Monday, November 28, 2011

NARCOTRÁFICO EN MÉXICO


Pocas veces coinciden con tanta certeza las opiniones de dos personajes tan disímbolos, opuestos incluso, extraños y alejados, pero doctos en sus materias, además de ejemplares en muchos sentidos y muy simpáticos. Hablo de Fernando Savater, el gran maestro y pedagogo de la lengua castiza y Jorge Carrillo Olea, el militar y político que capturo al Chapo Guzmán.
El Filósofo (así con mayúsculas) Fernando Savater, en el marco de la Feria Internacional del Libro que se inauguro en Guadalajara, el pasado fin de semana, aprovechando la conmemoración del vigésimo aniversario de Ética para Amador, declaro una verdad contundente y absoluta, “La estrategia de convertir la lucha contra el narcotráfico en una cruzada "es un disparate que nace de Estados Unidos y los disparates que nacen en Estados Unidos son muy difíciles de combatir por el resto del mundo”
Autor de obras de obligada lectura como Política para Amador, Malos y Malditos, Diccionario de Filosofía o Las Preguntas de la Vida, Fernando Savater, de ninguna manera es el intelectual orgánico, el que vive de cobrar de los dineros públicos, aplaudiendo u opinando siempre a favor del visir o ministro que lo cobija  No, ya que Savater ha corrido el riesgo incluso, de enfrentar amenazas a su propia vida al combatir contra los militantes de la ETA, que  asolaron España durante mucho tiempo, con la ruta suicida del terrorismo.
Armado con el valor que da la claridad y el saber, el maestro Savater agrego que "El problema del narcotráfico es muy complejo, se debe a la irracional idea de la necesidad de perseguir la droga, que es un disparate que ha ido aumentando con el tiempo y revelándose cada vez mayor". Savater recordó cómo en los años veinte del siglo pasado los EUA se comprometió en una lucha similar contra el alcohol que terminó en fracaso.
Por ello se mostró partidario de dar a las drogas como la cocaína y la marihuana un tratamiento similar al que se le da al alcohol o el tabaco.
Luego, en entrevista que realizo Humberto Padgett,  el General retirado de infantería y licenciado en administración militar por la Escuela Superior de Guerra, además de estar considerado, “EL” Especialista en Seguridad Nacional y Servicios de Inteligencia, el ex gobernador defenestrado de Morelos, autor del salvamento del descalabrado Luis Echeverria Álvarez, cuando tuvo la torpeza de acudir a la UNAM a vociferar en contra de nosotros los estudiantes -yo estuve ese día ahí- en el Auditorio de la Facultad de Medicina. Todo eso y más es Jorge Carrillo Olea. Fundador del CISEN (Centro de Seguridad Nacional), que dirigió entre 1989-1990 y  titular del CENDRO, (Centro Nacional de Planeación y Control de Drogas), el organismo creado en 1994 con el objetivo de coordinar inter institucionalmente, los esfuerzos para combatir el narcotráfico.
Bien responde Carrillo Olea -a quien le acusan de haber combatido y a la vez protegido al narcotráfico, en especial al supuestamente fallecido Amado Carrillo, el célebre “señor de los cielos”-  a la Pregunta de Padgett ¿En qué momento se comenzó a desarticular la capacidad de la inteligencia mexicana para contener el narcotráfico? – y contesta Carrillo Olea: No, no, no. Usted parte del supuesto de que esa inteligencia existió. Nunca existió, nunca existió. Ahora, si por inteligencia vamos a hablar de chismes, llevadas, soplones, infiltrados… ¡no!... Una organización de inteligencia, técnicamente estructurada, capacitada y operada nunca existió en el pasado, hasta la creación del Cendro (de la PGR). Esta fue una organización especialmente creada con los recursos tecnológicos más avanzados del mundo. La prueba –afirma el general retirado– es que se logró la captura de El Chapo
Modificar de manera lamentable a los organismos encargados del combate al narcotráfico, como por ejemplo que al CENDRO se le descalificara por enfocarse únicamente a la tarea del narcotráfico, y  recibiera el encargo de perseguir delitos como fraude, secuestro, robo de autos, tráfico de armas, provoco que se desnaturalizara la institución y perdiera eficiencia.
Sometidos a los norteamericanos, sin voz ni voto frente al Departamento de Estado gringo, o las agencias como la DEA o ICE. Delegando tan importantes funciones de gobierno en manos de ineptos como el embajador Medina Mora o el ya famoso Alejandro Poire, actual Secretario de Gobernación, quienes se hicieron cargo del CISEN y la PGR. Con una Secretaria de Gobernación desmantelada, sin atributos de gobierno, de control, de inteligencia ni nada. Poiré tuvo la absurda idea de hacer que el Cisen se certificara por ISO 9001? “¡Como si fuera una lonchería!” (Como la UTSEM por ejemplo jeje)
Embarcados los gobiernos de Fox y de Calderón en la simulación y la mentira,  es el caso de la Secretaria de Seguridad Publica encargada a Genaro Garcia Luna, que lo mismo hace montajes para la televisión que presume incrementos en la planta de personal policiaco, a razón de 700 nuevos elementos al mes. Solo se puede esperar y concluir que la lucha en contra del narcotráfico esta completamente perdida, que no hay dirección ni rumbo, que no existe política al respecto, que no sean los intereses de los EUA, los que se solazan en colocar al El Chapo, como el número uno en la lista de perseguidos, tras la muerte de Osama Bin Laden. Hollywood para contentillo de los ciudadanos, que en la vida diaria se mueren de miedo. Con altísimos medios tecnológicos, como satélites, aviones no tripulados, avanzadísimos sistemas de intercepción de comunicaciones, si los EUA no han atrapado a El Chapo, debe ser porque tienen algún interés ahí.
El área de combate al narcotráfico paso de ocupar una dirección general en la Oficialia Mayor de la PGR, en tiempos de López Portillo, a pesar de que aun eran recientes las declaraciones de Lindon B Johnson respeto que México era “el trampolín de las drogas.”; y la rápida respuesta de Díaz Ordaz,  de que “porque los EUA eran la alberca”.
En cambio, la determinación de Felipe Calderón por sacar al ejercito de sus cuarteles, a la marina, provoco que el asunto del narcotráfico “le explotara en las manos a este hombre” Porque  provocó la violencia y la guerra fraticida, cuando lanzó al ejército y éste, de manera natural en su esencia, es violento y generó hechos que se multiplicaron hasta llegar a esta situación…
  


Thursday, November 24, 2011

ADOLESCENCIA PERMANENTE


Entre “El Pueblo que no Quería Crecer” que bajo el pseudónimo de Polibio de Arcadia escribiera la añorada Ikram Antaki y el Tambor de Hojalata del Nobel Gunter Grass, parece estacionado, hace mucho tiempo, mas de 30 años, el pueblo de México.
Como Oscar Matzerath, el niño permanente, el infante irresoluto, el parricida solapado, de grito estridente y chillón, atenido y mantenido, tocando solamente su tambor de hojalata. Sociedad en un estado de perpetua infancia, de apenas adolescencia púber, fascinada con el no pensar, el mirar la televisión, recibir y pedir más, como mujer rajada, como hembra violada, sujetos a los caprichos y atropellos de los chingones, a los políticos, los narcos, los ricotes y ahora otra vez los militares.
Hace 40 años se rebelaba la juventud mexicana y nuestro país se inscribía en todo el mundo, a partir de principios políticos nobles y justos. Hoy que en Chile no paran las revueltas a favor de la educación, que medio oriente (Ikram nació en Damasco Siria en 1948) ha derribado los tiranos y la gente exige y participa, vive y muere, lucha por ideales, hoy México no tuvo las agallas ni para votar en la UNESCO a favor de la independencia de Palestina, para no causar el enojo de sus amos yanquis.
Dice Ikram, que tuvo que usar del pseudónimo, como defensa ante la crítica y la amenaza latente, tal y como ahora parece ser nuevamente indispensable, ante la incontinencia de la muerte y el terror. (Acaban de encontrar 23 cadáveres en el centro de Guadalajara y ayer asesinaron mas de 26 en Sinaloa): “Temo a mis conclusiones. No amo  lo que digo. Algo en mi se rebela contra esto que parece una condena. Pero he querido en estas pequeñas obra, liberarme; decir lo que durante años no he podido y querido decir; lo que yo mismo he reprimido en mi alma. Y lo que escribo no me agrada”. “He escuchado los lamentos de quinientos años de quejas contra los españoles y su conquista. Ellos no aman el mundo, por eso los ignoran. En la política, en las informaciones jamás hablan de él.  Los mexicanos se sienten agredidos. No comprenden. No aceptan lo que ven”. “¿Cuál circunstancia ha provocado esta lejanía, esta incapacidad casi biológica de volverse adultos? Han vivido en un mundo donde los dichos remplazan a los hechos. Violentos hasta la demencia, exigen una formalidad en el lenguaje que nadie aceptaría en otras partes por la expresión de una hipocresía extrema. No llegan o llegan tarde a sus compromisos, y tachan con extremo desprecio a quien se atreve a reclamarle sus hechos. Así la vileza pasaría por el lado de quien reclama, no por el lado de quien causó el reclamo”.  Si mi vocabulario fuera moral, diría yo que la forma en este pueblo es máscara pura. Entre los demás pueblos el sentido común lleva al discernimiento, y éste lleva al intelecto. Pero aquí la especulación no ha tenido infancia. Desde que empezaron a pensar, el modo primitivo no llegó a verificarse entre los mexicanos. No es que, a través de los diferentes tiempos, no se haya encontrado frente a las ideas; lo que pasa es que se situaron contra las ideas”
“El problema inicial es la educación. La sociedad, la casa y la escuela deben educar de igual manera. (Auténtica joya del pensamiento de una mujer valiente, que no se contiene en ir contra los derechos humanos, o la supuesta defensoría de un pensamiento individual y completamente enajenado) Antaño, se enseñaba a los niños a utilizar sustantivos precisos. Debían escribir jacaranda o ciruela, no flor y fruta. Entonces, primero la  precisión. Luego, la síntesis. Esta sigue siendo la virtud clásica de la inteligencia. En México, asistimos al estallido de una cultura que prohíbe la síntesis. A los que van armados con el rigor y el conocimiento, difícilmente se les podrá embrutecer con las ideologías y las mentiras”. “Vengo de un país derrotado y he llegado a un país derrotado, México, donde amaron la afirmación que aseguraba la eficiencia  de la educación por medio del juego. La avidez del esfuerzo, la búsqueda por las noches, la fatiga, el largo y austero camino que lleva, entre rocas y accidentes, al conocimiento, no estaban hechos para ellos. Tenían que lograr todo lo que deseaban de la vida por medio del encanto solo”. “El medio intelectual mexicano es la guerra y ha logrado constituir una de las sociedades más terroristas que existieran contra la inteligencia. Con el paso del tiempo, mi terror dejó lugar a mi risa. Ya los conocía bien”. “Para los mexicanos  la libertad es opuesta a la ley, que es limitante y represiva”. “El sentimiento  de inferioridad no se casa con la hombría. Como consecuencia, ésta es prácticamente inexistente en México. Machos por la evidencia de su sexo, su ludicismo, su liviandad, su pereza, y ante todo, por su apocamiento”. 
El México que describe con precisión quirúrgica, Ikram es el México deformado por el PRI, por los apocados, machos, embrutecidos, reprimidos, infantes caprichudos, imberbes adolescentes que no crecen, no quieren madurar y hacen todo porque así sea siempre. Que mejor ejemplo de todo lo anterior que la imagen de Enrique Peña Nieto, el de la foto que acompaña  a quien escribe y SUE®ÑA




Tuesday, November 22, 2011

EL LABERINTO DE LA SOLEDAD. INAUTENTICIDAD


Acostumbrados a la muerte y a la eficacia y eficiencia (el Gel Boy dixit) de las campañas mediáticas les llaman -a la distracción y la mentira en prensa, radio y TV- ya casi nadie recuerda al difunto Blake, ni a la forma en que se llevaron a cabo los comicios electorales en Michoacán. Apenas y se repara en los resultados: el rechazo de la población intimidada, a los gobiernos emanados del PRD; el repudio a lo que huela a PAN y a Felipe Calderón; y, como en España, donde arraso ayer domingo el Partido Popular, es decir la sombra de Francisco Franco, cabalgando nuevamente como el Cid Campeador, los michoacanos se abandonaron a la suerte del PRI. En tanto a Gobernación llega Alejandro Poiré, quien no es Poirot y  México no es el Nilo.
Es el retorno a ese laberinto de la soledad, donde se refugia el desánimo mexicano. Al sujeto presente que no encuentra oportunidades de rehacerse, de reflexionar, de repensarse y rebelarse Se han roto los diques del tiempo y los espacios propios. La vida se ha convertido en una lanzadera que no cesa de moverse a ritmo frenético. Como pirinolas, los episodios diarios en la vida nacional, se convierten en ajustes en el horario vital, que se modifica al capricho de los negocios de Wall Street; en días feriados que no lo son;  en promociones comerciales para acostumbrar al consumidor nacional, a ser una bestia compulsiva devoradora de ofertas, de saldos, de promociones, de inventarios estancados en bodegas.
Recordemos ciertas categorías que utiliza Octavio Paz: la máscara, la fiesta, lo abierto y lo cerrado, más la pareja fundamental: soledad-comunión. “La fiesta es, en efecto, categoría esencial en el libro de Octavio, pues le permite entrar en un tema que le fascinó toda su vida, que es el tiempo mítico, no el tiempo del reloj, no el tiempo lineal, sino el tiempo detenido, el instante eterno. Y una de las instancias privilegiadas de ese tiempo detenido es el amor (de esto trataré de entender la Republica Amorosa de AMLOVE), tema privilegiado en la obra de nuestro autor”¹.
Las categorías mencionadas son herederas de una época Se trata de un estudio de caracteres y salta a la vista la habilidad del novelista en el trazo de estas conductas paradigmáticas. Estupendos retratos de personajes que él califica de elusivos, desconfiados, defensivamente corteses, inmensamente susceptibles, herméticos, recelosos, miedosos ante cualquier apertura: “Viejo o adolescente, criollo o mestizo, general, obrero o licenciado, el mexicano se me aparece como un ser que se encierra y se preserva: máscara el rostro y máscara la sonrisa…”²
Hay otra categoría que se contrapone a la de la máscara y que Paz utiliza para estas descripciones duras, descarnadas, del mexicano medio y es la de autenticidad. Para Octavio “autenticidad” es palabra clave, que él utiliza para ordenar y periodizar la historia de México. Según Octavio, por ejemplo, el porfirismo es inauténtico. La pareja es esa: autenticidad e inautenticidad. Si Octavio trazo un interesantísimo análisis del Liberalismo y de la Reforma en que reconoce que fundan el Estado moderno mexicano, también sostiene que no expresan los mitos, la comunión, el festín de la nación mexicana. El liberalismo sería una ideología que no representa la realidad social del país, es una ideología abstracta, no es auténtica. La Reforma y Juárez tendrá muchas virtudes, pero no la de la autenticidad y por eso fracasó, porque expresaba un universo de ideas profundamente separadas de la realidad mexicana: “La permanencia del programa liberal, con su división clásica de poderes –inexistentes en México, su federalismo teórico y su ceguera ante nuestra realidad, abrió nuevamente la puerta a la mentira y la inautenticidad. No es extraño, por lo tanto, que buena parte de nuestras ideas políticas sigan siendo palabras destinadas a ocultar y oprimir nuestro verdadero ser”²
¡Que falta haces Octavio el filosofo!, para explicar a la nación mexicana, avasallada por el retorno de lo mas inauténtico y opuesto al ser nacional. Le llaman Neoliberalismo y algunos de sus epítomes mas promovidos, solo algunos, son: las modificaciones al artículo 27 constitucional que permiten enajenar latifundios y tierras comunales, así como los cambios constitucionales (82 y 115 por decir solo unos) encaminados a organizar una democracia parlamentaria en detrimento de un sistema político propio. Son la imposición de horarios, al igual que los cambios en los periodos vacacionales –de invierno a verano- siempre para ajustar la vida nacional a los tiempos y ciclos comerciales-financieros norteamericanos. Es la firma de un acuerdo comercial desventajoso y desigual,  tan nocivo como la campaña inaugurada este pasado fin de semana para hacer que la gente consuma y no ahorre. Son las mescolanzas entre el derecho escrito y el oral, tanto como la apoteosis de la criminalística (tipo Criminal Minds o CSI) y las crecientes apologías a las fuerzas militares, las policías, marineros y fuerzas de represión en general, que este 20 de noviembre desfilaron en recuerdo de un aniversario mas de la Revolución Mexicana, en vez de las juventudes y los deportistas tradicionales.
Hay que recordar que para Octavio Paz, justamente es la Revolución Mexicana “el momento de la sinceridad histórica, sería el momento de la recuperación de este ser original que él intenta descubrir en El laberinto de la soledad”¹. Y dentro de la Revolución Mexicana será el zapatismo el que más se acerque a la autenticidad anhelada. “La Revolución restablece el tiempo original, la Revolución busca la fundación de un tiempo mítico anterior. ¿Cuál es ese tiempo mítico? Es la Edad de Oro, justamente. El zapatismo le sirve para ejemplificar la idea”¹
¹ 50 años: El laberinto de la soledad  Alejandro Rossi  ² El Laberinto de la Soledad  Octavio Paz













Thursday, November 17, 2011

EL LABERINTO DE LA SOLEDAD. LA REPÚBLICA AMOROSA DE AMLOVE

Hace poco más de un año, el 28 de julio, Andrés Manuel López Obrador, propuso en la plaza pública, la construcción de “…una República que bien vale la pena convocar nuevamente, basada en la fraternidad, en la democracia, la libertad y la igualdad. Una República Amorosa”¹. Así escribí al día siguiente, por lo cautivante del ideal y el sentido obligado e indispensable de su necesariedad, para existir: como nación como individuos, como raza, como México.
Encuentro puntos de coincidencia profundos en el planteamiento político de López Obrador y los ensayos filosóficos tempranos de Octavio Paz, en su etapa romántica. Es a mediados del siglo pasado que “Octavio entra en un periodo de gran creatividad, había, por así decirlo, encontrado su estilo y sus temas: la mezcla de poesía e historia, más crítica política. No es fácil entender la obra de Octavio Paz desde la perspectiva de una especialidad. Su trayectoria adquiere claridad bajo un perfil romántico: nuestra emancipación cultural. Sus tentativas prometeicas, como las de Alfonso Reyes y José Vasconcelos, más que una desmesura individual (abarcar muchas cosas que en otras partes son obra de especialistas), parecen cumplir una necesidad histórica, una urgencia nacional de la cual se sienten responsables: apoderarse de la cultura toda, traducirla, expropiarla, recrearla, modificarla, hacerla nuestra en forma viva; ser sujetos actuantes, no sólo contemplados, de la cultura universal”²
En la entrevista que la noche del 16 de noviembre pasado, concedió Andrés Manuel a TELEVISA, hay dos aspectos que quedan perfectamente marcados: por una parte, el estado de corrupción, degradación, desesperación en que se encuentra la nación mexicana; y por otra parte, la soberanía de la conducta ética individual y de la moral social, sobre el bienestar material.
Es recuperar el sentido de la política, como la acción más importante y superior de una sociedad. Es hacer política con base en el ejemplo, en el sentido de la felicidad y los valores en que se sustenta esta manera de ser. Valores absolutos, agregaría -primero y antes que otros- el de la justicia y la honradez, además de nobleza, valentía, libertad, liberalidad, equidad, generosidad, sinceridad, amistad y siempre en los justos medios. Porque solo en los Estados Políticos en donde se gobierna con base en principios nobles, buenos y justos, se puede esperar que la gente sea feliz. No sucede así ahora, que en México se ha llegado a existir basado en lo depravado, la mentira, corrupción, el chantaje, la perversión de todo, lo repulsivo. Se maniata y se somete regalando lentes y cubetas y becas y pavimentando calles –“haciendo caravanas con sombreros ajenos”-, fingiendo que es favorecer la promesa de seis mil obligaciones, creyendo que así son las cosas, y generando encono, discordia, maldad, vicio, intemperancia, vacilación, desánimo…
Es de esperarse que la propuesta de Andrés Manuel suscite, como todo lo que hace un hombre de Estado, pasiones contrarias. Creo que los mismos seguidores apasionados se confundirán, en un principio. Los detractores y enemigos mortales van a tratar de exhibirlo en la demencia mesiánica, en el galimatías teológico. Pero no es para preocuparse de más. Basta recordar que la Revolución más ejemplar de la historia del mundo occidental, que hizo a Francia, en 1789,  epicentro universal, fue con base en: Libertad-Igualdad-Fraternidad
No hay que olvidar tampoco que la noción de amor que padecemos los occidentales, los mexicanos alienados por el american wey of live –el que impone sus horarios y ahora pretende convertir este viernes a las familias mexicanas, en compradores bestiales compulsivos- Ese amor no es sino una forma de entender la amistad aristotélica. El amor pasión es el amor por placer. Pero la amistad abarca la utilidad y la virtud. Esa es la base de la convocatoria a constituir una Republica Amorosa. La de la amistad virtuosa.
Por eso es tan importante releer a Paz el Poeta, quien al momento de escribir El Laberinto de la Soledad, decía “Ya en esa época pensaba lo que pienso ahora: la historia es conocimiento que se sitúa entra la ciencia propiamente dicha y la poesía. El saber histórico no es cuantitativo ni el historiador puede descubrir leyes históricas. El historiador describe como el hombre de ciencia y tiene visiones como el poeta. Por eso Marx es un gran historiador (esa fue su verdadera vocación) También lo es Maquiavelo. La historia nos da comprensión del pasado y, a veces, del presente. Mas que un saber es una sabiduría”³
Para encontrar al fin, la salida del Laberinto de la Soledad que nos engendró en la raíz, hay que “partir de la reserva moral y cultural que existe en las familias y en las comunidades del México profundo, y apoyados en la inmensa bondad que hay en nuestro pueblo, debemos emprender la tarea de exaltar y promover valores en lo individual y lo colectivo. Es urgente revertir el desequilibrio que existe entre el individualismo dominante y los valores orientados a hacer el bien en pos de los demás”.
Y remató AMLOVE –ese 28 de julio de 2010-: “Hagamos saber a todos que sí se puede vivir con justicia, sin miedos ni temores, en una República nueva, libre, democrática, soberana, igualitaria y fraterna; una República amorosa ¡Viva la nueva República!”
¹Cartas Sureñas Pág. 154  ²Letras Libres Gabriel Zaid   ³El Laberinto de la Soledad Octavio Paz

Monday, November 14, 2011

DAÑOS COLATERALES

Drug war victim

La muerte del Secretario de Gobernación Blake, se inscribe en la guerra por el control del narcotráfico, como medio para conquistar y mantener el poder político en México. Nunca antes cobro mas certeza la máxima del barón Karl Von Clausewitz, de que “la guerra es la política por otros medios” y de que el uso ilimitado de la fuerza y reglamentada por la sangre, con el propósito de someter la voluntad del adversario, es el destino en que se ha embarcado a toda la nación mexicana, a partir de 1994 con la firma del TLC con EUA.
Es el poder económico el que asume o termina con los candidatos a gobernar. Es la preeminencia de los principios oligarcas que convierten a la ganancia monetaria, en la parte superior de un estado. Es el abandono de la constitución republicana y la transmutación en fantasías de la democracia, siempre manipuladas por la existencia de riquezas que compran votos, publicidad y armas de fuego. La caída del helicóptero Súper Puma “que estaba resguardado por el Estado Mayor Presidencial” –y allí Felipe Calderón da pistas- es el ultimo eslabón de una cadena que inicia con el asesinato del Cardenal Posadas en Guadalajara, se hace patente de corso el 23 de marzo en Lomas Taurinas, con el sacrificio de Luis Donaldo Colosio y remata las reglas del juego, del nuevo modo de pactar la cosa pública, con la ejecución a mansalva del Secretario General del PRI José Francisco Ruiz Massieu.
Con el cambio de gobierno, a las manos del PAN, han cambiado los métodos pero no la claridad meridiana de los objetivos y las advertencias. La muerte el 21 de septiembre de 2005 del Secretario de Gobernación, Ramón Martin Huerta inaugura las ejecuciones tecnológicas y demuestra los alcances del poder bélico de los enemigos, agazapados, invisibles. Junto con el mejor amigo de Vicente Fox, murió Tomas Valencia, comisionado de la PFP y los hechos derivados de las investigaciones han sido declarados bajo reserva por 12 años.
El gobierno ilegitimo de Calderón creyó que una batida en contra de los cabecillas visibles, del trafico de drogas era entonces indispensable para sobrevivir en el puesto que usurpa desde 2006. Las muertes de Juan Camilo Mouriño y ahora de Blake demuestran absolutamente lo contrario y abren un peligrosísimo expediente de lo que se puede prever y esperar para el porvenir cercano. Nuevamente, tras un breve interregno de Ramírez Acuña en la secretaria primogénita del sistema político mexicano, el ascenso del socio, confidente, intimo, compadre, Juan Camilo como Secretario de Gobernación, planteo una estrategia política entremezclada además con el destino de la producción y las reservas de petróleo y el resultado fue el aparatoso accidente, profundamente simbólico, por haber sucedido en el corazón de la capital de la republica, a unos metros de los Pinos, residencia del Presidente y casi encima de la estatua que conmemora y recuerda la Expropiación del Petróleo. Pero quizás lo más significativo, además de haber “bajado” a la conciencia y ánima calderoniana, fue que en el avión en que viajaba Juan Camilo, le acompañaba Santiago Vasconcelos, el personaje central en la tragedia guerromaniaca que ha invadido México. Santiago Vasconcelos había sido destituido del cargo de Comisionado en la lucha contra el narcotráfico y quizás el haya sido el objetivo real y Mouriño el tándem mediático.
Le llaman incesto político al estilo con que mantiene el poder Felipe Calderón y resulta tan preciso que la designación de Blake al frente de Gobernación, provino de una relación estrictamente de amistad, sin antecedentes, experiencia ni cualidades para ocupar tan importante cargo. “Nunca vocifero” dijo Felipe Calderón en el duelo desmedido con que se despidió a este gris funcionario. Nunca hablo, nunca participo, nunca supo nada o quiso saber, habría que agregar. Blake, quien reemplazo al abogado Gómez Mont, muere el viernes 11-11-11, dos días después que se anuncia la captura de Ovidio Limón, operador –dicen- muy importante del Chapo Guzmán.
Fallece el tercer secretario de Gobernación en la era de de las presidencias del PAN, caso nunca antes visto desde que Héctor Pérez Martínez muriera como Secretario de Gobernación de Miguel Alemán Valdez hace mas de 50 años. Muere además el tercer amigo personal del que ocupa la Presidencia de México, y para coronar las cadenas de desaciertos, las policías se lanzan sobre un tuitero. No entienden, no aprenden.
Crónica de una muerte anunciada, en viernes para disolver el impacto en la opinión pública, no así para aglutinar a la “casta” política que se ve retratada en el teatro de la guerra. Allí estuvieron, en el Campo Marte, otra vez. Homenaje de Estado, disparos de cañones, otra vez ¿Por qué? Tras la guardia de honor y el toque de queda que hicieran Calderón, el titular de las fuerzas armadas, los líderes de los poderes Judicial y Legislativo y el gobernador de Baja California. Allí estuvo casi todo el gabinete completo, salvo la canciller y casi todos los gobernadores del país, alcaldes, líderes de ambas cámaras, el titular de la Corte y los aspirantes a la Presidencia Marcelo Ebrard, Enrique Peña Nieto, Ernesto Cordero, Santiago Creel y Josefina Vázquez Mota, salvo por supuesto el único candidato real, Andrés Manuel López Obrador. No faltaron, por supuesto, los empresarios Emilio Azcárraga, Olegario Vázquez, Ernesto Rivera Aguilar (TELEVISA-Excélsior-Sol-IMAGEN). A Rubén Moreira y su hermano Humberto los separaron sin querer. El gobernador electo de Coahuila y el presidente del PRI, respectivamente, quedaron bastante distantes, aquél al lado del presidente del INEGI, Eduardo Sojo, y éste de Alejandro Poiré, director del Cisen…




Thursday, November 10, 2011

EL LABERINTO DE LA SOLEDAD (Primera parte)


La celebración del ritual anual del día de muertos, esta vez se ha empalmado, en todo México con el asombro, tristeza, el pánico que causa la muerte desatada, la parca cabalgando, hoz en mano, la calaca huesuda cegando vidas, al fin que “la vida no vale nada”, total que “si me han de matar mañana, que me maten de una vez”.
Tiempo de tormenta, de nubarrones en el firmamento que requiere, obliga, precisa la búsqueda de palabras. En la vorágine se entremezclan los crecientes asesinatos múltiples con el sacrificio de inocentes, menores, mujeres y ancianos. Orgia de sangre disfrazada por competencias deportivas, con discursos provocadores, mitómanos, con desinformación generalizada,  retórica hueca, cínica. Del torvo manejo financiero de las estados de la república, a la reforma política que no es. De las ambiciones monarcomanas en Coahuila y Michoacán, a la subasta publica de la conciencia nacional, compra de voluntades, acción de gobierno en obras (y “sobras”) que prostituyen a la población, apagan el animo ciudadano y lucran con la miseria, con la necesidad y pervierten la obligación natural del ejercicio de la política.
Explicar y entender la epidemia que azota a la nación mexicana, me ha devuelto a releer  el Laberinto de la Soledad, publicado hace más de 50 años por el poeta y premio Nobel Octavio Paz. Retrato brillante, análisis genial del carácter, modo de ser, costumbres, categorías, temas, claroscuros, colores, sonidos, desgracias y ocurrencias de México. Medio siglo ha transcurrido desde su primera publicación y el mexicano, lo mexicano, se encuentra todavía inmerso en su laberinto, solo, culposo, inerte, paralizado. En la dialéctica de la soledad, el mexicano no consigue descifrar los enigmas de la muerte y la vida, del origen y destino, del poder y el sometimiento, del amo y del esclavo. Inmerso en vacíos que no consiguen rellenarse, explicarse, persisten en el carácter nacional las categorías del chingón y el agachado, de la madre violada –somos hijos de la chingada-, de las mascaras y el  sincretismo, entre el ser y la nada. La celebración del día de muertos y la antinomia del día de todos los santos.
Ahora que se han acuñado onomatopeyas para describir a la juventud nacional, que ni estudia, ni trabaja, ni comprende, ni piensa, ni protesta, ni nada, resulta aleccionador recordar que la biografía del autor, se funda en los pasos de Irineo el abuelo, levantado en armas frente a la intervención francesa,  contra la reelección de Lerdo de Tejada, al lado de Porfirio Díaz, hasta llegar a fundar el influyente periódico La Patria. Y que Octavio el padre, abogado como el abuelo, debe abandonar La Patria, que ya sumaba 37 años de circulación, para sumarse a la causa de Emiliano Zapata. Tampoco hay que olvidar que tras el asesinato del caudillo del sur, Octavio el hijo salio junto con la madre y el abuelo hacia los EUA, a reunirse con su padre, desterrado tras la traición de Guajardo en Chinameca.
Y si la simiente paterna originaria, de donde se nutre el poeta es rica y ejemplar, no lo fueron menos los padres intelectuales de Octavio Paz, discípulo de Antonio Caso, Samuel Ramos, Julio Torri, Carlos Pellicer y José Gorostiza. En los cafés, sus maestros son Xavier Villaurrutia y Jorge Cuesta. Padres y maestros, son la ruta donde encontrar las respuestas a las ancestrales preguntas del Tiresias autóctono, del gesticulador que responda a los complejos del oráculo nacional.
Los padres y maestros del Nobel, son el punto de partida del ser poeta y revolucionario. Sus lecturas, amistades, discusiones, poemas y artículos tratan de reconciliar el ejemplo de sus maestros (rigor, excelencia, universalidad, de las generaciones del Ateneo y los Contemporáneos) con los sueños de sus amigos anarquistas y comunistas.
Hoy que no hay padres ni maestros en México –las excepciones confirman la regla- Hoy que todos los actos desde el poder, enfrentan y aniquilan la realeza de la paternidad y se erige, bien señala Gabriel Zaid* que “La palabra chingar, con todas estas múltiples significaciones, (que) define gran parte de nuestra vida y califica nuestras relaciones con el resto de nuestros amigos y compatriotas. Para el mexicano la vida es una posibilidad de chingar o de ser chingado (en la ley, los negocios, la fe). Es decir, de humillar, castigar y ofender. O a la inversa. Esta  concepción de la vida social como combate engendra fatalmente la división de la sociedad en fuertes y débiles. Los fuertes —los chingones sin escrúpulos, duros e inexorables— se rodean de fidelidades ardientes  e interesadas.
El servilismo ante los poderosos —especialmente entre la casta de los "políticos", (exactitud del retrato del PRI “renovado”)- es una de las deplorables consecuencias de esta situación. Otra, no menos degradante, es la adhesión a las personas y no a los principios. Con frecuencia (eso era en 1950, hoy es la certeza) nuestros políticos confunden los negocios públicos con los privados. No importa. Su riqueza o su influencia en la administración les permite sostener una mesnada que el pueblo llama, muy atinadamente, de "lambiscones" (de lamer)”
*Letras Libres No. 28 abril 2001

Thursday, November 03, 2011

JARABE TAPATIO

Ahora que concluyen los juego Panamericanos, me parece importante analizar lo que esta pasando en esa zona del país, en la Perla de Occidente, en Guadalajara, en el estado de Jalisco. Trataré de relacionar algunos de los resultados, de los que se puede sentir orgullosa y satisfecha esta entidad, con reflexiones y mis propias percepciones, que permitan comparar con el estado de México, que es el principio y objetivo de esta columna.
El punto de referencia inicial será el equipo de futbol de las Chivas de Guadalajara, aunque también son de interés sociológico, el Club Atlas y el de los tecos de la UAG: el Atlas por ser una autentica asociación, muy semejante a una cooperativa en el ámbito de la economía y en cambio, el segundo es el club de una institución propiedad de las fuerzas mas oscurantistas, fascistoides, violentas que existen en México.
El futbol tapatío reúne en estos tres equipos, el caso singular, del único club que solo juega con jugadores mexicanos de nacimiento; el de un equipo asociación, que  produce muy buenos jugadores y  mantiene una escuela y un estilo -les llaman los del Paradero-; y decía ya el equipo de lo mas reaccionario y repulsivo de México. Así es Jalisco, así es en particular, Guadalajara. Por principio, tratando de futbol, el estado de Jalisco tiene tres equipos en primera división, representativos de tres sectores muy diferenciados de la sociedad. En cambio la entidad mexiquense solo cuenta con el equipo Toluca, en la misma liga. Así es el estado de México y esa, es una diferencia política muy marcada
Conozco Guadalajara desde hace 50 años. Un tío abuelo se mudo a esa ciudad como agente de ventas y de inmediato lo visitamos. Familia acomodada la del tío Manuel, no dudo en llevarnos a conocer las joyas de la modernidad que ya entonces, presumía la capital tapatía: además del zoológico, la Plaza del Sol -que era la primera plaza de su tipo en todo el país- sus helados, el estadio de futbol (que desde 1960 veía los encuentros entre las Chivas, el Atlas, el Oro y el Nacional). Guadalajara se enorgullecía de sus joyas arquitectónicas: EL Teatro Degollado, la Catedral, el Mercado de San Juan y su bebida emblemática, sus recorridos, los paisajes agaveros, las antiguas Haciendas: el tequila.
Regrese varias veces a Guadalajara, pero recuerdo particularmente, cuando lo hice en calidad de titular de un sistema educativo para la educación (SNOE). Ahora era el presupuesto lo que me abría las puertas, eran los privilegios, era ser recibido por el Secretario de Educación, ser paseado por los atractivos para adultos que engalanaban la capital tapatía. Nunca olvidare el “Chivas today”, una autentica joya del culto a la carne, al sexo y al placer. Repleta de narcotraficantes que hacían entonces su “agosto”, Guadalajara era  Sodoma y Gomorra, auténticamente.
Eran los tiempos del PRI (de pillos como Flavio Romero de Velasco, Cosio Vidaurri), del mismísimo PRI que a partir de 1995 fue echado del gobierno estatal, y esa es otra enorme diferencia, con el estado de México que es el único, junto con Veracruz, donde no se ha dado ninguna alternancia de partido político en el poder. Inaugure la primera EXPORIENTA en el recién estrenado Centro de Convenciones, junto con el Gobernador Enrique Álvarez del Castillo, al que observaba a mi lado, como un autentico vejete decrépito. Sorpresas da la vida, se convertiría unos años después en Procurador General de la Nación, de la mano de Carlos Salinas de Gortari. (bien dicen que el Procurador es quien procura la imagen del rey). Salinas de Gortari dejaba muy claro que el narcotráfico tenia un representante suyo, justo detrás del rey-presidente.
Las ultimas veces que he visitado Jalisco, me he dedicado a conocer a una Guadalajara productiva, la de los panes que les llaman birotes, los quesos de rancho, en las tienditas de la esquina, de las artesanías en Tonala. Sus carnitas y sus mariscos, los charros negros (tequila con coca cola) y los dulces.
Hoy los Juegos Panamericanos muestran esa policromía: gimnastas, clavadistas, pero sobre todo futbolistas. El sistema, los principios que el club Guadalajara ha defendido y que de alguna manera el Atlas ha nutrido también, han dado lugar a que los mejores y prometedores jugadores de futbol sean originados en esa entidad. Como la Masia para el Barcelona, el Club de las “chivas” del Guadalajara es el que más y mejores jugadores produce, en todas las categorías y edades, entre los cuales destaca el “Chicharito” Hernández. Esto significa que actualmente, el futbolista mexicano de éxito, proviene de Guadalajara, a pesar del espíritu conservador de esa sociedad, o quizás por eso. ¿Por qué? No puedo en este momento concluir nada, pero si veo que Guadalajara se erige como una alternativa propia, nacional, muy mexicana.
Junto a la iniciativa de Jorge Vergara, quien es acusado de apropiarse indebidamente del equipo Guadalajara, pero cuyos métodos han dado grandes resultados, sin duda alguna, no hay que olvidar, que desde hace 25 años, Guadalajara es sede de la Feria del Libro más importante de México y del habla hispana. Feria que da espacios para una gran cantidad de empresas editoriales, pequeñas, regionales, nacionales, pero que imprimen de manera independiente, muchos títulos que las grandes cadenas editoriales –españolas-, no aceptarían hacer.
No esta de más recordar, que como todo, la pasión futbolera se mueve al vaivén de los cambios que experimenta la vida política nacional, y revivir entonces, que la única razón para que el denominado “Clásico de clásicos”, el juego entre América y Guadalajara, provoque tanta pasión extradeportiva, se explique por la naturaleza de los equipos en cuestión: América, equipo de millonarios, que no escatima dinero para comprar jugadores en el extranjero, contra el Guadalajara, el equipo que desde su origen y caso único que perdura hasta ahora, solo juega con jugadores mexicanos.


LibrArte y la Retórica

Para Platón, la Retórica era semejante a la Gastronomía y la Cosmética, vis a vis la Política, la Medicina y la Gimnasia. Él Filósof...