Tuesday, December 15, 2009

MÉXICO ENFERMO

Miren a ésta.
La consideran hermosísima.
Para nosotros es horrible.
Sus piernas no se curvan ni erizan de vello.
Su vientre no es inmenso ni esta abombado
.
JOSÉ EMILIO PACHECO

Recientemente publicó el diario “El Universal” un artículo que trata del cuadro agudo de desánimo que priva en la sociedad mexicana. Los mexicanos están tristes. No creen en la política ni en los políticos y mucho menos en el modelo económico. La desesperanza se escucha en el transporte público, en las pláticas de café y puede leerse en los chats; especialistas consultados, aseguran que nuestro país agoniza y que sus ciudadanos padecen un cuadro agudo de desencanto, de enojo, de apatía, de desconfianza y de desesperanza.
Las consecuencias sociales de esos errores políticos son visibles en las estadísticas. La tasa de suicidios aumenta gradualmente desde 1990. En ese año, la tasa de personas que se quitaron la vida fue de 1.6 por cada cien mil individuos. En 2006, último año con el que se cuenta registro, la tasa fue de 3.2. Según el Instituto Mexicano de la Juventud y el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, hace 30 años, quienes más se suicidaban eran adultos mayores, ahora la situación se revirtió. El 28.6% de los intentos se concentra en la población de entre 15 y 19 años y 16.6% de los suicidios consumados son de jóvenes de entre 20 y 24 años.

El consumo de drogas también aumentó. La Secretaría de Salud reporta que en los últimos nueve años la drogadicción aumentó 50%. En 2002 había 158 mil personas adictas en el país y ahora son 307 mil. No se menciona el número de alcohólicos y sus efectos sociales, pero evidentemente es otro gravísimo problema nacional.

Otro dato que habla de la violencia detonada por el incipiente nivel de vida, entre otros factores, es la delincuencia, la cual, año tras año, según la Secretaría de Seguridad Pública federal, se incrementa involucra a cada vez más jóvenes y mujeres. No se incluye en este dato el aumento de la violencia brutal y desmedida provocada por la guerra contra el narcotráfico, sin duda la noticia diaria más espeluznante y deprimente.
¿Por qué hemos llegado y qué ocasionó esta situación? ¿Qué hacer para cambiar? No hay respuestas fáciles. Particularmente al observar el desvarío que prevalece en todos los ámbitos a donde uno voltea. Ambiciones desatadas, vicios privados que ahora son públicos y ni sonrojan ni avergüenzan. Virtudes públicas tergiversadas, a fe mentida.
La cultura y el deporte, la ciencia y la paciencia, la sabiduría y la experiencia, el respeto y el agradecimiento pueden ser las vías para salir del profundo abismo en que se encuentra México, mas no basta. Existe toda una estrategia política para impedir salir adelante a nuestro país, que se sustenta en dos columnas:
1. La mentira y todo lo que de ella deriva: manipulación, engaño, simulación, chantaje, calumnia. Particularmente el miedo, la esencia de la dependencia y principio de la esclavitud, no necesariamente corporal.
2. La imposición de un retroceso en todos los ordenes nacionales. Como si el reloj de la historia pudiera volver a principios del siglo XX, cuando Porfirio Diaz cristalizo el máximo anhelo de todo liberalismo: hacer de la vida pública un negocio, a pesar de que para ello se requiriese subastar a México y sus riquezas sociales y naturales a la concurrencia de oligarquías extranjeras.

Monday, December 07, 2009

ES UNA NIÑA

Llegue hace 20 años a vivir a esta región de mi país, huyendo de una ciudad capital literalmente destrozada. Las secuelas del terremoto de 1985 habían acabado con la infraestructura, los malos gobiernos arrasaron con personalidad, identidad, paciencia, gusto y el placer de vivir en la otrora Ciudad de los Palacios. Se avecinaban tiempos peores, los que ahora se padecen en todo el país. El gobierno federal estaba ya infestado de retrogradas que en vez de títulos nobiliarios, mostraban diplomas de universidades extranjeras. A zancadas se modificaba el compromiso y la responsabilidad social del Estado Mexicano, por el pragmatismo y la entrega de recursos e instituciones públicas. México dejaba de ser una República Federal, justa y fuerte para transitar a una Democracia frágil y débil. Un vuelco total en la escala de valores y metas.
En mi nueva vecindad, encontré formas de ver la vida radicalmente diferente a las que aprendí desde mi niñez, quizás, una de las experiencias que mas me sorprendió fue el día que me avisaron que una empleada que laboraba en mi negocio de ese entonces, iba a ser “robada”. No pude contener la risa al saberlo. Resultaba inverosímil la historia, porque en el seno en que fui educado nunca vi pasar algo similar.
El enamoramiento era cuestión de grados, encuentros, formas y pasos medidos. Del encantamiento inicial, se pasaba al lance aventurado, la confesión de los amores, pero era costumbre recalar en la presentación familiar. El amor era entonces aprobado por la familia tradicional y de allí, pues podría venir la formalización, el matrimonio y los hijos. Así se fundaban las familias de bien.
Sin embargo al día siguiente la empleada no apareció. Fuera de mí, me apersone en el domicilio del amante bandido y la escena no la he podido olvidar: una matrona mal encarada, obesa y alta casi me saca a empellones, por intervenir en algo que no me incumbía. La chica –que era depositada para su empleo y crianza conmigo- apenas y levantaba la cabeza. El padre del bandido de amores, razono conmigo de la siguiente manera: “mire, en realidad no ha pasado nada malo, pero tratamos de convencerla toda la noche –a la muchacha- hasta que ella cayo en cuenta que nadie iba a creer que tras pasar tanto tiempo en casa de su enamorado, continuaría siendo señorita y pues mejor acepto quedarse”. Por supuesto que no daré los nombres, ya es cosa del pasado, pero aquella empleada activa y risueña de 16 o 17 años, hoy es una mujer amargada, avejentada y frustrada.
Pero este anécdota que forma parte de mi Confieso que he Vivido, como titula Pablo Neruda una de sus obras inolvidables, hoy se vuelve una realidad que lacera, indigna y estruja. Me acabo de enterar que la hija de un buen amigo que endulza todas las tardes Tejupilco y Temascaltepec, de tan solo 14 años ha sido “robada” por un cobarde que le dobla la edad. Una niña que conocí desde muy chiquita, cuando acompañaba a su Abuela a mi tienda se encuentra hasta el momento desaparecida: rapto, secuestro, corrupción de menores, violación y estupro son los cargos que enfrenta quien perpetró semejante ruindad.
Y aunque existen actas y notificaciones y toda esa tramitología viciosa, nadie hace nada, porque la sociedad se encargará de justificar semejante acto, porque las familias defenderán al truhán y porque las autoridades no contemplan la aplicación inmediata de la justicia en contra de mujeres victimas del carácter machista, misógino y vergonzoso del México conservador e hipócrita. Precisamente, en los días que se recuerda este mal fario en contra de las mujeres mexicanas.

Tuesday, December 01, 2009

JOSÉ EMILIO PACHECO

En el descarte de temas por analizar y comentar, no pude hacer a un lado, el origen, la naturaleza y el efecto que ha causado a México la costumbre del TELETON: punta del iceberg de la manipulación, engaño y robo consentido a la población. También escribí una nota –que pueden consultar en mi página www.temascaltepec.blogspot.com sobre lo que llamaría close encounters of the third kind, como la celebré película de extraterrestres, aunque en este caso se trate de la tristísima revelación de la prepotencia, ostentación, atropello e impunidad como se mueve Arturo Montiel y su familia, en la capital del Estado de México, Toluca “La Bella”; incluso explore la conveniencia de hablar sobre la carrera de Cuauhtémoc Blanco, este gran futbolista, su decisión de jugar en el Veracruz, el deporte en México y la muerte del Toño de Nigris, exiliado del país por el poder de los propietarios de equipos de futbol, que son los mismos que engordan, embriagan, ilusionan y enajenan el alma y cuerpo de todos los mexicanos.
Sin embargo todo queda por detrás, de la alegría que debe causar a México, a su historia, lengua, cultura y arte, los premios Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y Premio Cervantes, que es el más importante galardón que se otorga a un exponente de la lengua española, que en esta semana ha recibido el gran escritor y poeta José Emilio Pacheco.
De su rica obra me he permitido escoger tres poemas, no sin recordar que es en la poesía donde se revela el verdadero y único lenguaje del inconsciente; y por consecuencia, los significados y evocaciones de estas palabras, varían y difieren de acuerdo a la historia personal de cada quien, a los deseos de cada cual y a la naturaleza de hombres y mujeres individuales.
ALTA TRAICIÓN me hizo pensar en mi país, en mi origen y mi circunstancia. INDESEABLE trajo a mi mente el fracaso de nuestra nación y lo roto que se encuentra el ser mexicano; y con MEMORIA soñé que todo puede ser verdad o mentira, pero nada es realidad.

ALTA TRAICIÓN
No amo mi patria.
Su fulgor abstracto
es inasible.
Pero (aunque suene mal)
daría la vida
por diez lugares suyos,
cierta gente,
puertos, bosques de pinos,
fortalezas,
una ciudad deshecha,
gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
montañas
y tres o cuatro ríos.

INDESEABLE
No me deja pasar el guardia.
He traspasado el límite de edad.
Provengo de un país que ya no existe.
Mis papeles no están en orden.
Me falta un sello.
Necesito otra firma.
No hablo el idioma.
No tengo cuenta en el banco.
Reprobé el examen de admisión.
Cancelaron mi puesto en la gran fábrica.
Me desemplearon hoy y para siempre.
Carezco por completo de influencias.
Llevo aquí en este mundo largo tiempo.
Y nuestros amos dicen que ya es hora
de callarme y hundirme en la basura.

MEMORIA
No tomes muy en serio
lo que te dice la memoria.

A lo mejor no hubo esa tarde.
Quizá todo fue autoengaño.
La gran pasión
sólo existió en tu deseo.

Quién te dice que no te está contando ficciones
para alargar la prórroga del fin
y sugerir que todo esto
tuvo al menos algún sentido.

LibrArte y la Retórica

Para Platón, la Retórica era semejante a la Gastronomía y la Cosmética, vis a vis la Política, la Medicina y la Gimnasia. Él Filósof...