Saturday, January 16, 2010

MERCADOS DELICTIVOS

Transcendió un hecho singular, ocurrió hace poco tiempo, cuando le fue robado, pistola en mano, el auto a una mujer, quien solamente se limito a tratar de no recibir más daño, no poner en riesgo a su hijo que iba a bordo del vehículo y dejar a los delincuentes cometer su fechoría.
El suceso en si no llamaría a la atención, cuando son casos que ocurren más a menudo de lo que uno se puede imaginar, si no es porque la persona asaltada era ni más ni menos que la recién destituida Subprocuradora de Averiguaciones Previas del Distrito Federal.
Sin embargo, lo chusco o patético del caso, consistió en que el robo se dio en el momento en que dicha funcionaria compraba a un vendedor ambulante, unos discos compactos, por supuesto piratas, mientras esperaba a su esposo, Magistrado de la Suprema Corte de Justicia, que se daba vuelo escogiendo los títulos de moda, por un precio 10 veces menor a su precio de mercado.
Que un consumidor cualquiera adquiera este tipo de productos pirata, es comprensible dada la disparidad de precios con el producto original. Pero que estos conspicuos representantes de la ley y la justicia acudan a los mercados delictivos es verdaderamente ridículo.
Sin duda que la delincuencia organizada es un negocio, eso que ni qué, pero lo temible del caso es que constituye acaso uno de los síntomas más evidentes de la verdadera corrupción de la vida nacional.
Corrupción de usos y costumbres. Perversión de los modos de ser. Reflejo del verdadero cambio que si se dio de veras. La vinculación-dependencia con el imperio del norte; el tratado de libre comercio, impulsado y suscrito por Carlos Salinas de Gortari ha vuelto negociable todo lo habido y por haber. Subasta pública sin límites.
Es en estos momentos de transición política, en que se hunde un Estado, sin que se sepa a ciencia cierta lo que habrá de resultar, cuando la delincuencia organizada ocupa los espacios de poder para llevar a cabo negocios prohibidos; lo mismo son las drogas, que la venta de mercancía robada, el secuestro que la prostitución, el ambulantaje y los productos piratas.
Supuestamente la panacea que remedia este comercio ilegal es impulsar las llamadas soluciones de mercado. Eliminar todo tipo de prohibiciones para que el mercado delictivo deje de ser parte de la economía subterránea, que pague impuestos, abarate la mano de obra, fomente el consumo… bla, bla, bla.
Sin embargo habrá que repensar estas soluciones de mercado, ya que el crimen organizado tiene su origen mismo en el poder del Estado. ¿De dónde más? Hay contrabando porque la Secretaria de Hacienda la cobija; venta de mercancía robada ya que cuenta con protección policiaca, giros negros, debido a que les conviene a los inspectores, compraventa de productos pirata, robo de energía eléctrica… ¿Por qué?: por las mordidas, los cochupos, los entres, para cada representante del gobierno, para cada parte del Estado que acepta, protege, impulsa y tolera esta forma supuestamente de vida, de sobrevivencia, que tanto daña a la nación.

PEÑA NIETO EL HIJO PUTATIVO DEL PROFESOR HANK

La muerte de Carlos Hank González no puede dejar de ser tema obligado de reflexión del periodismo mexicano. Y es que este personaje de la política nacional se convirtió en un icono, un ejemplo, en un punto de referencia, un símbolo del político exitoso.
Comparado con las muertes de Don Jesús Reyes Heroles y la de Don Fernando Gutiérrez Barrios, cuyas ausencias significaron el ocaso de la tradición monárquica republican en nuestro país. La sabiduría y virtud del primero, junto con el valor, lealtad y gallardía de Don Fernando, el fallecimiento dl profesor Hank representa la partida de uno de los mejores exponentes de la oligarquía gobernante. Pero de un gobernante que se enriqueció en el camino, de suaves maneras con mucha mano izquierda, atento a las solicitudes de sus gobernados. Gran amigo, abundan los testimonios que hablan de su don de gente, su generosidad o simpatía.
Inscrito en el estilo de los ricos asentados sureños de los Estados Unidos de América la obra del profesor Hank González procuro por el bienestar de sus gobernados, pero sobre todo de sus amistades. Un Vito Corleone, la prensa norteamericana lo soñaba como el Padrino Mexicano.
Yo creo que hay que considerar al profesor Carlos Hank como un político de transición, entre el México revolucionario y el México globalizado, entre el Estado Nacional de esencia monárquica y forma republicana, tal y como lo pensaron los constituyentes de 1917 y el México de hoy, de esencia oligárquica y forma democrática, tal y como lo imponen los designios de las potencias imperiales.
Político que entendió y atendió a los tiempos por venir, que cuentan que dio solución primaria a los problemas pecuniarios que la actividad política exige. El poderoso caballeo es don dinero fue traducido al lenguaje coloquial nacional como un político pobre es un pobre político.
Infectado por la ambición y la acumulación de riquezas, Carlos Hank González no se contuvo para poner en marcha las sobras que destruyeron completamente la Ciudad de México como regente, su proyecto de gobierno atendiendo exclusivamente los intereses de la industria automotriz, obviamente trasnacional, de la cual ya formaba parte. El trazo de los ejes viales y su lucha despiadada en contra del denominado por él y sus corifeos pulpo camionero arruino el sistema de trasporte público, dejando un vacio en su lugar, convirtiendo al gremio de pequeños empresarios en burócratas, adscritos a esa moustrocidad llamada ruta 100 . Acabo con camellones y jardines, con glorietas y privadas, pero sobre todo impuso un proyecto para hacer del automóvil particular el medio de transporte prácticamente obligado, ante falta de un sistema de transporte masivo, organizado, publico, como existió antes de su llegada a la jefatura del D.F. Sin embargo, juzgar políticamente al Profesor Hank González, necesariamente lleva a considerar una pregunta de inicio: que es peor ¿la corrupción del hombre o la del poder? ¿Qué es más dañino para la vida de la sociedad, que uno o varios individuos medren con el poder para su propio beneficio, abusado de los intereses sociales, o que esos hombres corrompan principios, costumbres, tradiciones y prácticas sociales y políticas por las que, bien que mal, una sociedad sobrevive, degenerando sus intereses al ordenarlas a fines personalistas o de otras potencias?
¿Qué es más grave, el favorecer negocios particulares por decisiones administrativas al estilo Hank González o el servir nuestro petróleo en bandeja de plata al Tío Sam como lo hizo Jorge Díaz Serrano, o designar a un criminal buscando por la interpol, al frente de la policía del DF, o nombrar a una querida en la Secretaria de Turismo, o a un hijo en la Secretaria de Programación y Presupuesto, tal y como aconteció en la administración de José López Portillo? Y como juzgar los rescates bancarios y carreteros, y las modificaciones al 27 constitucional que convierten al ejido en un bien comercial y la misma reforma al artículo 82, que en su tiempo no se atrevió López Portillo ya que hubiera permitido competir por la presidencia al mismo Hank González y a Reyes Heroles, ambos hijos de extranjeros, pero que si se modifico por Salinas de Gortari, para beneplácito de Vicente Fox y desgracia de Méxio.

1995-2010 QUEBRANTOS ECONÓMICOS

A diferencia del inicio del gobierno del Dr. Zedillo, marcado por una catastrófica crisis económica, este año 2010, encuentra la economía mexicana, altísimamente vulnerable a la situación internacional, por el grado de dependencia del exterior, particularmente de la economía norteamericana, de la que se depende en casi 80%, en los principales rubros que inciden en la marcha domestica.
La diferencia fundamental entre 1995 y 2010, es que ese entonces los golpes sufridos por la economía nacional fueron perversamente calculados, clínicamente decididos; en cambio, la grave crisis que sufre actualmente la nación mexicana, se encuentra determinada completamente desde el exterior, y además por actos contingentes.
No cabe duda que para fines de 1994, Carlos Salinas de Gortari sabía los efectos que tendían en México los acuerdos comerciales con Canadá y Estados Unidos, así como las políticas y leyes aprobadas y puestas en acción. Ese era su proyecto, eso era política y economía moderna. Consciente de ello, para medrar en su exclusivo provecho, busco balancear el resultado, al designar como candidato a la presidencia al difunto Luis Donaldo Colosio. Por eso lo mataron. Víctima de sus excesos, Carlos Salinas no calculo los alcances de la tragedia que se sucedió frente a sus ojos. Como siempre, la realidad supero a la novela. Las tragedias de Sófocles, Eurípides y Shakespeare, Caín y Abel y todas las consejas del florentino Nicolás Maquiavelo se quedaron en el papel ante las pasiones desatadas, crímenes, ambiciones desmedidas.
Los denominados errores de diciembre de 1994 son el mejor ejemplo de lo que sucedió en México. A Ernesto Zedillo no le importo arruinar a la sociedad mexicana, con tal de volcar culpas sobre su antecesor, exhibirlo frente a todos; Carlos, recibió una sopa de su propio chocolate, amenazas, chantajes, calumnias, el hermano corrupto, y luego pactar su expulsión del territorio nacional; solo asi podría gobernar el Presidente y entregar el país al amo extranjero, a los intereses transnacionales, a las compañías gringas que el día de hoy, a Ernesto le dan empleo.
Cabria recordar, en ese aciago 1995, los intereses que usureramente cobraron los bancos, el estancamiento del crédito, la inflación desbocada, la carencia y desabasto, sobre todo la desconfianza, el pesar y la frustración de quienes se propusieron trabajar y arriesgar su patrimonio, en un natural deseo por vivir mejor.
Los resultados saltan a la vista: el sistema financiero en manos extranjeras, dependencia alimenticia, sobre todo en granos, semillas y carne: millones de compatriotas empleados irregularmente en los servicios domésticos; el campo arruinado, sin sistema ferroviario, líneas aéreas al borde de la ruina. Hay que agregar que 89% del comercio se realiza con los Estados Unidos, 801% del turismo proviene de allá mismo. Con 40 mil maquiladoras eslabonadas con la economía del norte. Y el 79% de la inversión extranjera directa made in USA.
En otros tiempos, con otras ideas sobre el desarrollo económico, con otro concepto sobre la soberanía y la independencia y la libertad, el Estado mexicano fue el componente principal de la demanda agregada. Otros tiempos: primero gasto, es decir compro e invierto, genero riqueza, reparto y luego pago. Así todavía la hacemos muchos. Frente al hoy de me ajusto, me limito, me espero, luego quiebro. Luego entonces mando a mis hijos y a mi familia al otro lado. Qué valor tiene estudiar, que caso trabajar, emprender, si no vamos a tener resultados. Medido todo con la vara del dinero, venga entonces la admiración por los sirvientes que regresan con un radio, un auto, un par de lentes. Por quienes se arriesgan con las drogas, el bajo mundo, el daño y la muerte. O con quienes en el robo, el fraude, el cohecho y el delito, encuentran la medida de su tamaño, el alcance de sus deseos y el destino para lo que nacieron.

EL MODELO PANISTA O DE LAS OLIGARQUÌAS ALDEANAS

Un proverbio antiguo dice que recordar suele ser tanto o más difícil que aprender por primera vez. Ese parece ser el síntoma que campea diariamente el discurso político nacional. De los tiempos del verbo solo interesa uno, el futuro, pues el presente es el hoy, y el pasado no existe si no como un recuerdo.
A diez años del el triunfo de Vicente Fox, cabria recordar mas que sus excesos y disparates, la vulgaridad de su pensamiento y su palabra, mas que la conquista del poder político, por un hombre, amparado por una pretendida pluralidad con sobrados tintes de caudillismo populista; que nuevamente se pretende integrar gobernar con principios neoliberales, una nación fundada sobre la base de una constitución democrática de profundas raíces sociales.
La revolución mexicana significo el triunfo de un movimiento popular en contra de un gobierno eminentemente liberal. ¿acaso el porfiriato no cristalizo el máximo anhelo de todo liberalismo, hacer de la vida publica un negocio, a pesar de que para ello se requiriese subastar a México y sus riquezas sociales y naturas, a la concurrencia de oligarquías extranjeras, inclusive si para ello era preciso discriminar a los ricos mexicanos?
El acta fundacional de nuestra nación: la Carta Magna de 1917 sentó las bases para el surgimiento y desarrollo de un México independiente. La originalidad de la acta política, acorde con la realidad nacional, permitió el surgimiento de dos proyectos políticos: el primero de ellos se conoce comúnmente con el nombre de el ultimo presidente que privilegio la vertiente nacional popular, su principio democrático; se trata del modelo cardenista. El segundo de ellos se conoce por el nombre de otro presidente pero no de quien lo consuma, como fue el caso de Cárdenas, si no de quien lo inicia: Miguel Alemán y es conocido como modelo alemanista.

Sunday, January 10, 2010

ESTEBAN ARCE

¿Qué sentido tiene ofrecer casos de conducta homosexual en animales si el tema es la homosexualidad humana? Tiene al menos dos sentidos: uno, que refuta el viejo prejuicio de que se trata de prácticas contranatura, ajenas a la naturaleza, si bien es curioso que, en cuanto se argumenta presentando casos de homosexualidad animal, la réplica gira en sentido contrario: ya no somos animales. Y dos, que desde 1859 nos sabemos parte de un largo proceso evolutivo. Nos separan apenas unos siete millones de años de nuestro abuelo común con los chimpancés. Así que la conducta animal, sobre todo la de éstos que comparten con nosotros más del 98 por ciento de los genes, algo nos dice de nuestra conducta.

NORMAL-ANORMAL. No definir un término es perder tiempo en discusiones donde cada persona lo usa como se le da su real gana. Normal, estrictamente, significa “dentro de la norma”, y la norma es la mayoría estadística. No es normal ser mexicano en Finlandia, es anormal; no es normal ser católico en Londres, sino anglicano; es anormal ser heterosexual en un bar gay; es anormal encontrar comentaristas inteligentes en TV, lo normal es que sean burros, ignorantes y prepotentes. Es anormal ser un Einstein o retrasado. Tampoco está en la norma ser homosexual ni ser obispo. Pero el término ha adquirido carga negativa, peyorativa. ¿Anormal significa fuera de la norma común? Entonces el homosexual lo es. ¿Anormal lo usas como sinónimo de enfermo? Entonces te equivocas.

Librería Librarte "Programa de Fomento a la Lectura y la Escritura en el Sur del estado de México"

Libr Arte La Librería de Tejupilco PRESENTA ¡Salir Afuera! Programa de Fomento a la Lectura y la Escritura en el Sur del estado...