Friday, January 26, 2007

LA GRAN COMILONA. EL MERCADO DE GARIBALDI O LAS COMIDAS NATURISTAS

Aquí –le dice con orgullo-
Todo se hace al momento

La práctica del deporte en México, es una de las grandes tareas ausentes en la vida nacional y siempre pendiente. No existe ni estructura ni educación deportiva. El ejercicio de alguna disciplina, se reduce al fin de semana y se vuelve pretexto para reunirse entre amigos. Y además es una costumbre reservada mayoritariamente para el sexo masculino.
Y esta realidad es una desgracia, porque el deporte es salud. Porque la mente es y se sana, en un cuerpo sano; porque el deporte fomenta valores personales importantes y desarrolla tanto la competencia como el espíritu netamente deportivo, aquel que repite la máxima de que lo importante no es ganar sino competir.
Actualmente la práctica de esta noble e indispensable necesidad, el ejercitarse, se divide en dos grandes bloques: la que se desarrolla en centros y clubes deportivos carísimos; y la pantomima que de vez en vez se recuerda en las escuelas públicas, con tal de cumplir con los ordenamientos burocráticos. Los atletas y deportistas que corren o se entrenan para el fútbol y el box son muy pocos.
Que diferencia con el país que nos toco vivir, a muchos que solo lo podemos explicar en la memoria. El México Olímpico de 68 y las grandes obras e instalaciones para realizar las competencias. El Velódromo, El Palacio de los Deportes, La Sala de Armas, La Alberca Olímpica y el Gimnasio a un costado sobre la Diagonal de División del Norte. El Canal de Cuemanco para los atletas del remo, canoa y kayak. Del México de entonces se origina el pago de la Tenencia Automovilística, para reunir los recursos que necesitaba un país donde todos éramos felices.
Años más tarde, en 1975 recuerdo que en plena erupción ciudadana, poco después del Campeonato Mundial de fútbol de 1970, inicio la construcción de una obra monumental. El Gimnasio Guelatao. Enorme centro deportivo de 7 niveles de altura, enclavado en el popular Barrio de la Lagunilla. Este deportivo del que aún conservo la credencial 15 de las 3000 originales, tenía en sus dos primeros niveles una alberca semiolímpica y fosa de clavados; en sus niveles intermedios uno podía entrenar básquet y voleibol en cancha de duela brillante, con tablero electrónico, gimnasio de pesas y baños de vapor. Y en los dos últimos niveles se hallaba el gimnasio para las disciplinas propias de la lucha, la gimnasia olímpica y toda clase de aparatos para la excelencia deportiva. Y ser socio, casi no costaba nada.
Recuerdo que al salir nos dirigíamos diariamente a la plaza de Garibaldi donde siempre tomábamos unas aguas preparadas con esencias y aguas carbonatadas. De sabores de la grosella, naranja, limón, cerveza de raíz, anís. Y cuando obteníamos algún triunfo no faltaba la visita al mercado de comida, de una de las plazas más conocidas por sus Mariachis.
La oferta gastronómica era muy parecida entre los locatarios, pero siempre deliciosa. Las biririas y pozoles, únicos. Las costillas con tortillas hechas a mano. El fabuloso tepache, como solo se prueba en Garibaldi y, para mi recuerdo particular, el arroz con leche, el mejor que he probado en toda mi vida, además de jericallas y frutas almibaradas y flanes.
Este arroz, que ha mucha gente no acaba de gustarle, es parecido al engrudo, contiene pasas, lo servían en unas cajitas selladas con parafina y de colores opacos pero memorables, con tonos verde limón y rojos. Lo mantenían en cazuelas y duraba días, siempre a la vista. Una delicatessen.
El último club Deportivo al que pertenecí antes de abandonar el DF, fue el Sport City. La modernidad total, la tecnología, instructores, servicios y precios. Algo así como 100 mil pesos por año. Aburrido, frió, impactante. Antes fui socio del Cantil, y de la UNAM y su alberca de agua fría, donde se desarrollaron las competencias de natación en los Panamericanos de 1956.
Para los socios del Sport City, que abrió sus puertas en 1996 en la Plaza Eureka, por los rumbos de Mixcoac, el servicio de alimentos es un escaparate de lo naive, lo snob y lo accesorio. Un restaurante donde consumir una carta muy larga de jugos y ensaladas. Un menú variado, siempre al pendiente de la calidad de los ingredientes y por supuesto señaladas muy visiblemente las calorías, fibra, y demás componentes de cada platillo.
El jocoque, yogurt, carnes magras, alimentos integrales, verduras son la base. Las bebidas isotónicas son junto con algunas ligth y otras sin alcohol la dieta de los deportistas ricos, que en el deporte solo buscan la posición y el oropel.
Por suerte aquí en Tejupilco hay un buen gimnasio, el de Mario, hay otro en proyecto permanente y un buen Restaurante en donde pueden encontrar todos los jugos naturales apropiados para recuperarse del esfuerzo. Los desayunos, comidas y cenas, sanas y recomendables para el atleta y un magnífico ambiente, buena música, videos e Internet inalámbrico, para vivir como tiene que ser. Restaurante La Misión.

Tuesday, January 16, 2007

GRUPO VIDA Y LIBERTAD. RESÚMEN

enero 2007
Hacer un resumen de una vida, la propia, es fatigoso, desconcertante y maniata. Es menester un método, estilo y las limitaciones que dan la vanidad y el pudor. Nada me parece más complicado que hablar en primera persona, de mi mismo, y dejarlo por escrito. Constancia entonces de que mi dicho no queda a resguardo de los vientos, que las palabras se llevan al abrirse paso.
Mas aún cuando mi yo, trata la relación con las personas a quienes me unen todo lo que digo ser yo. Trato de expresar lo harto difícil de separar, a mi de yo. Mancuerna indisoluble que en la vida diaria vive soldada la una con la otra y que no son ni la una ni las dos, ni la otra.
Exactitudes vagas e inequívocas, la pretensión infantil de las seguridades amarradas, el anatema “mi mama me mima”, cosa juzgada y creída sin chistar. La vida es otra, muy diferente. Siglos del ser humano resulta que no sirven para nada, si descubres que los dichos del sentido común se vuelven del sin sentido o al menos del sentido menos común.
Juegos de palabras que se vuelven abalorios de la personalidad. Frases que ciegan la mirada, como el resplandor del sol, como arena en los ojos. Basta un instante, es ciencia comprobada, para que frente a frente, transiten tanto y tanto sin que la vista, al parpadear alcance a notar.
Menos si la idea de lo exterior se radicaliza contra lo dispuesto. Si el acto del pensamiento sella todo aquello que no esta registrado en las pequeñeces del alma humana, reducida a dos docenas de frases y enunciados.
Sin duda que ante la muerte, un hálito de vida es bienvenido y todo cambia, de nuevo calienta el sol. Pero “una golondrina no hace verano” y el paso después, es trabajo de cada quien. Y unos si y otros no y los demás quien sabe. Pero hacerse panegirista de ráfagas de vientos, de chiflidos en el llano de la desesperanza, ¡hombre!, si se trata de volver a ser y no de permanecer y acaso apenas.
En un año he visto mermar el número de cartujos, en medio de doctrinas que por supuesto que tienen origen y destino. Y se mal interpreta, peor, se da mal uso a los efectos balsámicos de la salvedad ocurrida.
El Grupo Vida y Libertad es una asociación de inspiración estoica, aquella cuyos antecesores el cínico Crates y el discípulo Cleanes murieron por ayunos voluntarios, en tanto su fundador, Zenón de Citio se murió solito, se mato a si mismo, se suicidó.
Y su exponente más brillante, Séneca de Roma fue ni más ni menos que el padre intelectual de Nerón y Calígula, dos de los nombres más comunes para nuestros perros, a los que no queremos.
Organización determinista, se vuelve una y otra vez a la máxima que acepta su destino como única forma de pensamiento posible. AA es estoicismo puro, “No sirve lo que sabes” “deja los chalecos y los títulos y los…”: entiende, no pienses, no digas, no mires, no nombres, “sucede lo que debe suceder”, “Todo es racional y justo”, “Supera la intranquilidad de las pasiones” “Las pasiones se dominan con la apatía” “Dominar las pasiones da tranquilidad de ánimo” y por último “Superar las pasiones y aceptar el destino es entrar en el mundo de la virtud”. Cada uno es parte de Dios y esto lo hace miembro de una familia universal.
Pero los estoicos, reacción a la inmortal superioridad de Alejandro el Mango, el discípulo de Aristóteles, quien reclama el abandono de la adoración de los dioses y estos si de adeveras. Zeus el más grande de todos, Atenea y todas las sabidurías, Artemisa la hija cazadora, Afrodita y el amor, Apolo, Ares, Poseidón, Dionisio y los placeres de la cornucopia y no solamente de los licores fermentados. Y Rea la madre y Cronos el tiempo, y Hermes y Hefesto y Hades. Un panteón divino tan cerca de lo humano, que el umbral entre uno y otro se sabía siempre presente.
Que lejos de los lloriqueantes cristos y marías suplicantes. Estoicismo puro. Pero Alejandro murió temprano y su llamado a ignorar a los dioses públicos provocó reacciones encontradas. Demóstenes entonces al frente de la Academia afirmó que “así sea, si eso le place”. Un hombre sabio.
Porque también hubo la reacción contraria y Epicuro creyó encontrar el vellocino de oro al revesando las cosas, revolviendo fines con medios. Si en las éticas del Liceo, placer y dolor se entendían como fines en todo acto moral, los epicureistas resolvieron hallar la formula entre bien y mal en los medios, en función del acto. Solo se vive conforme al placer y rehuye siempre del dolor. Desplaza a la razón y montate en las pasiones, como jueces de tu diario vivir.
Pero entrambos chorizos con miles de años de existencia en la historia de los hombres –y no se si de las mujeres también- encabrita el desparpajo con que una terapia yanqui de la praxis profiláctica pretenda, ensoberbecidamente, hacer todo de lado. Por apatía, mediocridad.
Porque es siempre más tentador perderse en la pasión que perder la pasión, pero eso dicho en los espíritus románticos que ven la vida como una lanzada.
Porque en las “pastillas para no soñar” de Joaquín Sabina se construye el himno a la desgracia, hay quien dice “que pendejos”, de la renunciación a los fundamentos de la humanidad, esa si toda. El deseo como motor de la existencia, a pesar y las consecuencias de ignorar la causa de mis quereres.
Hace menos años, pero también ya de tiempo, se sabe que el mundo es una suerte de deseos deseados y la catilinaria hegeliana, paso al principio del fin de todo acto novedoso del pensamiento humano. Kant rubrica en su antecesor el término de la filosofía, lo demás son refritos.
Y el colmo es que nos tengamos que “chutar” perlas del pensamiento yanqui más reaccionarios y se venere. Dejarse en manos de mercaderes de las desgracias personales, con vistas a las alturas de una hegemonía de la más funesta de las organizaciones sociales de la historia, los Estados Unidos.
Luego entonces entender que las parrafadas de Cuauhtemoc Sánchez y un tal Cornejo, que OG Mandino y el brasilero Coelho y tanto charlatán de la modernidad, entre cuyas letras de orégano habrá que incluir a Yordi Rosado y los trajes oxidados. Puros placebos inútiles, sebos para atarantados. Los miles de títulos vendidos de estos nuevos oráculos del siglo XXI, no hacen sino demostrar la gravedad de las enfermedades, que azotan a la sociedad en que desafortunadamente nos ha tocado vivir.
Así entiendo que la intolerancia, desdén, moralina, rechazo, insidia, envidia y tantas otras bajezas del alma humana sigan coexistiendo bajo el tamiz de la ayuda y servicio, indispensable, paso obligado para no caer. ¿Dónde? Mas debajo de donde estas.
Y la disyuntiva es o te tachas y eres o no te entiendo. Como en el video musical de Robbie Williams, y que solo despojado de todo, hasta de sus carnes, eres bienvenido. Lo demás no entra en el mundo de los padrinos y el miedo y la desunida unidad.
Porque la realidad es la nimiedad de los concurrentes, el oportunismo de los plenipotenciarios, la desesperación de los necesitados, la soledad de las vacantes. Basta solo uno, se dice y siempre existe una puerta para explicar tantas preguntas que no se expresan: por lealtad, nobleza, pero también miedo, amenaza, chantaje. ¿O que acaso no se halla cada miembro sujeto a la proximidad de la revelación íntima y no a la graceja de se te vuelven siete veces…?
Porque se mira en cada uno de los afiliados un hartazgo que se cura con el dicho mismo. Y se olvida que lo que en verdad sirve, se halla en otra parte. Que la terapia que alivia los males del corazón de cada quien, van en el acto mismo del pensamiento que se expresa en palabras, letra por letra. No hay que buscarle en otra dimensión, sino en la propiamente humana, la más de todas: la palabra
Y entonces construir una estructura diferente que fomente el interés y reúna a los que en verdad se quieren… trabajar, ayudar, salvar. Porque tantos llamados y solo quienes acuden son, somos, los que así lo queremos, en razón de la misma humanidad misma que nos caracteriza. Pero por favor, sin mamadas ni sentimentalismos. Si en el año hubo la suerte de aprender, pues a hacer y a ser y no caer en la sacralidad de los íconos de la tortura y de la ignominia. ¡Caray! Acaso no hay un mínimo de inteligencia entre quienes seguimos en la cuenta de la terapia analítica de a gratis y con público.
Y profundizar en el trabajo necesario, sin eufemismos ni reproches. Llamarle al pan, pan y al vino, vino. Por mi parte pinto una raya bien marcada contra las acechanzas de santerías, prodigios, hechizos, exorcismos, ouijas, volados, tarot, visiones, apariciones, supercherías y semejanzas. Puro miedo e ignorancia, estados catatónicos, sublimaciones inconscientes.
Dar pábulo si a la fortaleza del trabajo de los hombres y mujeres decididas a ser humanos en toda la palabra. A la fuerza de la fe, la concentración, energías ocultas y desatadas, visibles e invisibles. A los rostros de la generosidad, espontaneidad, libertad, sorpresa, alegría, sinceridad.
Convido a desterrar las trampas de la fe ingenua, de los “clientes” que mes a mes caminan en pasarela, encuerados. A la amenaza velada, al fanatismo y la necedad e intolerancia. Erradicar los tormentos, revisar cuantas cancioncitas, plegarias, sonsonetes y ritos del Tedeum son indispensables. Comenzar por plantarse ante la disyuntiva inaugural del que y porque.
La llamada Literatura, como si la suprema creación humana se redujera a estos panfletos, solo sirven como sedante. No curan. Las reuniones son un medio, no un fin. No curan
Preguntas profundas, reflexiones responsables. Hay que trabajar, investigar, hacer interesante para el alma humana la pertenencia a una asociación que trabaja, en principio, generosamente por restablecer personas
Dejar de lado las citas bíblicas como punto sin retorno, los salmos y cantaletas cursis. Variar en forma y fondo la esencia misma de la unión, donde los valores estén en otro lado y no en lo que las tradiciones imponen: un año de oreja, lavar baños…
Reconocer en la grandeza de alma a los mejores y no en la asiduidad o en la plena credulidad. Cansa y aburre.
El mundo esta lleno de problemas y es la naturaleza filantrópica de la asociación de AA, en su variante de 4° y 5° pasos lo que abre puertas que no pueden seguir como antesala de la soledad o la humillación.
Revivir en la belleza, en las auténticas virtudes del espíritu y en la consecuencia de ser mejor. Desterrar los santos remedios que se proponen la sanación del paciente ligado a la fealdad, senilidad, tartufismo y misantropía.

Pero ese es otro grupo y no al que pertenezco en partes.

Sunday, January 07, 2007

REDIVIVO

Amigo Patricio
De aquel a quien conociste, hace 20 o más años, bueno, hay muchos cambios. Esa persona, yo, en realidad, no sabía hacer nada útil en la realidad. Hoy al cabo de este tiempo lo mismo sé manejar diestramente una pala que labrar la tierra. En los últimos 15 años he sido patrón de decenas de jóvenes a los que he empleado, alimentado, educado. He diseñado y construido un buen par de casas y muchas otras pequeñas construcciones. Vivo en medio de la naturaleza y he aprendido a sobrevivir y a superar los contratiempos y vicisitudes del clima.
Una de mis aficiones preferidas es el cultivo de árboles frutales. La poda, abono, y tareas requeridas para obtener los frutos consume mi atención. Uno de mis orgullos, haber sembrado más de 6000 árboles forestales en mi monte. Diariamente como huevo de rancho, frutos recién cortados, ahorro buena parte de la canasta semanal de hortalizas y legumbres que siempre hay sembradas. Nada se compara con un plato aderezado con cilantro fresco y perfumado recién cortado. Rábanos, flor de calabaza, quelites; trucha y conejo al momento. Este año he sembrado más de 200 plantas de chile manzano y unas cincuenta de chile de árbol y habanero y de estos últimos ya coseché.
Mis jardines son pequeños campos de golf y te confieso que el diseño en que me inspiré para diseñar yo mi casa fué ese sótano de tu Bosques de Tetlameya, donde la oportunidad de vivir más de tres años fue una experiencia valiosa, agradable y buena.
Más hablemos de estructura. Si, seguro, es más quizás te imaginaste de más en el correo anterior a este, pero tu respuesta desató mi habitual dubitación y cansado de borrar y escribir, mejor le dejé. Ahora va directo como sale lo que ya pensé. Esa estructura neurótica se me desató y parte de los hechos van de la mano de la decisión -iluminación- de dejar este negocio en Temascaltepec, del cual vivo, pero que se ha venido abajo. Digamos que siempre he considerado la posibilidad de que regresar a México iría de la mano de recuperar amistades que nunca se han ido. Lo que pasa es que me precipité y yo hubiera preferido establecer contacto con todos ya sin las ataduras de esta tienda.
Tienda que se volvió estandarte del pueblo, primer y único lugar donde se pudieron adquirir todas las publicaciones que semanalmente se venden en todos lados, menos aquí. Delicatessen donde lo mismo encontrar aceite de oliva que vinos franceses que productos para panificación, semillas etc. El asunto es que montado en la estructura neuras, me he bronqueado con medio pueblo.
Acabo de releer el Rojo y Negro y entiendo lo del igualito, excepto que mis "actings" los práctico de las 6 a las 8:30 con la jardinería, como le llamo a las labores del rancho y 15 minutos dando vueltas en la pequeña alberca de 15 metros, donde brota el agua, templada por las mañanas frías. Escribo en un par de periodiquitos locales, comento noticias en un pequeño canal regional de TV por cable.
Hace seis o siete años construí la entrada del rancho, cuyas dimensiones son de más de 12 metros de altura por 15 o más de ancho. Ese era el tamaño de mi vanidad. Hoy me siento mucho más humilde, en ese sentido de cercanía con la tierra.

Saturday, January 06, 2007

POR LOS CAMINOS DEL SUR: AÑO NUEVO 2008

Al comenzar un nuevo año se repiten los mismos esquemas de siempre. Se consultan los horóscopos, se formulan promesas, se regresa a los gimnasios. La gente vuelve rutinas conocidas y por ello poco atractivas, los mismos ciclos festivos de todos los años.
Por eso se vuelven inolvidables aquellos momentos en que las celebraciones son diferentes. Si además del abrazo y las uvas, el baile y las risas, los buenos deseos y los brindis, hay pasajes inesperados, experiencias jamás vividas, cosas para recordar, por su belleza, por su nobleza, por su calidad, todo cambia. Es el estilo, es la clase social que arraiga en estas latitudes sureñas y que día a día forma un carácter diferente, sin excesos, mejor para vivir.
Por cierto el Sur del Estado de México esta formado por los municipios que colindan con los estados de Guerrero y Michoacán. Son Tejupilco, Amatepec, Tlatlaya y Luvianos los que comparten la geografía física y la historia, pero también Tixcatitlan, Sultepec y Zacualpan son frontera con las entidades vecinas al sur, con otro clima y otras raíces.
Ahora en Tejupilco, felizmente el año nuevo ha traído el inicio de la remodelación de la calle principal, obra suspendida desde principios del año que acaba de terminar y que además de afear la población, provocó conflictos de toda especie en el vecindario. Más los trabajos de la maquinaría junto con la vendimia ambulante por Navidad y Santos Reyes han convertido la vialidad diaria en un verdadero problema. Prácticamente se encuentra cerrado el centro de la población al paso de automóviles y camiones y los comercios y negocios establecidos sufren por este motivo, que esperemos pronto termine.
Pero en términos generales el Sur mostró una muy buena organización en la seguridad y vigilancia por parte de las autoridades municipales, del estado y la Policía Federal Preventiva. Se aplicaron diversos dispositivos de control y ayuda a los viajantes y al turismo que visitó estos lugares. Los nombres de los operativos especializados son muchos y complicados, como de película. El más conocido es el que da la bienvenida y despide a los paisanos que año con año van y vienen de visita.
Las carreteras, muy transitadas, ahora miran en dirección al norte. Largas filas de vehículos cargados de maletas, de parientes y paisanos enfilan de regreso al trabajo. Según la CONAPO, se estima que el flujo de migrantes del Estado de México en este año se incrementara en 40%, prácticamente no hay familia sureña, de todos los estratos de la sociedad, que no cuente con un pariente “en el otro lado”
Por eso es muy importante seguir de cerca el trabajo diario de las instituciones educativas en la región. A los esfuerzos que tradicionalmente ha realizado la Normal de Maestros de Tejupilco, ahora se suman las carreras de Administración y Psicología que imparte la UAEM bajo la dirección de Daniel Cardozo, de las que acaban de egresar las primeras generaciones de licenciados. También existen las opciones educativas, de naturaleza técnica, ofrecidas por la UTSEM del Maestro Rogelio Kuri. La UPN, cuyas instalaciones aún se encuentran sin ser terminadas. Y un esfuerzo relativamente nuevo en la región es el de la UNID, institución privada que forma parte del proyecto educativo que lleva como ancla y base la Universidad Anahuac y como espíritu y esencia la Misión de los Legionarios de Cristo y cuyo plantel en Tejupilco esta a cargo de Jorge Daniel Arce.
Inversiones educativas a largo plazo, de índole estructural, que preparan y califican a la población en áreas y conocimientos modernos, acordes a las tendencias y tecnologías del presente y próximo futuro, en una sociedad en donde se trabaja por ser mejor. Ciao.

Librería Librarte "Programa de Fomento a la Lectura y la Escritura en el Sur del estado de México"

Libr Arte La Librería de Tejupilco PRESENTA ¡Salir Afuera! Programa de Fomento a la Lectura y la Escritura en el Sur del estado...