas.
Ha cumplido su parte a la perfección el Teletón, las rogatorias, la Rosa de Guadalupe,  la Televisión: ya es un hecho ¿irreversible? qué todo tiene el perdón de Dios, que no hay límites para el ser Supremo: ¿qué importa si alguien roba, mata, viola, engaña…? solo arrepiéntete y asunto arreglado. Se institucionaliza el ciclo perverso que los Legionarios de Cristo iniciaron, en estas tierras sureñas hace más de 15 años. Aquellos de Nuevo León que viajaban a Temascaltepec, un par de semanas en la cuaresma y regresaban excusados, para seguir apostando, atracar, traficar con todo, envenenar cuerpos, alma y corazón.
Y para aquellos que no admitan el nuevo orden nacional. Quienes se nieguen a reconocer que la Nueva Constitución es el TLC firmado el 12 de agosto de 1992 y ya no el vetusto documento que se recordaba el día 5 de febrero de cada año,   para Nosotros,  toda la parafernalia represiva del sistema imperial: policías antimotines, balas de goma y de las otras también, aparatos detectores de armas, espionaje,  acoso virtual, chorros de agua, toques eléctricos, “drones” y cámaras de vigilancia.
Bien recuerdo que en aquel lejano y tan cercano miércoles 1 de septiembre de 1982, nunca imagine llegar a este escenario nacional que ahora enfrento y sufro, como mexicano. Estaba profundamente enamorado y mi amada Leticia era tan fanática del basquetbol como lo era yo por ella. Pasamos el día en las canchas de los Viveros de Coyoacán. Y aunque sabia –era Asesor de Francisco Labastida en la extinta SPP- las enormes dificultades que afrontaba la economía nacional, en ese momento, a mis 26 años solo pensaba en los efluvios mas lúbricos posibles, en las palpitaciones del corazón y en el encanto de las miradas, la respiración y los humores revueltos entre las sabanas. Recuerdo que llegue a mi departamento y mi vecina Xochitl subió a invitarme a festejar el decreto anunciado al mediodía. ¿Cuál decreto pregunte? Y ella,  asombrada, estupefacta me grito ¿que no sabes que se Nacionalizó la Banca? Un mes antes el titular de la SHCP,  Jesús Silva Herzog,  había viajado a Washington a informar al departamento del Tesoro de los EUA, la imposibilidad de nuestro país para cumplir con los compromisos de la deuda externa de México.
Diez años después, en 1992, se formalizaba el TLC al estrechar sus manos Jaime Serra Puche por México, Carla Hills por los EUA y el Ministro canadiense. Solo tardaron 14 meses,  para que en “fast track” se llegara a un acuerdo comercial que impidió a los mexicanos tener acceso a los mercados vinculados con el sector de las armas, restricciones al transporte y negativa absoluta a incluir la libre migración entre países. México anuncio los cinco “no”: inversiones en áreas básicas, contratos de riesgo, clausulas de seguridad, importación de gas y gasolineras estadounidenses. Con las Reformas aprobadas, se derrumbaron completamente los “no” mexicanos, pero prevalecen los “no” yanquis
Jamás imaginé que aquel día de 1982 daba inicio el proceso de extinción de México. Ni de chiste anticipe conscientemente –la verdad si lo sabía y por eso decidí un sexenio más tarde, mudar mi residencia al sur del estado de México, y no colaborar en la infamia traidora-  no pude pensar en nada en aquella fecha, que ahora es de referencia obligatoria. Entonces mi oficina estaba en la esquina de las calles de Madero y de Isabel La Católica, en lo que ahora es el Museo del Estanquillo y bastó unos pasos para ser testigo presencial de aquella gélida celebración, de “cuellos blancos”, de burócratas asombrados que fueron acarreados al Zócalo,  para aplaudir la “patriótica”  decisión del Presidente.
Veinte años después, se cierra la anexión y se impone la voluntad norteamericana, sobre las leyes nacionales. Senadores y Diputados aprobaron por mayoría arrolladora las reformas que en voz de los Bush, Gavin, Negroponte, en las planas del NY Times, del Wall Street Jornal, en el “espíritu de Houston” desde entonces, en el verano del 92, festejaban sonoramente, anticipadamente, que la firma del TLC “institucionalizaba” las reformas necesarias para el “progreso de México” Es el eufemismo para describir la contrarreforma a las leyes de la expropiación petrolera de Lázaro Cárdenas, la perdida de la Soberanía de México, la transformación del estado mexicano, de manera radical y absoluta en beneficio de los más ricos.
Terminare platicando el caso de Bernie Madoff, un actor estelar de este nuevo orden mexicano. Invitado de lujo tras apropiarse oficialmente de 50 mil millones de dólares y extraoficialmente de mucho más de 100 mil millones de dólares que no fueron denunciados ante las autoridades gringas. Estafo a su Madre, a su esposa y a sus dos hijos. Uno de sus hijos se quito la vida, ahorcándose con su cinturón al enterarse que el “negocio” que les había propuesto su Padre, era una estafa. El dinero no ha sido encontrado, Bernie purga una condena, que seguramente, igual y como ha ocurrido en México con Raúl Salinas de Gortari, concluirá mediante arreglos, para que sea devuelta su fortuna mal habida.
Este tipo de “negocios” de oro y modernos, “seguros” y sin “pierde” son uno de tantos escalones que ahora podrán aprovechar los audaces, los hambreados, la gente sin escrúpulos, avara y ambiciosa


Thursday, December 12, 2013

11.12.13

¡Como hacen falta Saramago y Monsiváis!
José Saramago vive (1922-2010) y dice “Antes de resignarse a la privatización del Machu Pichu, la Capilla Sixtina, el Pórtico de la Gloria de Santiago de Compostela, el mar y el cielo, la justicia y la ley… a que se privatice la nube que pasa, (hay que incluir El Nevado de Toluca),  que se privatice el sueño, sobre todo si es diurno y con los ojos abiertos. Y, finalmente, para florón y remate de tanto privatizar, privatícense los Estados, entréguense de una vez por todas las explotación a empresas mediante concurso internacional. Ahí se encuentra la salvación del mundo… Y, metidos en esto…  ¡Vayan y privaticen a la puta madre que los pario!”…

Y pa’pronto afloro esa “naques” tan repulsiva, la moralina de quienes ostentan cargos públicos y son bandoleros corrompidos completamente. “Acabamos de escuchar el más vulgar discursó en el @senadomexicano a cargo de la majadera @LaydaSansores. Tuiteo un asesino: la ignorancia literaria afloró en el Senador Javier Lozano, en franca competencia para ganar el título al tiranuelo mas aborrecido por la opinión pública. El “copelas o cuello”, es con Emilio Gamboa, Manlio Fabio Beltrones, Chucho Zambrano, Chucho Ortega, David Penchyna, quienes encabezan una lista interminable de brutos insensibles y traidores, los merecedores de la palabra del portugués Premio Nobel.
En una fecha cargada de simbolismo, única vez que se presentara la conjunción del 11.12.13, como si fuera una cuenta regresiva, no obstante la progresión secuencial que parecería señalar. En un día que ha pasado al olvido, porque la historia tiene bien señalado que fue un día como hoy, pero de 1998, en la quincuagésima séptima legislatura, merced a los oficios pactados por Felipe Calderón con Ernesto Zedillo y con la venia de Arturo Núñez, por el PRI y hoy flamante Gobernador de Tabasco por el PRD, que se aprobó la creación del FOBAPROA, el gigantesco fraude que se expresa sucintamente con la siguiente ecuación:  Si sale águila gana el banco, si sale sol pagan los contribuyentes.
En un día en que se ofrece un justo reconocimiento, Raquel Tibol,  la crítica de arte, de 90 años, declara con voz tronante y lucidez extrema… “que el pueblo mexicano es un pueblo que hay que ponerlo en la esquina a que haga su tarea de pueblo, porque se deja impresionar por los líderes bonitos de copetito. No me gusta ni decir su nombre porque dice y hace de todo menos lo que debe hacer, que es mostrar la solidaridad con el pueblo campesino…” y añade: “¿Ustedes creen que las modificaciones del Senado son para bien? Andrés Manuel López Obrador es el último auténtico patriota que tiene México, pues defiende lo básico, que son las recursos naturales, ha defendido el cultivo agrario, los bosques y, a riesgo de su vida, realmente la defensa la ha hecho él con una lógica de la historia mexicana impecable, y no soy devota de él ni de nadie, nunca he militado en partido alguno, pero soy de izquierda”.
Cito a Monsiváis porque desperté esta mañana, pensando en la crónica que haría el Maestro, del día después de la derrota total del estado mexicano, del nacimiento de México S.A., del parto de una estrella mas y no del Canal de televisión, sino de la bandera embarrada y estrellada, allende el Bravo, acá hasta el Suchiate.
Me viene a la cabeza las imágenes que describe la pluma de Víctor Hugo en el campo de Waterloo, al día siguiente de la Batalla. Aquella vez que el General Ney, el imperdible, infaltable, insustituible, omnipresente, llego tarde y Napoleón Bonaparte vio caer a sus soldados diezmados por los ejércitos de Prusia, de Rusia y de Inglaterra y capitular ante el Duque de Wellington. Los Miserables es el texto literario que estigmatiza y repite la historia de México. Los Diputados como Noé Barrueta reencarnan en el Sr. y la Sra. Thenardier, escudriñando los campos asolados tras de la batalla, recogiendo y robando a los cadáveres que yacen en el fango, ensangrentados, cruelmente expuestos a los animales carroñeros. Son los Miserables que de día pasan como hombres de familia. Son los representantes populares, que informan y hacen espectáculo sin piedad alguna, para los ciudadanos que se supone representan, y a pesar de rodo, aprueban que el Nevado de Toluca, la fuente de donde mana el agua, el clima, la vida, la fauna y flora de la tierra de sus ancestros y que les vio nacer, le cambien de estatus legal, para ser comercializado. “¡Vayan y privaticen a la puta madre que los pario!”
Los Miserables es la trama que hay que releer, para entender el papel de los que reviven en Jaevert, como Miguel Mancera, el policía que criminaliza la libertad de gritar, y de aullar. Nuevamente recurro al vilipendiado Saramago (Sara Mago, como estúpidamente confundió Martha Sahagún a este hombrón) pidió a los ciudadanos que “perdieran la paciencia ahora que la izquierda había dejado de ser izquierda”. “Es hora de aullar, porque si nos dejamos llevar por los poderes que nos gobiernan, y no hacemos nada por contrarrestarlos, se puede decir que nos merecemos lo que tenemos”. Ya no puedes gritar. La actual legislatura (LXII recuerden este número por siempre, como símbolo de Traición), los mismo diputados, no solo están vendiendo hasta su puta madre, sino que legislan para que no hables, no grites, no calles, no digas, no llores, no rías y si lo quieres hacer, si los nervios te traicionan, el hambre te mata, el aire envilece tus sentidos, antes avisa y pide permiso: hazlo en horarios asignados, en las cantidades requeridas, solo las mentadas aprobadas, las lagrimas que enjuguen un klenex de bolsillo, y en los rincones y calles apropiadas.
Es la preeminencia de la ley del PRI. Son dos anécdotas que ayer 11.12.13 me sucedieron a mí: una con un joven PRIista que se retrata cara a cara con el del copetito, que ni nombrar quiero (repito y cito a Raquel Tibol), y que declara que la administración municipal de Tejupilco está a la vanguardia: “Un Mundo donde el engaño es el rey de la Tierra” continuo citando a Don José Saramago, para tratar de incorporar el espíritu de Monsiváis o hasta el de Germán Dehesa quien escribiera antes de morir “De pronto veo a los priistas como a magos de pastorela, son chistosísimos en ese sentido, así sean unos hijos de la chingada que llegan al extremo de matar. Alguno que otro me habla para decirme: ‘No jodas, ya déjame en paz’ … Me dice mi joven amigo, serio porque critique en el facebook sus delirios imaginativos, pregunta y responde muy rápido, esquivo, son listísimos los PRIistas, no debaten, eluden, se salen por la tangente, sonríen, contestan el teléfono que no se oye sonar, debe ser una treta para no responder, interrumpe y me suelta una catilinaria de reglas, métodos, precisiones “ya sabe que estudie para Administración Pública” No deja contestar, no oyen, están endiosados, son los sirvientes nivel Región 4, de los Dioses del Olimpo, de los Sátrapas obedientes a los dictados Imperiales. “Es que Guadalajara esta mejor que el estado de México porque allá ya certificaron...” y sigue la lista de categorías burocráticas, el rollo nauseabundo, aprendido de algún manual de oficina apestosa, a nalgas de personas sentadas ocho horas al día, perfumes baratos, sudor de mala alimentación.
El otro, es un viejo amigo (ya más de 70 años) que finalmente se Doctora en Ciencia Política por la UNAM y que ahora vive en Jalapa Veracruz -otro bastión eterno del PRI-  y que me platica paternalmente de su soledad, de sus ingresos discretos y de que “hay que alinearse, si no te bloquean…”


Monday, December 09, 2013

LA CONTRA REFORMA EN MÉXICO

Seguramente hace 150 años, la mayoría de la gente que vivía en este país –creo que aquello, aun no era México, víctima de un mal parto independiente- no sabía y además no entendía lo que significaban las Reformas emprendidas por los gobiernos liberales, encabezados por Don Benito Juárez.
Pero si podríamos suponer la existencia de algunas semejanzas, quizás morales entre aquel país derrotado, acosado, humillado, cercenado, mutilado de entonces y el México de hoy. Porque las catorce veces que Antonio López de Santa Anna fue Presidente, entre 1833 y 1855, marco, de manera definitiva, hasta la fecha, el ritmo, sabor, clases sociales, espíritu, carácter, modos, usos y costumbres de un pueblo que se ha acostumbrado a vivir bajo el imperio norteamericano. A sufrir pérdidas territoriales y asumirlas como naturales, a tronar cohetes, rezar a todo el santoral, suspirar por Jenny Rivera, hacer peregrinaciones, ver la televisión, gritar ¡gool! y sumisamente, religiosamente, agachar el testuz como esclavo obediente.
No obstante, el papel previsor  y decidido de Benito Juárez, aliado con Juan Álvarez, I. Comonfort, I. Manuel Altamirano, Ponciano Arriaga y muchos otros, la mayoría olvidados, los llevo a empeñarse en una Revolución cruenta, para hacer de México un país con un sistema político y una economía basada en la acumulación de capitales, en el uso de todos los medios de producción –tierra, trabajo, edificaciones, transportes- para generar una idea de progreso, en beneficio de aquellos que se comenzaban a perfilar como mexicanos.
El ensayo tuvo un gran éxito. La Reforma Juarista quedo plasmada en las Leyes conocidas como de Reforma, que fueron varias y que algunas de ellas mismas, mantienen el nombre de su promotor: Lerdo de Tejeda, La fragua, Comonfort y sobre todo las referentes a la Iglesia, las  que amortizaron los bienes eclesiásticos, retiraron la propiedad de solares, templos, conventos, escuelas y todos los bienes materiales acumulados por la iglesia católica, para ponerlo en venta y generar así un mercado emergente de capitales.
Hoy estamos en una situación parecida, pero completamente diferente. Porque la revolución emprendida por el PRI, junto con el PAN y vergonzosamente en alianza con el PRD, tiene como objetivo central  la entrega de México –ahora si ya todo un país con historia, nombre y patria- al Imperio que hace un poco más de ciento cincuenta años, nos arrebatara, al alma de una nación en formación y más de la mitad de nuestro territorio (Texas, Arizona, Nuevo México, la alta California): La Contra Reforma Peñista es una Revolución encaminada a integrar a México, subordinado a los EUA.
Quiero referir una anécdota que me sucedió la semana pasada y que me remitió a la visión con la que inicie esta Carta, resulta que  entro una señora bonita, a mi librería El Arete de Tejupilco y de golpe me preguntó ¿que son las Reformas? Buscaba revistas o libros para informarse. Francamente no entendí y además, por la edad y su indumentaria pensé que era una Maestra joven –sector que nunca pregunta, porque asume que todo lo sabe y lo que no lo inventa- pero pronto me di cuenta que no era así: dijo ser de Palmar Chico y laborar en el Sector Salud. Me di cuenta de mi error, de mi falta de tino y de prudencia. Como ella, la enorme, la inmensa mayoría de mexicanos no tiene la menor idea de las modificaciones que se están aprobando por un puñado de traidores, de caporales y mayordomos, reunidos en el Congreso de la Unión, para modificar sustancial y esencialmente, letra y espíritu de nuestra Carta Magna.
Es importante repetir y dejar en claro un punto nodal: estamos en un proceso Revolucionario, de manera más correcta Contra-Revolucionario, por regresar a estadios sociales, políticos y económicos anteriores. Estamos frente a un retroceso a formas de conquista y conservación del poder y del gobierno en México, que se habían superado por instituciones superiores, mejores y buenas para las mayorías. En 150 años hemos transitado de una Oligarquía terrateniente y confesional en esencia, con una Dictadura Tiránica en la forma, la encabezada por López de Santa Anna primero y Porfirio Díaz después; hacia una Monarquía Republicana, la de un Presidente con todos los poderes legales, metalegales y supralegales para Gobernar de forma Republicana: atendiendo democráticamente a las mayorías, aristocráticamente a los mejores y oligárquicamente a los ricos. Esta fue la manera como se organizo el poder en México entre 1917 y 1994, hasta que el interregno del PAN, dejo en claro que las clases provincianas, católicas y adineradas no sirven para completar transiciones políticas. Por eso, el regreso del PRI, tiene prisa en consolidar un Estado de naturaleza esencialmente Oligárquica, pero muy estrecha -un gobierno de ricos para ricos- con formas democráticas acotadas, legal o ilegalmente: participación electoral de las mayorías pobres, condicionadas a cuidar forma y fondo de las expresiones públicas, lo que significa que nada de protestar con exageración,  y buscar la censura abierta o disimulada en medios de comunicación y redes sociales. La pregunta más importante para entender dichas Reformas y el proceso revolucionario en acto,  consiste en saber si estas modificaciones, como hace 150 años, serán en beneficio de los mexicanos, incluso extender la duda a los ricos mexicanos y la respuesta es contundente: NO
Se trata de hacer del sistema político un régimen semejante al de los EUA. Un sistema basado en  partidos con distinto nombre, pero con igualdad de principios y objetivos políticos. Se reforma el régimen fiscal que le concedió ventajas impositivas a los empresarios mexicanos, a los ricotes nacionales y que los ha llevado a posicionarse en la mítica lista de los más ricos del mundo. Cambios que conviertan a la sociedad mexicana en una clase de trabajadores o empleados, orientados a la costumbre del consumo formal,  el que se contabiliza y paga con tarjetas bancarias, no el abastecimiento en mercados públicos ambulantes, sino el que se hace con facturas y paga impuestos. Consumo de mercancías nuevas, que deshecha lo usado o rebasado tecnológicamente y destruye todo lo demás.
Y lo más grave, la Revolución - una guerra fraticida no reconocida, que lleva decenas de miles de muertos- tiene como objetivo central la cesión de todo acto soberano del Sistema Político Nacional a través de la rendición de la explotación del territorio nacional a compañías extranjeras: reservas petroleras, playas y litorales, yacimientos y extracción de energéticos, generación de electricidad, venta de litorales, subasta del territorio. Por eso y con buen ánimo dice la Diputada Layda Sansores que “privaticen sueños, privaticen ánimos,… mejor vayan y privaticen a su pu… madre”
Se trata de vender y de hacer de la compra-venta el orden primordial. Se renueva el control político autoritario y centralizado, solo que ahora compartido, por un partido político, representado en el Congreso, un Presidente-Gerente y un Quinto Poder, la Televisión, que construye y destruye imágenes, en instantes.
Hay que señalar, a reserva de tratar con mayor detalle que las Contra Reformas se agrupan en los siguientes rubros: Educativa, la que busca tomar el control laboral antes que el de la atención estudiantil o los contenidos educativos; Laboral, la que somete al factor trabajo a salarios de miseria, sin prestaciones ni garantías, sin seguridad social y de acuerdo a las necesidades de empleo de las empresas globalizadas; La Fiscal, es la Reforma que asume un proceso de empatía con el sistema tributario norteamericano. Y dejo las dos Reformas más importantes para el final: la Política,  que hace a un lado el lema Maderista del Sufragio Efectivo No Reelección (se llega a la paradoja de un sistema basado en el “Sufragio En Efectivo Si Reelección”)  y que asegura el equilibrio de poder entre el Ejecutivo  y el Legislativo, como sucede en los EUA. Finalmente la Reforma Energética que se pretende aprobar en esta semana de diciembre de 2013, es la que entrega y capitula al estado mexicano frente al comercio multinacional,  los países globalizados, ante los EUA y las mismas “siete hermanas” petroleras, que fueran arrojadas de nuestro territorio patrio, en 1938,  por el decreto de Expropiación del General Lázaro Cárdenas.

Thursday, December 05, 2013

DESDE LA FIL GUADALAJARA 2013

Escribo antes de partir de regreso al sur del estado de México. Es como pasar de un mundo civilizado que celebra con júbilo la majestuosidad de la lectura, al paleolítico temprano, disfrazado con publicidad como territorio de oportunidades y embelesados cada día con más ceguera, como la tierra del triunfalismo farsante. Me refiero a Guadalajara y la cuenca Toluca-Temascaltepec-Tejupilco.
En Guadalajara las vialidades están iluminadas, las calles limpias, el tránsito circula velozmente y educadamente. Llegar a Toluca (decidí pernoctar en este lugar) significa encontrarse con una red de calles oscuras, sucias y mal olientes e infestadas de topes físicos para detener la circulación. Es desesperante contar hasta cincuenta detenciones entre la famosa “maquinita” y la universidad, por el libramiento norte de la calzada Tollocan.
Luego la carretera Toluca-Tejupilco es una bofetada a todos los habitantes de esta región sur: pavimentos fracturados, derrumbes y deslaves, pistas mal trazadas, retenes policiacos, conductores que no ceden el paso, no cambian las luces, que manejan a media carretera y aceleran al ser rebasados. Esa es la diferencia entre un estado que puja por ser mejor y un estado de México que cree estar encima de todo el país. Basta ver las páginas completas de publicidad pagadas en el periódico Reforma por los ayuntamientos de Metepec, Huixquilucan, Naucalpan, Toluca… Es vergonzoso y el ejemplo cunde y se esparce.
He saludado a Elena Poniatowska, me fotografié con Mario Vargas Llosa, le obsequie un ejemplar de Cartas Mexiquenses a Don Fernando Trillas, quien me pidió le escribiera una dedicatoria: “Con admiración y respeto, afectuosamente desde el sur del estado de México” y mi firma fue lo que se me ocurrió, lo que me nació decirle a este representante de una dinastía de editorialistas que nutre de libros prácticos, básicos, útiles a la sociedad mexicana.
Me encontré con “viejos” conocidos de este medio, en el que trabajo en compañía de toda mi familia. Salude a la señora Silvia, propietaria de la Librería Arawi de Valle de Bravo, al Sr Galera encargado de la logística de Trillas, quien animosamente entrevisto a mi hija Claudia Danzarte, preocupado por las observaciones que le hacía respecto a la exhibición y atención de la sucursal ubicada en Metepec. Pero conocí a dos personas que me resultaron muy importantes en esta ocasión: La Señora Mónica Elosúa, propietaria de varias librerías en Nuevo León, principalmente en Monterrey, quien se entusiasmo con mi libro que lleve a presentar y me hizo un pedido de varios ejemplares de Cartas Mexiquenses, donde escribí un par de Cartas sobre el origen y evolución del Grupo Monterrey. Otra persona que me resulta muy agradable fue Policarpo Bastida, Gerente de Siglo XXI, quien resulta pariente político y gran amigo de Don Rutilo (q.e.p.d) y de todos sus hijos, el Doctor Rolando, Ruti chico y del “Chocolate”. Se mostró francamente sorprendido, me dijo “no puedo creer que me hablen de libros y de cultura en Tejupilco”, porque "allá son gallos, es fiesta y son bailes y nada más". Fue muy simpático conocer a un librero que se sorprende con nuestra existencia, la de la Librería El Arete de Tejupilco y próximamente de LibrArte. Así fue, nos conocimos por casualidad, Don Poli y este escritor, quien me ofreció crédito y consignación de su obra que incluye, entre otras, de un catálogo muy amplio, las obras completas de Sigmund Freud, pero quede boquiabierto al contemplar, hojear, oler, mirar los doce tomos que contienen la obra extraordinaria de Mariano Mociño: el colorido, las imágenes, el papel, la edición maravillosa. La tendremos a mediados de enero en este SurMex.
Desafortunadamente, en esta ocasión he incluido las anécdotas que comparto en la columna dedicada a analizar la política, porque coinciden varios escenarios. Es muy triste que en la región de la Barca y en Chapala de Jalisco, se estén descubriendo fosas clandestinas donde se han encontrado hasta el momento (extraoficialmente) más de 115 cuerpos putrefactos.
Es un síntoma de lo que sucede en México. A un año de Dictadura PRIista, el gobierno de Peña Nieto ha representado el retorno de cadáveres que se creían desaparecidos para siempre, hablo de la censura, el espionaje, la represión selectiva, las demostraciones de poder ejemplar: MMH encarcelo al “Negro Durazo”, CSG a la Hernández Galicia la “Quina”, EZP metió a la cárcel a Raúl el “hermano incomodo” y ahora Peña Nieto encarcela a Elba Esther Gordillo y así se presentó su nuevo gobierno.
Un gobierno cargado en demostraciones del ejercicio del poder, de los compromisos políticos, de una cauda muy larga de cambios drásticos en la organización del Estado: se han aprobado la venta de litorales y fronteras, se abandona al “sufragio efectivo no reelección”, desaparece el instituto electoral, se pactan cambios a los artículos 27 y 28 constitucionales para entregar la soberanía total de los recursos petroleros a los EUA, se implantan cambios en el sistema educativo que va contra derechos sindicales y laborales. En cambio, la economía se precipita en caída libre, se pasa de un pronóstico de 4.5% a principios de año, al cero total. Crecimiento nulo, mayor pobreza y no se diga desigualdad.
A pesar de ello, el gasto de los presupuestos públicos son un despilfarro y el derroche se concentra en los municipios. Precisamente el otro tema central en esta semana de FIL, de lectura, de belleza y de esperanzas, son, en el estado de México, tiempos de simulación, de mentiras y de derroche.
No hay que olvidar que los cambios que se realizaron en el 115 constitucional a partir de 1983 le conceden autonomía a los municipios para administrar sus recursos, pero además le transfieren enormes partidas presupuestales: se estima que entre 2000 y 2006, comparadas a precios debidos, mientras que el Programa de apoyo para la integración de países atrasados a la Unión Europea (los que dejaban la órbita socialista, tras la caída del Muro de Berlín en 1989) ascendió a 0.6 billones de pesos;  las participaciones y aportaciones del Gobierno Federal de México a los estados y municipios fueron de 4.7 billones de pesos, es decir casi 8 veces mayores. Lo mismo se calculo para el periodo 2006 a 2008, donde las transferencias a estados y municipios ascendieron a 2.5 billones de pesos, mientras que las transferencias del Plan Marshall a países de Europa (1948-1951), luego de la Segunda Guerra Mundial, sumaron 1.6 billones de pesos a precios comparables de 2009.
Los municipios que originalmente se integraban por el Presidente Municipal, el Sindico y no más de media docena de Regidores se ha transformado en una burocracia gigantesca, el doble o hasta el triple de regidores, rodeados de “asesores” (vulgares “aviadores”) y después una estructura impresionante por el tamaño y la inutilidad de sus servicios, que se forma por Direcciones de Economía, Trabajo, Agricultura, Educación, Cultura y así, la lista es enorme, la duplicidad de funciones lo es más, las recomendaciones, los y las “queridas” en la nómina, los "cuates" y compadres. Solo existen ineptos con poder y nadie con sentido de heroísmo o de autentica honorabilidad, para desempeñar una función que podría beneficiar a sus comunidades. Existe la ambición, la maña, no hay escrúpulos y la corrupción, la “mordida”, los embutes y el chayote: “así es” y ponen cara de inocentes quienes se ensucian y solazan, con el Estilo de estos tiempos.



Mensaje de Criss Garcia de Librería LibrArte como Nueva Emprendedora AMATL 2018

Muy buenos días tengan todos ustedes. A nombre de mis hermanas Carmen, Claudia y de mi familia, deseo expresar a todas y cada una de la...