Monday, April 12, 2010

EL CASO PAULETTE

La muerte de una niña de cuatro años con severos retrasos mentales abre un abismo negro en donde se entremezclan intereses, corrupción, incapacidades, aspiraciones y poder. El caso Paulette, como se ha conocido este trágico acontecimiento, muestra en plenitud la dependencia, fragilidad y compromiso de un político como el Gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, frente un monopolio como TELEVISA.
Empecemos: Los padres de la infortunada niña fallecida son de origen sirio-libanes, que en Toluca –sede y universo de la clase que gobierna nuestro Estado- constituyen un poder político y económico enorme. Uno de los aspirantes a suceder a Peña Nieto, Ernesto Nemer es paisano de los Gebara y de los Farah, de los Libien, Millet, Chuayfet, Karam, del Secretario de Educación Curi Naime y muchos “arbanos” mas; Nemer es además esposo de Carolina Monroy Del Mazo, uno Secretario de Turismo y la otra Secretaria de Desarrollo Económico, un gobierno muy familiar. Pero además se sabe que Arlete Farah, hermana de la madre y tía de Paulette es novia de Alfredo del Mazo Maza, predecesor en Turismo de Nemer, hijo del ex gobernador Alfredo del Mazo González, nieto del ex gobernador Alfredo del Mazo Vélez. Además, los del Mazo son la dinastía, el clan que al interior del Estado, apadrina al Gobernador Peña Nieto, además de ser parientes en primer grado.
Más las relaciones, del padre de Paulette, el “cobarde” de Mauricio Gebara, cuentan con cartas más poderosas que los vínculos matrimoniales, los braguetazos interesados y los casamientos políticos. Mauricio Gebara es miembro de familias que han sido promotores y desarrolladores de complejos inmobiliarios en la zona de Huixquilucan.
Frontera con la delegación de Cuajimalpa, el municipio de Huixquilucan ha sido gobernada por David Korenfeld, actual Secretario de Agua y Obras Públicas en el gobierno de Peña Nieto y ahora por el Alcalde Alfredo del Mazo Maza, ex secretario de Turismo, cuñado de Lizet Farah, la madre de Paulette, en la zona de mayor plusvalía, de mas desarrollo inmobiliario, moderno y zona de vivienda de la poderosísima comunidad judía de México.
Precisamente David Korenfeld, ex condiscípulo de Peña Nieto en la carrera de derecho en la Universidad Panamericana, es un prominente miembro de dicha comunidad, así como el Procurador Bazbaz. Judíos los dos, ambos funcionarios del Gobierno del Estado, no solo representan los verdaderos intereses de Peña Nieto, por encima de las relaciones de amor y pasión choricero, y constituyen las puntas visibles, del enorme iceberg, del verdadero negocio en que se invierten y convierten, los miles y miles de millones de dólares que entran a la economía mexicana, producto del narcotráfico.
Son los auténticos y verdaderos zares de las fuentes que financian el narcotráfico en México. Allí la importancia de la muerte de Paulette para el monopolio televisivo y el uso que se puede dar para truncar o impulsar la candidatura de Peña Nieto. Se estima, dice en su columna de esta semana el también judío Jacobo Zabludovsky –por cierto, estimo y aprecio enormemente a la comunidad judía tanto como a la libanesa, de quienes, además de amistad y enseñanzas muchas, nunca han dejado de sorprenderme por la convicción de sus creencias, la profundidad de su inteligencia, la preocupación por saber, por competir y por ser cada día más y mejores, por ayudar y sobretodo ayudarse entre ellos mismos- pues el Jacobo escribe sobre los más de 80 mil millones de dólares que en Estados Unidos, reportan entran a México y se invierten, como ganancias liquidas netas, en complejos inmobiliarios, en desarrollo de vivienda y en infraestructura de lujo.
Gebara, Farah, Korenfield, Bazbaz, Nemer son representantes y exponentes de los verdaderos capos de la droga en México, los patrones de los “chapos”, de los “Z”, de los “mayos” y toda esa fauna que aterra, mata, trafica y vende la droga que transita por México en dirección al mercado más grande del mundo: Estados Unidos.
Y si no habría que releer las declaraciones del gran Joaquín Sabina, “el pirata cojo con pata de palo”. Sabina, quien invita a los mediocres, timoratos, burócratas, santurrones y persinados, que se tomen sus “pastillas para no soñar”, para que en “19 días y 500 noches” no olviden:
“Yo pienso que el presidente Calderón fue muy ingenuo, por decirlo de buena manera, cuando planteó esa batalla, parece mentira que no supiera que la policía estaba completamente infiltrada y también parece mentira que no supiera que esa guerra no la podía ganar él, ni la puede ganar nadie”

LOS LEGIONARIOS DE CRISTO II

La Coordinadora del PAN en la Cámara de Diputados, Josefina Vázquez Mota, quien además de ser la autora de “Dios mío, Hazme Viuda”, libro por cierto muy leído entre gente como ella –y que puede ser adquirido en la Librería La WeB o N@D@” de Tejupilco-, calificó el fin de semana a Marcial Maciel, fundador, símbolo y guía moral de los Legionarios de Cristo, como un “delincuente y en gran medida promotor de la muerte” y alerto que “toda un vida de corrupción fueron posibles por la complicidad de otros y porque el poder económico y político jugo a su favor”.
Vázquez Mota es egresada de la Ibero y cuenta con estudios empresariales curriculares, entre el que destaca el Diplomado que otorga el Instituto Panamericano de de Alta Dirección de Empresas, el IPADE, del Opus Dei, y su declaración abre un nuevo flanco en la guerra por el poder que desde hace años se viene desarrollando en México, al amparo de cofradías, de manera soterrada y descarnadamente entre los grupos religiosos más poderosos en términos económicos: el ultraconservador Opus Dei, originario de España y fundado por José María Escrivá, y los michoacanos Legionarios de Cristo, del pederasta Marcial Maciel.
Vázquez Mota agrega que la disculpa pública ofrecida por los herederos de Marcial Maciel, encumbrados durante el sexenio de Martha Sahagún, su principal promotora al interior del gobierno de Vicente Fox, es insuficiente si no se acompaña de justas indemnizaciones económicas, por parte de la Legión de Cristo.
La debacle en la que se precipita la corporación religiosa fundada por el sacerdote Marcial Maciel, aun no termina. Acaban de ser hecho públicos en el National Catohlic Reporter, los resultados encontrados por Jeson Berry, considerado el decano periodista en la investigación de esta agrupación, quien “califica el escándalo por el que traviesa los Legionarios de Cristo, como uno de los más complejos de la historia del catolicismo, pues Maciel llevaba una triple vida: pederasta que durante décadas abusó sexualmente de niños y jóvenes, padre de al menos tres hijos en dos relaciones diferentes y por supuesto, líder de una congregación que ha acumulado enorme poder e influencia en su corta vida, que inició en México en 1941 pero que hoy agrupa a 2.000 religiosos, diversos centros educativos (Instituto Cumbres, Universidad Anáhuac-UNID), y un patrimonio calculado en 25.000 millones de euros”
Al estilo de René Bejarano, el afamado “señor de las ligas”, Berry documenta la manera como Marcial Maciel distribuía enormes cantidades de dinero al interior del Vaticano, con el fin de ganar poder e influencia. Los nombres de quienes recibieron sobre repletos de dólares ocuparon cargos tan importantes como Ángelo Sodano quien fuera Secretario de Estado de la Santa Sede, Stanislaw Dziwisz, eterno secretario particular de Juan Pablo II y al Cardenal Martínez Somalo quien al convertirse en "la cabeza de la congregación que supervisaba a los religiosos", recibió hasta 50 mil dólares, a cambio de que una familia mexicana pudiera estar presente en una misa oficiada por el Papa.
Realmente no es nuevo saber de páginas obscuras de la Iglesia Católica. Su historia está llena de ellas y México es parte de las mismas. Fue la Iglesia Católica quien excomulgo a Miguel Hidalgo y Costilla, trajo un emperador extranjero en la persona del Archiduque Maximiliano de Habsburgo a gobernar nuestro país, echo a volar las campanas cuando asesinaron a Madero y dio la bienvenida a Victoriano Huerta. Los embates recientes, toda una provocación de la curia romana, tienen que ver con la elevación a los altares en calidad de santos mártires a Agustín Pro y a una treintena de los llamados Cristeros, todos ellos fanáticos involucrados por sus patrones y santones, en sublevaciones contra del Estado constituido al término de la Revolución Mexicana, que hace un siglo acabo con privilegios y prácticas contrarias a las mayorías que se levantaron en armas, en contra de los latifundios, tiendas de raya, miseria, explotación y hambre.

LibrArte y la Retórica

Para Platón, la Retórica era semejante a la Gastronomía y la Cosmética, vis a vis la Política, la Medicina y la Gimnasia. Él Filósof...